Género: melodic death metal
Origen: Suecia
Fecha de Lanzamiento: 
26 de Noviembre del 2021
Discográfica: Nuclear Blast







Hypocrisy es una de esas bandas que en mis reseñas nunca tiene menos de 10...si ya sé, dirán que es porque soy fan de la banda y demás... pero la verdad es que en cada una de ellas argumenté bien la calificación. En este disco haré lo mismo.

Hypocrisy son: Peter Tagtgren en guitarra, voz, teclado y producción, Mikael Hedlund en el bajo y Horgh en batería. Cabe mencionar a su largo tiempo guitarrista de directos Tomas Elofsson. El arte del disco estuvo a cargo de Blake Armstrong (In Flames, Kataklysm, Carnifex, etc.)


La banda no tiene punto bajo, ni el cierto cambio de producción de sonido que intentaron hacer en "Catch 22". Toda su discografia solo es de puntos altos. Y de cierto modo cada disco es único en sí...y siguen sonando a Hypocrisy, no conozco banda que suene a "Penetralia" o "Abducted" o a "Virus"...ahora tampoco es una banda masiva, tiene una base sólida de fans pero no son In Flames... lo más seguro es que muchos dirán que desde "A Taste Of Extreme Divinity" la banda se ha estancado, y que "más de lo mismo", pero pregunto, ¿Es malo hacerlo?, Solo las grandes bandas pueden hacerlo, sacar buenas canciones en su fórmula...y mientras el álbum sea bueno, el resto de la "evolución" me besa las bolas.

"Ay otra vez los aliens", si y eso qué, la banda lo hizo cuando no era un tema tan en boga (1996) como es ahora, con la desclasificación y aceptación de ese fenómeno como real, ¿Porqué no seguir hablando del tema, por el que en un momento fueron pioneros?. El disco gira una vez más en torno a ese tema, y desde la primera canción "Worship" se siente la atmósfera a eso, con la introducción de guitarras acústicas para luego explotar con un ataque de velocidad ya un clásico en ellos. De inmediato viene una de las canciones melódicas y densas del disco "Chemical Whore", canción que tiene el esquema que se ha convertido en una de las fórmulas de la banda desde hace mucho tiempo. 


Este disco tiene en cierto modo el orden de canciones que tenía su disco conceptual "The Final Chapter", es decir, intercalar melódicas y densas con más rápidas o menos melódicas, así tenemos canciones más agresivas como "Greedy Bastards" y la mucho más moderna y potente "Dead World", en la que Peter comparte crédito con su hijo Sebastien, y que tiene ese groove de las pistas de "Catch 22". La fórmula de intercalar canciones variadas se da una vez más con las melódicas y atmosféricas "We're the Walking Dead", "Children Of The Gray" y "Bug in The Next", que hacen contraste con la veloz "Another Day", una canción a medio tiempo llamada "Brotherhood Of The Serpent", o la marcial "They Will Arrive".

Un álbum sin puntos bajos, todo aquí fácilmente puede entrar en su setlist de gira, pero la única cuestión que me hago desde los álbumes post "Virus" es: ¿sienten la diferencia entre Lars Szoke y Horgh?, si este disco lo hubiera grabado Lars, nadie se hubiera dado cuenta...en fin. Una vez más se ganan la famosa frase metalera "Hypocrisy nunca falla". Totalmente cierto.

Calificación: 10/10

Lista de Canciones:

01. Worship
02. Chemical Whore
03. Greedy Bastards
04. Dead World
05. We're the Walking Dead
06. Brotherhood of the Serpent
07. Children of the Gray
08. Another Day
09. They Will Arrive
10. Bug in the Net
11. Gods of the Underground

Páginas Oficiales:



Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.