Género: black metal
Origen: Finlandia
Fecha de Lanzamiento: 17 de Abril del 2020
Discográfica: 
Nuclear Blast 








Cada vez que se habla de Black Metal en el mundo, los focos de sonido propio se encuentran en Noruega, Suecia, Grecia y Finlandia. Quienes supieron distinguirse por sus propias características y hacer de este sonido, algo más personal y con detalles que solo vas a encontrar en esos países. Entonces, hablar de Finlandia es tener como referencia máxima el “Drawning Down the Room” (1993), disco que separó en todo sentido a esta escena de los otros países, colocándole dosis más rústicas y psicodélicas que hoy en día es todo el sonido de un país. Haciendo que lo crudo, rústico, espacial, horrorifico y de mucha psicosis en su música, sea el sonido de un país, donde algunas bandas comenzaron a llevarlo al lado más satanico en sus letras y pregonar en su mayoría todo ese tipo de cliché que se hizo parte de Finlandia. Siendo así que llegamos a los mencionados en esta reseña, Oranssi Pazuzu, banda que con cinco álbumes (incluyendo este nuevo) demuestran nuevamente que tienen algo original entre manos y que solo les interesa seguir haciendo música sin límites, pero que siempre están plagados de dosis black metal en todas sus canciones y con esa matriz psicodélica, paranoica o de roces ansiosos antes de un asesinato; sin olvidar que también muchas de sus canciones pueden servir para películas de Stanley Kubrick. Además que los músicos de esta banda, también participaron en uno de los mejores álbumes de Black Metal del año pasado con Waste of Space Orchestra y su primer álbum “Syntheosis”.

Oranssi Pazuzu es de las poquísimas bandas dentro de Black Metal que desde el primer disco ofrecieron algo original entre manos, aunque se pueda escuchar muchos pasajes de Beherit, pero saben dosificar su esencia, llegando a mejorar álbum tras álbum y encontrar a una banda que no sigue a nadie. Ya que desde aquel “Muukalainen Puhuu” (2009), el mundo oscuro en Finlandia cambio completamente y presentó, quizá, a la mejor banda del estilo hasta el día de hoy que sigue un proceso increíble de mejoramiento en sus álbumes. Creciendo cada vez más con cada uno de ellos y demostrando ser una banda inagotable de ideas y fusiones que siguen presentando música de avanzada con este nuevo “Mestarin Kynsi”. Sin perder la dirección, la banda decide introducirte en su mundo psicótico desde el inicio y esta vez la carátula hecha por Tekla Vály cambia la perspectiva de la banda en todo sentido, ayudado de muchos sonidos de sintetizadores y un sinfín de medio musicales, que aunque muchos podrían decir que se alejan del Black Metal, pues tendrían que comenzar a adentrarse más y sentir las frigidas notas de este estilo que se divergen en psicodelia absoluta que solo evoca miedo, ansiedad, horror en cada nota y que no necesita hablar de algo demoníaco para que te tiemblen los huesos y la piel se te ponga como de gallina con cada canción. Sin olvidar los respaldos progresivos dentro de su música que ayudan a vislumbrar ese sonido crudo y rústico que es parte de esta escena finesa. 



Una de las cosas más llamativas de Oranssi Pazuzu es la inmensa creatividad que tienen para que cada canción suene distinta dentro de un mismo álbum, pero al mismo tiempo se tenga un álbum íntegro de ideas que no dejan de sorprender a cada instante; desde que todo empieza con “Ilmestys”, la cabina del horror empieza sus recorrido. Presentando desde el primer segundo, sonidos de ansiedad asesina que comienzan a rondar tus aposentos y en medio de ello colocarle sonidos de sintetizadores que se asemejan a las ideas de Aphex Twin, y en medio de ellas se presenta una voz putrefacta que te hablando desde alguna alcantarilla maloliente, pero provista de una inmensa psicosis de sonidos digitales que solo agradan el sentido de horror en su música, que se acelera cada vez más y sientes que te presionan el cuello para comenzar con los momentos progresivos y dolores de esta clase de sufrimiento. Conectándose con la mirada más allá de la misteriosa “Tyhjyyden Sakramentti”, donde las ideas diversas divagan en medio de una sola nota de guitarra que se repite por varios segundos, dando la impresión de estar dentro de una dimensión distinta y de no saber como llegaste hasta aquí. Pero a medida que se avanza, el horror comienza a ser inyectado con pequeñas notas agudas y la batería al tener la misma secuencia vibratoria, demuestra que no puedes salir de esta pesadilla y todo sigue complicándose con cada nota y sonido adyacente. Evocando a los peores miedos y terrores que existen solo en tu cabeza, dejando poco a los demonios de ficción y te encuentres dentro de una claustrofobia eterna y no puedas salir de ahí. Como una escena de la película de terror The Cube o el Hoyo, sigues y sigues dentro de ese sufrimiento, sintiendo como el orden deja tu cuerpo y todo se vuelve incierto. 

Uusi Teknokratia” empieza dentro de un callejón dé pensamientos, empezando a rebotar dentro de lo profundo de ellos y no encuentres una salida a estos pensamientos. Solo encuentres al demonio interno que te lacera con su putrefacta voz que se panea de izquierda a derecha en los parlantes y te sumerjas más en este terror auditivo que no te deja escapar, el cual ya no es agudo, sino lleno de lamentos y quejas eternas de muchas vidas en una sola línea de tiempo, las cuales terminan en más misterios que se fusionan con “Oikeamielisten Salí”. Canción que trae recuerdos de la película Requiem for a Dream y de cómo los estupefacientes actúan depresivamente en el cerebro para fusionar como preparativos para la ansiedad cerebral; y eso lo entiende perfectamente Oranssi Pazuzu al momento de mezclar todo sus esquemas mórbidos y hacerlo horrorifico de manera pomposa. Terminando encontrando la luz dentro de tanta psicosis con “Kuulen Ääniä Maan Alta”, pero la psicosis no se aleja de la banda y se encuentre un camino de muchas dudas, gracias a los sintetizadores. Los cuales terminan uniéndose magníficamente en la inverosímil “Taivaan Portti”, canción que se desliga de otras sintonías de todo el disco y creo que presenta el siguiente camino de los fineses, pero quien sabe, porque ellos jamás siguieron los mismos estándares álbum tras álbum. Además de retar a cualquier persona, para escuchar a volumen alto esta última canción y no terminar sucumbiendo ante tanto dolor enfermizo que se apoderará de todo el ambiente y sentirás en carne propia, lo que es temer qué hay más allá de cerrar una puerta. 



Mestarin Kynsi” es simplemente un disco impresionante, enfocando claramente lo que es solo seguir haciendo música original de principio a fin y no tener ningún elemento gráfico que demuestre miedo o esos clichés abundantes en su portada o parafernalia. Solo escuchar desde el primer segundo, momentos ansiosos qué deparan muchos momentos psicóticos y eso es lo que hace esta banda desde el 2007. Música que te provoque miedo y terror cada vez que lo escuches, además que si quieres encontrar similitud entre álbumes anteriores, pues no lo encontrarás, ya que está es otra faceta de la banda y es lo de mejor que encontrarás en este cuarto mes del  2020. Más que recomendable. 

Calificación: 10 / 10

Lista de Canciones:

01. Ilmestys
02. Tyhjyyden sakramentti
03. Uusi teknokratia
04. Oikeamielisten sali
05. Kuulen ääniä maan alta

06. Taivaan portti

Páginas Oficiales:

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.