Rings of Saturn - Gidim - 2019 (Nuclear Blast)

Lista de Canciones: 

1. Pustules 
2. Divine Authority
3. Hypodermis Glitch
4. Bloated and Stiff 
5. Tormented Consciousness
6. The Husk
7. Mental Prolapse 
8. Genetic Inheritance 
9. Face of the Wormhole  
10. Gidim








De todas las bandas que iniciaron dentro del Deathcore a nivel mundial, la banda que siempre demostró ser diferente y mucho más técnica que las demás, fue Rings of Saturn, y hasta hoy es sorprendente como la banda a ido mejorando su sonido disco tras disco. Obvio que los más apegados a lo tradicional no querrán saber nada de esta banda, porque la notan muy plástica o no tienen la fuerza de otras bandas del estilo, lo cual es un poco entendible, pero las cosas no siempre pueden ser como uno las espera, porque hay gente con Rings of Saturn, Archspire, Origin, etc que hace las cosas mucho más técnicas y aceleradas. Porque es la correcta manera de evolucionar un estilo y no tenga reminiscencias del pasado, debido a que todos los estilos deben de seguir para adelante y mejorarlo con los años. Entonces, este quinto disco en estudio de Rings of Saturn "Gidim" es la mejor propuesta Deathcore de este 2019, porque no siguen los patrones generales de otras bandas del estilo, además que se alejan completamente de las propuestas presentada por su sello Nuclear Blast. Quienes estuvieron a la par de nuevos lanzamientos este 2019 con Fit for An Autopsy, Carnifex y Thy Art is Murder, pero este nuevo álbum de los californianos desplaza a todos ellos para ponerse como lo mejor del estilo y ni siquiera lo nuevo de Whitechapel e Infant Annihilator pueden igualarlo (siendo este último que quiere entrar más o menos a la línea de Rings of Saturn).

10 años de actividad y Rings of Saturn mantiene su intención de seguir mejorando álbum tras álbum, y a ello, la idea de sus portadas siempre tienen la idea de ser lo más coloridas posibles y que retratan perfectamente lo que puede haber en el espacio exterior, pero vistas desde las perspectivas de las historietas ochenteras, las cuales mezclaban pigmentaciones intensas de cualquier tipo de ser vivo que se prepara para invadir nuestra tierra u otras galaxias. Haciéndolo interesante en todo sentido, porque desde que empezaron con "Embryonic Anomaly" (2010) y la caratula hecha por Tony Koehl (Abacinate, Abysmal Torment, AmagortisBloodsoaked, Carnivore Diprosopus, Dehumanized, Embryonic Devourment, Enthrallment, Gorgasm, Incinerate, Internal Suffering, Malignancy, Pighead, Putrid Pile, Raped by Pigs, Sepsism, Septycal Gorge, The Black Dahlia Murder, Waking the Cadaver), la banda se impregno un poco de ese concepto Brutal Death de finales de los 90s, lleno de colores vivos y de ahí hacerlo más vistoso. Pero en siguientes discos como "Dingir" (2012), "Lugal Ki En" (2014), "Ultu Ulla" (2017) y  "Gidim" las cosas se pusieron mucho más espaciales y el concepto de interdimensional es mejoro con los años a través de la perspectiva de Mark Cooper Art (7 H.Target, Alterbeast, Chaos Inception, Dawn of Disease, Golem, Indecent Excision, Last Sacrament, Mindly Rotten, Necroabortion, Omnihility, Pessimist, Skewered, Slaughterday, Vulvodynia). 




La idea de ambos guitarristas, quienes son Lucas Mann y Joel Omans, siempre fue desde su primer álbum llegar a limites musicales que otras bandas de su estilo no pudieran y a medida de ello, encontrar a un baterista que pudiera entender todo lo que estos guitarristas quieren en su música, es realmente difícil y por ello estuvieron cambiando de personal año tras año hasta encontrar el correcto detrás de los parches, y es así que para este "Gidim" toman los servicios del maestro Marco Pitruzzella (Anomalous, Monumental Torment, Neurogenic Six Feet Under, Sleep Terror), quien lleva a otro grado la música de Rings of Saturn y quien encaja perfectamente en todo lo que quieren hacer guitarristas, porque ya es alguien con mucho más ideas y quien dejo una semi escuela deather para los bateristas que antes estuvieron en la silla de los californianos. Seria realmente un gancho musical poder tener en sus filas a este gran baterista y no solo como invitado. Ya que desde que todo empieza con "Pustules", toda la magia técnica y virtuosa de Rings of Saturn es lo que brilla como siempre en todos sus estructuras  musicales, escalas impresionantes, velocidades en doble pedal y blast beats de por encima de 270 bpm,; pero sin olvidar los momentos limpios en los solos llenos de taping, sweep picking y mucho más malabares que no te dejan tranquilo. 



Lo que se viene en "Divine Authority" sigue los mismos estándares de su música, con algunas inclusiones de partes Djent y Slam , pero que solo son por partes, ya que de ahí la banda acelera al máximo y todo se desborda en técnicas infrahumanas de la parte instrumental, pero siempre balanceando con solos guitarreros todas estas monstruosidades. Lo cual no termina en las siguientes canciones, por el contrario lo que se viene en "Hypodermis Glitch" magnifica mas la técnicas de laboratorio, destacando los vibrators y floyd rose de las cuerdas que enfermizan la situaciones y de ahí crear en medio de todo, efectos de guitarras chirriantes y otros disonantes que hacen de todo este mundo algo mucho más interespaciales. Luego las cosas se pone más técnicas en "Bloated and Stiff" y comienzan a colocarle en muchas más dosis los breakdowns que son parte de la escena Deathcore, pero siempre con sus dosis aceleradas más allá de la velocidad luz; de ahí la variación que existe en los breakdowns de "Tormented Consciousness" en el doble pedal son conjunciones de 2 partes y luego 3 partes, demostrando una progresión interesante en los clásicos momentos Deathcore. De ahí se encuentra "The Husk", primer sencillo del disco y que abre más posibilidades de Rings of Saturn, dejando de ser una copia simple cualquier banda y que a los tre minutos con veinte y ochos segundos entra un arpegio seguido de solos de guitarras magnánimos que terminan en un degrade intenso hasta terminar la canción.

"Mental Prolapse" viene a ser la mejor canción de todo el disco, con momentos subreales y de que hasta fueron sacados de alguna parte de los años tres mil, porque aunque contengan algunas cosas clásicas del estilos, las cosas unidas con los virtuosismos acelerados de todo estos músicos, nos hace dar cuenta que estamos antes muchas dimensiones y universos, donde los armónicos de ambos guitarristas juegan un rol importante para que el tema se te queda pegado en las neuronas de principio a fin. Luego de ponernos más experimentales y futuristas, las dosis intensas regresan con "Genetic Inheritance", colocando las cosas nuevamente a su sitio y regresando a donde los conocimos, Technical Deathcore del bueno y sin medir consecuencias en los oídos, conectando este sentimiento con "Face of the Wormhole" y  la homónima "Gidim". Siendo esta última otra canción donde todo se siente más melódico y de otra dimensión. Recordándonos que Rings of Saturn llegó este 2019 con lo mejor que se puede escuchar dentro del Deathcore y que este quinto disco en estudio llegó para posicionarse dentro de los mejores álbumes de genero de muerte de este 2019. 

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.