Fecha de Lanzamiento: 14 de Agosto del 2020
País de la Banda: Inglaterra
Sello: Unique Leader Records
Estilo Musical: Slam Death Metal / Deathcore






Es increíble que hayan pasado más de diez años desde el primer álbum de los ingleses de IngestedSurpassing the Boundaries of Human Suffering” (2009), siendo una de las primeras bandas que mezclaba ese ambiente Deathcore, con el Slam y le añadía su toque de brutalidad por momentos. Lo cual resultaba novedoso aquellos años, porque no había escuchado muchas bandas de este estilo, ya que en las redes sociales estaban ellos y Impending Doom, mezclando y brutalizando este estilo al máximo, pero con ese detalle medio groove y core que lo hacía más accesible a las personas que estaban acostumbradas a escuchar bandas como Deeds Of Flesh, Brodequien, Disgorge, Devourment, etc. Porque la música ya no era cochina y sucia, sino tenía bastante edición en estudio y solo quería sonar brutal en el sonido. Entonces, luego de cinco discos en estudio y dos EPs, Ingested, llega a ser una banda que cada vez que quiere lanzar una producción, el mundo Deathcore y Death Metal le toma atención; debido a que marco un antes y después en este tipo de mezclas con su primer álbum, el cual quizá no se bien visto por los más apegados a lo clásico de lo brutal, pero eso es lo de menos, porque es un disco que puso su granito de arena para que este mundo extremo tenga un poco más para poder expandirse en años venideros y este nuevo álbum “Where Only Gods May Tread”, es todo lo que esperas de ellos. 


A medida que te adentras en la música de Ingested álbum tras álbum, encontrarás muchas cosas que se repiten en lo que alguna vez ellos innovaron, algunas veces en mayor grado y otras veces completamente distinto de lo que se escuchó en el 2009. Pero eso no impidió a la banda que seguiría en su camino natural en sus ritmos, porque al tener unas tres vertientes extremas como el Slam, Core y su lado Groove, es que la banda tiene un abanico de influencias capaces de aperturas nuevas cosas y no solo encontrar el mismo camino en todas las canciones. Entonces, desde que todo empieza con “Follow the Deceiver”, lo tendrás claro y hacía donde va la música de la banda, aprovechando al máximo los detalles core y Slam que le dan ese toque disfrutable y a medida que pasas por el resto de canciones como “No Half Measures”, “Impending Dominace”, “The List”, “The Burden of Our Failures”, “Dead Seraphic Forms” y terminas en “Leap of the Faithless”. Se tiene un álbum parejo y que no quiere salir de lo que conoce la banda; quizá por ahí encuentres detalles djent en la cadencia de las notas, luego algunos armónicos en la rítmica general que siempre tuvo la banda, dándole al final de toda una mixtura interesante de muchas cosas. Pero al mismo tiempo los encierra en lo que ya se conoce de Ingested, siendo por ese sentido que no se puede hablar de la banda o del disco, debido a que, a través de los casi cincuenta minutos que tiene este “Where Only Gods May Tread”, el detalle de hacer predecible en todo su conglomerado de notas, es que hace un poco aburrido de escuchar la música. 

Al tratar de hacer la reseña de este “Where Only Gods May Tread”, algunas cosas pueden salir a flote a medida que esperes algo, pero luego de eso y si ya conoces muy bien este sonido, esta mezcla y especialmente a la banda. Es que terminar un poco saturado de lo conocido, aun así, lo parlantes estén reventando, porque se llega a sentir ese comentario que algunas veces se escucha en los fanáticos del Death Metal en general. Que el Deathcore tiene una idea plástica de ritmos y esquemas, que, al finalizar todo un disco, no termina impactando como un buen disco de Archspire, Devourment, etc. Y ese quizá sea la falla de la banda después de más de 10 años de actividad, porque desde aquel primer álbum las cosas con Ingested se mantienen iguales, pero no a nivel de nuevos ritmos o niveles de innovación, sino queriendo tener el mismo resultado saturante y machacante que tienen muchas bandas Deathcore en estudio. Ojo, este tema no tiene nada que ver con la idea de ejecución musical, porque estos músicos ingleses siempre han demostrado pulcridad en su ejecución y siempre han demostrado tener las cosas exactas, como si de una maquina se tratase. Siendo quizá la otra razón del porque esta banda no termina de enganchar en sus álbumes. 



Ingested es un nombre de respeto en la escena Deathcore mundial, pero ello no quita que se estén haciendo viejos para repetir la misma idea una y otra vez, primero con aceleraciones, momentos slammers, de ahí groove, riffs pegados a los deathers y en medio una gran conjunción de voces guturales y algunos ritmos técnicos y djent. Por lo cual, si nos enfocamos a esa idea, veremos que son muchas cosas para un álbum y se puede tener algo maravilloso, pero en el caso de este “Where Only Gods May Tread”, las cosas ya son las usuales en la banda y se sabe para donde va el disco desde las dos primeras canciones. Pero si te gusta revivir viejas cosas con una etiqueta 2020, pues este será tu disco. 


Calificación: 5 / 10


Lista de Canciones:


1. Follow the Deceiver
2. No Half Measures
3. Impending Dominace
4. The List
5. The Burden of Our Failures
6. Dead Seraphic Forms
7. Another Breath
8. Black Pill
9. Forsaken in Desolation
10. Leap of the Faithless

Enlaces:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.