Halloween party ideas 2015



Género:
 
 Avant Garde Death Metal 
Origen: Perú
Fecha de Lanzamiento: 
 01 de Noviembre del 2023
 Discográfica: 
Xaria Music


Dentro de las
bandas peruanas que están dando pasos agigantados en el circuito metalero local, tenemos en primer lugar a Tenebria, y no lo digo solo por su reciente videoclip ‘Elohim’ que evoca la visualidad de los últimos movimientos de vanguardia en el metal extremo; hay más detrás de sus imágenes, de las artes escénicas que se hacen participativas junto a sonoridades que tienden a los contrastes dinámicos, al espeluznante conjunto de efectos de terror que nos invaden con su pulso rítmico tremendamente discontinuo. Más bien me quiero referir al todo, a la carnecita que para mí representa Baal Ner tamid’, la última encarnación de este grupo peruano que encuentra inspiración en el desgobierno de un orden divino que pueda evitar que nos matemos los unos a los otros.


Como mutante aficionado a este tipo de propuestas, debo decir que me he sentido totalmente atraído por la temática; en un principio, uno no termina de caer en cuenta del estilo que define su música, y si lo comparamos con su predecesor, podemos encontrar marcadas diferencias. Pero primero mencionemos las características recurrentes: 
El death metal ha quedado impregnado como una mancha negra que envilece el alma, las voces guturales gesticulan delirios anti cósmicos en nuestro idioma que nos involucran en entramados casi ritualistas, por momentos me he sentido como víctima y por otras como verdugo; sin embargo, la vanguardia está por encima de todo. Surgida desde los enclaves de una materia caótica en constante deformación, la cual tergiversa las voces para que se escuchen como voces del más allá, para forzar a los sintetizadores a reproducir sonidos provenientes de otros planos de la existencia, y que el esquema orquestal sea justamente eso, un conglomerado  de estridencia que se cuele por tus oídos, ojos, poros o hasta por donde no te da el sol si es necesario, porque nada evitará que esto suceda.



Comenzaremos a reseñar el disco con ‘Pagapu Raymi’ y su iniciático pago a la tierra en el que la violencia es otro significante dentro de la orgía ritual que exaspera a las deidades ancestrales dentro de este trabajo. Martin Jiménez presume lo fácil que le resulta sintonizar con la cosmovisión andina a través de abrasivas secciones de zampoña y charango que se entrelazan en una estructura multiforme como en 'Lo Innombrable', un tema lleno  de ejecuciones  de odio atávico casi vivencial; por su parte Hieretica Tenebrarum’ refuerza lo dicho aumentando los decibeles del bajo sin dejar de dar cabida a los demás instrumentos, esto también es perceptible en 'Fuego negro', donde estos músicos se convierten en artesanos del dolor para infligirnos los infinitos suplicios a los que está expuesta nuestra carne cuando es azotada por el death metal más devastador, del mismo modo transcurre Ux –Utul’, salvo que aquí los coros sopranos simulan ser fruto de la dualidad descarnada de ‘toro’, quien tensa nuestros nervios con la deformidad de su voz y con un telón de fondo que roza con lo cinematográfico, de hecho me recuerda mucho a Jerry Goldsmith en ‘The Omen’ pero en una versión extremadamente brutal; no obstante, debo de admitir que las secciones grandilocuentes son excesivamente ostentosas cuando son acompañadas por otras más sencillas, que se hacen demasiado mínimas a mi gusto, creo que si se logra encontrar el punto de convergencia entre ambas partes estaríamos hablando ya de un trabajo que bordearía la genialidad, motivos no le faltan, si te mantienes atento a ‘Martir Infame’ te darás cuenta que no es un simple ataque al Cristo, su elocuencia encierra toda una maqueta de sonidos superpuestos que se desarrollan por trechos progresivos en los que azarosos riffs ceden  lugar a las potestades de la escala arábica, ¿nada mal no?, en ‘EL Dolor de La Noche’ se hace un homenaje al poeta Jose María Eguren con una interpretación nébula de sus versos. Nuevamente la melodía agoniza torturada sobre la piedra del sacrificio, y cada línea recitada por ‘Toro’ es una daga que se hunde milímetro a milímetro en el pensamiento de este poeta.



Atención que llegado a este punto se ingresa a un intervalo que divide el álbum en dos. Hasta aquí se asienta la idea del desorden cósmico que extiende sus sórdidos tentáculos en Primigenia, una especie de Big Bang que materializa la imperfección del mundo en fenómenos que desafían las reglas técnicas del metal extremo. Su vorágine nos azota por dentro moviendo todo sentido de uniformidad. En tanto que ‘Cosmogonia’ sirve como un preámbulo para ‘Elohim’, primer single promocional en el que somos testigos de la emancipación de una sinfonía transfigurada por el aquelarre de cuerdas. Esto mismo se vuelve como una marcha fúnebre, que entre bombos y trompetas, confiere autoridad al Señor de Los Condenados’, quien pone en ruta hacia el averno a todos esos santos decapitados por la superchería de sus dogmatismos. Para cerrar esta obra tenemos a ‘Baal Ner Tamid’, dónde las piezas orquestales arman un andamiaje sólido, y a su vez, suficientemente telúrico para darle la orientación metalera que necesita, todo ello enriquecido con reminiscencias del avant garde que destaca por la originalidad de los ritmos y timbres, las aportaciones de voces femeninas es otro adicional que cabe mencionar, mientras que en el tema lírico, la raigambre teofóbica se enfrenta a la abstracción pura descabezando a raimundo y todo mundo con planteamientos entroncados en el sufrimiento humano, la materia viviente y el cosmos.


Tenebria en estos más de 50 minutos de ‘Baal Ner tamid’, ha captado toda una identidad que los describe como precursores de un estilo de música muy difícil de lograr, dada la laboriosidad para crear todo un concepto que mueva los ejes de sus aspiraciones artísticas. Después de varios años debo decir que estamos pasando por un momento de bonanza en nuestra escena, con discos de calidad y sellos que se comprometen a darlo todo por brindar un resultado óptimo con producciones que fácilmente pueden ser catalogadas como de ‘primer nivel’ en otros países de la región, solo que la falta de respaldo hace que estas joyas se invisibilicen injustamente. No esperemos que pasen 30 años para recién valorar discos que representan un antes y un después en nuestra historia, yo como ferviente difusor del ‘movimiento etnometalerista peruano’ te invito a escuchar esta obra que, en mi opinión, marca nuevos desafíos en lo que respecta a hacer metal en el Perú. 



Lista de Canciones:

                 
01.  I. Pagapu Raymi
02. II .Lo Inombrable 
03.  III. Fuego Negro 
            04. IV. Ux-Urul, El No Nacido                
05. V. Mártir Infame 
06. VI. El Dolor de la Noche 

COSGOMONÍA HERÉTICA

07. VII. Primigenia
08. VIII. Cosmogonía
09. IX. Elohim
10. X. Señor de los Condenados
11. XI. Baal Ner Tamid

Páginas oficiales:

https://www.instagram.com/tenebria_band/

[review] [content title="Resumen" label="Puntuación"]No esperemos que pasen 30 años para recién valorar discos que representan un antes y un después en nuestra historia, Tenebria en estos más de 50 minutos de ‘Baal Ner tamid’, marca nuevos desafíos en lo que respecta a hacer metal en el Perú. 
[/content] [item value="9"]Arte de Portada[/item] [item value="9"]Sonido[/item] [item value="10"]Líricas [/item] [item value="9"]Innovación[/item] [item value="10"]Producción[/item] [/review]

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.