Banda: El Jefazo (Perú)
Álbum: Simbiosis

 Año: 2019
Género: Instrumental/Hard Rock/Stoner/Psych
Sello: Necio Records
*Integrantes:

Bruno Sánchez - Guitarra
Carlos French - Bajo
Renán Monzón - Batería


*Lista de Temas:

1.Serpiente 06:36
2.El Hedonista 04:52
3.Pulsión de Muerte 03:19
4.El Daño Está Hecho 05:41
5.Uranai Baba! 04:16
6.Poltergeist 02:52
7.Drone Gato 05:48











En el Perú, a pesar de no ser un país rockero y una escena complicada que suele encasillarse en unos cuantos estilos dentro del amplio abanico de estilos derivados del Rock, es interesante ver que hay toda una movida donde podemos escuchar bandas que practican estilos ligados al Doom, Stoner, Hard Rock, Psicodelia, entre otros sonidos más experimentales. Así pues, es común ver conciertos donde coinciden bandas como The Dead-End Alley Band, Reino Ermitaño, Cholo Visceral, Ancestro, Satánicos Marihuanos entre otras bandas como El Jefazo cuyo disco tenemos la oportunidad de reseñar. Esta banda se funda en el año 2014 y no es sino hasta el 2016 cuando publica su álbum debut que cosechó buenas críticas en prensa especializada, llegando a tener ediciones con Tóxiko Producciones, Necio Records e Inti Records. La banda bebe mucho de bandas como Black Sabbath, Kyuss o Sleep por nombrar sólo algunas, aunque en sus sonidos encontramos algo de Psych, Fuzz, Stoner o Heavy Rock, todo dentro de canciones instrumentales como resultado del talento de Bruno Sanchez en la guitarra, Carlos French en el bajo y Renan Monzon en la batería. Este segundo álbum estrenado a mediados de este año llega bajo el nombre de "Simbiosis" y nos regala un hermoso arte en su portada cortesía de la talentosa Andrea Nakasato.


 

Entiendo que muchos al leer la descripción del sonido e influencias de la banda pensarán que toda la música es lenta, tediosa, monótona o aburrida quizás, sin embargo es todo lo contrario con El Jefazo, el cóctel de influencias les ayuda moverse entre diversos estilos pesados de forma dinámica manteniendo siempre al oyente pegado al trabajo que hace cada uno con su instrumento puesto que tanto guitarra, bajo y batería no sólo trabajan en conjunto para beneficio de las canciones sino que también se dan tiempo de lucirse en diversos pasajes del álbum. Basta con escuchar "Serpiente" para engancharnos con el disco, de inicio lento, pesado y distorsionado poco a poco sube en intensidad tornandose machacante y Rockero, con riffs de guitarra son sólidos mientras que las líneas de bajo nos envuelven en toda la pesadez que buscan transmitir, los solos llegan en momentos más calmados y psicodélicos logrando atraparnos en su atmósfera junto a la loable labor del bajo, aunque también suben de intensidad sobre el final logrando unos solos de guitarra memorables e intensos. "El Hedonista" es una canción más directa y convencional, con mucha distorsión y pesadez en sus riffs, la atmósfera se torna más rockera y Sabática aquí, y como es de esperarse los solos de guitarra entran en el momento justo para romper con la monotonía. Cuando piensas que todo es lento, nos arrolla "Pulsión de Muerte" que fácilmente podría ser firmada por Motorhead, aquí los ritmos se aceleran, hay muchos redobles de batería y los riffs de guitarra son adictivos y pesados mientras el bajo se mantiene contundente, aquí nuevamente los solos suben la intensidad hacia el final junto a ritmos que rozan lo extremo. Después de la tormenta llega la calma con "El Daño está Hecho" y sus guitarra / bajo de sonido más limpio, pero sólo al inicio, luego estalla la distorsión y resulta ser otra canción que no tiene piedad al momento de atacarnos son sus riffs mientras que unas líneas de guitarra más melódicas y psicodélicas ponen el contrapeso antes de llegar a un final épico donde bajo y guitarra se lucen en la sección de solos. Nuevamente sube la velocidad con "Uranai Baba!" con su riff adictivo y mucha distorsión, de inicio motónono pero como es de esperarse el as bajo la manga llega con los solos de guitarra tanto a mitad de canción como en el intenso final. Ya casi al final suena la arrolladora "Poltergeist" de ritmos más rápidos y cambios que resultan demoledores además de los solos que siempre aparecen inspirados y en el momento justo. Finalmente "Drone Gato" cierra el álbum regresándonos a los sonidos más lentos, pesados y distorsionados, en una canción donde la guitarra se explaya incluso más con sus riffs contundentes, solos intensos, melodías psicodélicas y atmósferas que nos invitan a volar.


Con Simbiosis nuestros compatriotas de El Jefazo demuestran que van por el camino correcto, continuando con lo hecho en su primer álbum pero aquí llevándolo a un nivel por encima, como dije antes, puede que beban de bandas de sonidos lentos y pesados pero aquí los temas tienen tanta dinámica que eso queda en segundo plano debido a la excelente labor de la banda, pues la batería sabe cuándo romper la monotonía, el bajo a ratos acompaña en otros toma mucho protagonismo mientras que la guitarra no sólo se apoya en riffs adictivos y repititivos a ratos sino que rompe con eso gracias a sus melodías psicodélicas y solos de guitarra bien logrados. Todo esto hace que este álbum instrumental sea muy disfrutable y estoy seguro que en vivo debe adquirir otras dimensiones. De lo mejor que podrán encontrar en nuestra escena nacional en este estilo, si ya están cansados del Rock Peruano que les venden los grandes festivales, aquí tienen una excelente opción para dejar a un lado a bandas que viven de éxitos de hace 20 años.
 

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.