Rotting Christ - The Heretics - 2019 (Season of Mist)

Lista de Canciones:

1. In the Name of God
2. Ветры злые
3. Heaven and Hell and Fire
4. Hallowed Be Thy Name
5. Dies Irae
6. Πιστεύω
7. Fire, God and Fear
8. The Voice of the Universe
9. The New Messiah
10. The Raven

(Tema adicional)
11. The Sons of Hell

"Rituals" (2016) fue el inicio de algo mucho más grande en la carrera de Rotting Christ, porque comenzó a mezclar muchas culturas y adaptarlas a su sonido helénico. Obteniendo un híbrido interesante, pero que aun estaba terminándose de estructurarse desde que inicio su camino en "Κατά τον δαίμονα εαυτού" (2013). Y esta vez con "The Heretics", la banda continua ese legado de estar inmerso dentro de muchas expresiones culturales que se mezclan con los recursos usuales de los hermanos Tolis y que tuvieron su punto más álgido en "Theogonia" (2007). De ahí en adelante la banda decide repetir la misma formula en sus composiciones, lo cual es entendible, porque tratas de seguir con el tren y al mismo tiempo quieres seguir evolucionando, pero esa misma idea te puede jugar mal porque se puede llegar a rehusar algunas ideas y quizá pecar de salirse del contexto que uno esta tratando de plasmar en la nueva presentación. 

Entonces, "The Heretics" transita por las mismas ideas de sus 2 discos anteriores, donde no necesitas ser un experto en la banda para entender el camino de estos griegos que poco a poco se están desviando de su sentido inicial y están comenzando a enfocarse más en algo orquestal de batalla. Quizá uno de los detalles que llamó más la atención de todos los medios, fue la caratula del disco realizada por Maximos Manolis (Mass Infection, Murder Angels), pero en cuanto a la producción general del disco, las cosas ya tienen la perspectiva desde discos pasados. Además del tremendo empuje que le dio su sello Season of Mist para lanzar esta nueva producción en distintos formatos para los coleccionistas como lo son; Vinilo, Digipack, Box Set y caja acrílica. Sin olvidar la reseña que hizo la sucursal de Metal Hammer - Loudersound, colocando al disco como uno de los contendientes para ser nominado disco extremo del año. La cual esta equivocada, porque se tiene que evaluar muchas cosas dentro de lo que viene en el audio y no por mirar la cara de un sello se tiene que hablar maravillas de sus producciones. Con esto no se dice que el disco sea malo, pero tampoco es para nominarlo a mejor álbum extremo del 2019, porque sería falso decir eso y no reconocer que es un disco más dentro de la carrera de Rotting Christ

Desde que "The Heretics" comienza con "In the Name of God", es inevitable pensar en que se parece a "In Nomine Dei Nostri" y que solo cambio el nombre, porque las estructuras siguen siendo las mismas e inclusive los coros gregorianos son usados desde hace mucho en la banda para que en medio entre el coro de la canción y se te pegue para que cantes a voz en cuello el tema. Luego en "Ветры злые" trajo recuerdos de discos como "Aealo" (2010) y "Sanctus Diavolos" (2004), donde los mismos esquemas basados con el doble pedal lento y la nota con tremolo que demarca toda la canción solo siguen siendo los clásicos recursos de Sakis; pero sin olvidar la voz femenina de Irina Zybina, la cual es muy buena, pero se hace predecible todo el tiempo en su música y que se sigue repitiendo en "Heaven and Hell and Fire". Es ahí cuando uno denota que la banda sigue dentro del mismo camino de hace más de 10 años y que no quieren salir de su cómoda zona, porque a muchos amantes de la banda les gusta que los griegos sigan repitiendo el mismo plato uno y otra vez para ser adictos a ellos. 


"Hallowed Be Thy Name" es un tema que recuerda a "זה נגמר (Ze Nigmar)" o "זה נגמר (Ze Nigmar)" y sin nada más que agregar a su música, solo repetir la misma formula de "Rituals" (2016). Y por si hay algún despistado, no es un cover de Iron Maiden o que tenga alguna relación con la banda británica. Luego sigue "Dies Irae", pero que nombre para más común hoy en día, basado en un poema de fin de los tiempos o juicio final describiendo las acciones de cada persona y de quienes van arriba y para abajo. Es ahí que nuevamente Rotting Christ peca de tradicional y ya no lo hace tan interesante su mezcla o por lo menos no tan distintivo como Behemoth. Además de aunar ideas musicales que ya son el sonido de ellos desde mucho tiempo. 

"Πιστεύω" se parece a "Lok'tar Ogar" (tema adicional de su penúltimo disco), con la voz de Sakis en medio del blast beats y sonidos proféticos que ya se hicieron antes y llegan a ser aburrido para esta nueva producción. Luego sigue "Fire, God and Fear", el cual viene a ser la canción con mejor rítmica de todo el disco y se hace notoria en comparación de los temas que ya estuvieron en el reproductor, aunque la saturación orquestal de coros hacen un poco difícil su disfrute. Pero la canción sube un poco el nivel del disco en cuestiones rítmicas y algunos detalles extra; y que rápidamente se olvidan en "The Voice of the Universe" que se parece al primer tema del disco.  Entonces, "The New Messiah" recuerda a su etapa "Khronos" (2000) y se sigue dentro del circulo vicioso de su propio estilo que termina encerrándolos aún más. 

"The Raven" viene a ser la segunda mejor canción de todo el disco y es un tributo al famoso escritor estadounidense de terror y misterio Edgar Allan Poe, el cual evoca buenos momentos de la banda y trae otras influencias de corte doomer, específicamente al mismo estilo de My Dying Bride, con buenas atmósferas y un poco más opciones que distinguen lo bueno de Rotting Christ. Con esta última canción se termina "The Heretics", pero para los amantes de lo virtual, la banda decide adicionar dos canciones más tituladas "The Sons of Hell" y "Phobos". Y las expectativas no varían en lo absoluto, porque los griegos trataron de mantener la misma frecuencia del disco y añadirle su matriz helénica que se repite y repite de manera constante, haciendo de este nuevo álbum lo más predecible que se pueda escuchar de Rotting Christ para este 2019

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.