Queensrÿche - The Verdict - 2019 (Century Media Records)


Lista de Canciones:

1. Blood of the Levant
2. Man the Machine
3. Light-years 
4. Inside Out 
5. Propaganda Fashion
6. Dark Reverie
7. Bent  
8. Inner Unrest  
9. Launder the Conscience 
10. Portrait



Queensrÿche pertenece al grupo exclusivo de los 4 grandes del metal progresivo estadounidense junto a Dream Theater, Savatage y Fates Warning. Bandas que marcaron toda una tendencia progresiva dentro del Heavy Metal de inicios de los 90's. Siendo en ese sentido que cada vez que una de estas 4 bandas se anima a lanzar una nueva producción, los medios especializados comenzamos a ponerle atención a lo que se vendrá en este nuevo envase musical de ellos. Es así que Queensrÿche presenta al mundo su 15va larga duración en estudio titulada "The Verdict" y uno de los detalles que llama la atención del disco, es que Scott Rockenfield, baterista de la banda desde 1982 no grabo los temas para este nuevo disco debido a que tuvo problemas de índole personal y quien se hizo cargo de hacer todas las partes de batería fue el actual vocalista Todd La Torre. Quien curiosamente siempre estuvo metido en programación de este instrumento en su anterior banda Crimson Glory desde hace 30 años. Y el resultado final del disco, es sensacional, porque supo captar de manera exacta toda la esencia de la banda en los compases y ritmos que Michael Wilton lo requiere. 

Desde que Todd La Torre entro a la banda en el 2012 y después de todo el intenso escándalo con Geoff Tate, la banda tuvo un cambio interesante y que le va bien hasta hoy. Porque desde "Queensrÿche" (2013), ellos comienzan a ponerse mucho más modernos y dejan de lado ese toque glammer que tenían en discos pasados y se enfocan en ser mucho más rudos con su manera de hacer Heavy Metal; y aunque Todd tenga casi el mismo registro vocal que Geoff, la banda comienza a ponerse más activa y fresca en todo sentido. Porque si se compara el último disco de la banda de Geoff "Dedicated to Chaos" (2011) con este "The Verdict", Queensrÿche esta comenzando a abrirse mucho mejor y no tiene esa lenta deducción de ritmos que existían antes en sus canciones e inclusive se denotan algunos toques modernos que se anexan muy bien a esta nueva faceta de 3 discos con Todd, donde la mezcla y materización de Chris "Zeuss" Harris (Chimaira, Iced Earth, Overkill, etc) queda perfecta en todo sentido. Sin la necesidad de abultar o estandarizar el sonido para formatos físicos y virtuales, los cuales son presentados por su sello Century Media Records


El disco comienza con "Blood of the Levant" y es desde aquí que la banda empieza sin reservarse nada, con el riff inicial pegajoso de corte cerrado y prologando, poniendo pequeñas notas que son resaltables por la batería en el bombo y la voz de Todd que entra perfectamente en todo este conglomerado de instrumentos. Siendo uno de los detalles a resaltar el paneo que tienen los hit hats en un instante del tema, que se mantienen en el lado izquierdo de los parlantes, pero de manera solitaria y luego todo se uno lentamente en la producción. Luego sigue "Man the Machine", el cual fue el primer sencillo lanzado por la banda hace unos meses atrás y puede que sea uno de los mejores temas de todo el disco, porque la combinación de ritmos y solo de Michael Wilton con Parker Lundgren es realmente atrayente y viciosa para los oídos. 

"Light-years" es de esos temas que tienen muchos momentos destacables en las cuerdas, con el bajo de Eddie Jackson deslumbrando energía a cada instante, los cuales marcan el ritmo de todo tema bajo los solos de Wilton que solo le ponen la fresa de la torta como en su disco "Empire" (1990). Luego se tiene "Inside Out", iniciando con partes arabescas que dan hincapié a que la banda entre en otro grado de progresión que con Geoff no se veía y poco a poco subirle el nivel a grados más acelerados, donde el hit hat que se abre y cierra son de lo más interesantes de la canción para que se ponga adictiva en todo sentido y sin olvidar que la voz de Todd parece cantada a triple garganta mientras esto sucede. Siendo este mismo efecto vocal que se produce en "Propaganda Fashion", canción que guarda el clásico orden de esquemas realizados por Queensrÿche desde estos últimos años y que viene a ser su estilo personal de banda. Con batería machaca, llenos de ritmos progresivos y coros que se quedan en los oídos hasta el final de lo tiempos. 

El arpegio inicial de "Dark Reverie" me recuerda a esa formula de los 90s que los hizo popular en su disco "Empire" (1990), con pocas notas de bajo cortas adjuntándose con una batería simple que explota cada 20 segundos, los cuales determinan los cambios de escalas del mismo arpegio inicial y suben los decibéles con solos vigorosos cada vez que el arpegio cambia en medio del teclado de acompañamiento. Luego continua otra de las canciones más adictivas del disco que es "Bent, donde se mezclan ambas épocas de Queensrÿche, pero sin ese toque glammer de antaño, solo Heavy Metal duro y recio de intervalos progresivos que se conectan con los coros de esta canción. Siendo interesante las inflexiones que sufre el tema mientras se va escuchando, el cual es denotado por la batería de Todd, sorprendiendo a muchos por su nivel de ejecución de los parches y que sigue este mismo camino en "Inner Unrest". Otra canción que demuestra que las cosas están mejor que nunca en la banda y que se quieren poner más interesantes, por más que tengan un estilo definido, pero que aún nos pueden demostrar que la banda tiene una gala única en el mundo para mezclar ese Heavy Metal antiguo con el progresivo de niveles modernos.   

"Launder the Conscience" es la penúltima canción del disco y que pone a este "The Verdict" en el mejor de sus momentos, debido a los coros, solos, constantes golpes de tarola fuera del compás tradicional y en medio una voz que abre de manera natural toda esa gama que Queensrÿche tenia escondida. Sin olvidar el punto de quiebre que sucede a los tres minutos con cincuenta y nueve segundos, transformando toda la canción y se adentra de un lento teclado final que empezará como introducción para la última canción del disco que es "Portrait". Tema que es todo lo que los viejos seguidores quieren, lento y de esa esencia hard rockera que es parte de la banda en canciones como esta, pero que esta vez sirve para cerrar el disco y no invada todo el álbum, por el contrario solo sirva como colofón de este 15va larga duración de los estadounidenses. 

"The Verdict"es un disco directo, sencillo y sin pretensiones de llevarse el trono de algo, solo demostrar que la banda sigue madurando en estos años de bastante experimentación y con su nuevo vocalista y que tienen para muchos años más como banda. Y en su manera de hacer Metal Progresivo siguen dentro del radar de lo en el estilo en este año. Recomendado!!

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.