In Flames - I, The Mask - 2019 (Nuclear Blast Records)

Lista de Canciones:

1. Voices
2. I, the Mask
3. Call My Name
4. I Am Above
5. Follow Me 
6. (This Is Our) House
7. We Will Remember
8. In This Life 
9. Burn 
10. Deep Inside
11. All the Pain  
12. Stay with Me 


Desde la salida de Jesper Strömblad en "A Sense of Purpose" (2008), la banda cayó en una faceta de reestructuración a través de los 3 siguientes discos que fueron; "Sounds of a Playground Fading" (2011), "Siren Charms" (2014) y "Battles" (2016). Donde perdieron a la mayoría de músicos que formaron parte de su época dorada que comenzó en "Clayman" (2000). Y aunque Anders Fridén haya dicho en muchas entrevistas que la banda no quiere repetirse y buscar nuevas opciones para hacer crecer el sonido de In Flames, pues se equivoco completamente desde que esas palabras salieron de su boca.  Porque In Flames es una banda que siempre demostró modernidad desde su incónico álbum del 2000 y hasta el 2008, pero luego de ello y en 8 años de estar divagando en extrañas mezclas; la banda no supo crecer con sus nuevos integrantes y no tuvo ese empuje matriz y metalero que podía hacerlos crecer, debido a que los nuevos músicos crecieron influenciados por ellos mismos y no había aportes mayores en composición que pudieran repercutir en la banda. Es así que Anders Fridén y Björn Gelotte se sentían solos a través de estos años de oscuridad, pero que poco a poco el motor y capacitación con los nuevos músicos dio sus frutos y lanzan al mercado su 13vo disco en estudio "I, The Mask", con el cual la banda retoma su propia influencia bajo nuevos matices que ya se atisbaban en los 8 años de oscurantismo, pero que ahora se distinguen mejor y se puede ver una obra musical de mejores composiciones e intenciones de crecer. 

"I, The Mask" es un disco digerible y que sigue bajo la premisa de buenas composiciones, arraigando algunas cosas del pasado, pero que encajan muy bien esta vez y no se hacen tan forzadas como en discos después del 2008. Es más, la banda adapta muy bien las partes modernas con esos toques cuasi thrashers de su época dorada y esta vez con coros mucho más pegajosos que siempre están enmarcados dentro de su propia matriz musical. Y esta vez la producción de Howard Benson junto a Chris Lord-AlgeTed Jensen, trajeron mucho más potencia en comparación de los discos anteriores y la batería Tanner Wayne esta mucho más estable y con un sonido distinto al de Daniel Svensson. Debido a que el bombo contiene mucho más bajo en el golpe y la tarola refleja los medios de manera perfecta en la mezcla que están igualadas al nivel de las guitarras de Björn GelotteNiclas Engelin. Dejando que su lado metalero sobresalga con esa fusión rockera que embelleció a medio mundo metalero y que los vuelve a colocar en su esencia In Flames-nesca lleno de grandes momentos nostálgicos. 


Todo empieza en "Voices", siendo desde ahí que la banda inicia con sus clásicos riffs nostálgicos y que traen de nuevo ese sonido lleno de teclados y sonidos electrónicos que se vieron en su época "Reroute to Remain" (2002) y de ahí añadirle ese sabor metalero que te dan ganas de moshear junto a la voz rasgada de Anders que mejoro en comparación de sus años oscuros y ahora los coros con efecto vocal a voz limpia son de esa época clásica que no deja de pegarse en tu cerebro y que sigue en "I, the Mask" (canción homónima), el cual fue uno de los 4 sencillos lanzados el 10 de Enero de este año y donde todo los amantes de la banda comenzaron a deducir que regresó a sus orígenes deathers, pero no es así, In Flames encontró en este tema balanceado de nuevas y viejas influencias que se te pega en el cerebro desde que inicia la canción y el coro se te queda rodando en la mente "Who am I?, So many faces, Dressed in rags for all to see, Here I am, in the mask, The Jester that wants to be free" y con esas dosis de solos de guitarra después de los coros que terminan en sus riffs thrashers y de nota al aire para que en el parlante entre "Call My Name", con pegajosos punteos y doble pedal lento que se aceleran en ritmos de un estilo vocal de evolución personal de Anders y que terminan en potentes coros que dicen "Don't you call My Name". 

"I Am Above" es otro de los sencillos lanzados el 14 de diciembre del 2018 y con el cual la fe en la banda regreso para muchos, porque tiene todo lo que en su momento brillo con luz propia y se hace adictivo de principio a fin, con solos rockers, coros a voz en cuello, juegos con el ride de campana y una parte final en las letras que dicen lo que todos pensaron al momento de escuchar esta canción: "This is the feeling that I have been waiting for".  Luego sigue "Follow Me", canción que me recuerda a los últimos años con Jesper y que sigue dentro de los términos de banda, porque sigue esa secuencia de canciones pegajosas y luego en medio regalarte la canción lenta y bajar un poco las revoluciones de temas anteriores y balancear este "I, the Mask". Ojo, se tendrá esa influencia de bajar las influencias, pero dentro de los esquemas musicales de esta canción, la banda pule lo que trato hacer hacer 3 discos atrás y nutrirlo aún más de todo lo moderno, pero que al fin y al cabo se hace un tema muy nostálgico y sacará algunas lagrimas para los que estaban esperando con ansías un disco así desde hace 8 años. 

Es así que si se pedía más, In Flames presenta "(This Is Our) House", canción que formó parte de los promocionales lanzados el año pasado y que devolvió la fe a muchos, con coros contundentes y letras que se pegan en el cerebro para toda la vida, además de guardar los mismos esquemas añejos hasta aquí. Luego la banda decide cambiar todo su contexto a en "We Will Remember", canción que sonará en las radios rockeras por los siguientes años y que se acerca a otro tipo de audiencia, porque es un tema mucho más pop y con guturales alejados y que continua en "In This Life". Transformando el disco de manera abismal, pero entiendanlo bien, no lo empeora. Por el contrario el disco se pone mucho más digerible y rompe esa valla insatisfecha de discos mal combinados y esta vez logran el cometido de ascender en su propio estilo y ponerlos en la escala de banda de muchos más medios. Luego del momento para masas, "Burn" entra a los parlantes y viene a ser el último promocional de la banda antes del lanzamiento oficial de este "I, the Mask". Con el cual retoman lo mostrado en las primeras canciones del disco y esta vez aunar teclados más orquestales que denotan mucha más preocupación y solos vigorosos que son sello de casa de Björn. 

"Deep Inside" trae nuevos ritmos a la matriz musical de In Flames, los cuales son mezclados con la voz de Anders. Quien no deja de sorprender en este nuevo disco y todo ese conglomerado rockers, pops y arabescos que se repiten en "All the Pain" y "Stay with Me". Cerrando el disco de manera genial y formando la 4ta etapa de la banda en todo sentido. Solo queda decir que es un disco que tiene todo solido y no baja sus revoluciones por más que comiencen a pisar matices pop, lo cual a estas alturas del mercado da igual, porque se espero mucho tiempo e In Flames se demoró demasiados años en volver a retomar su esencia bajo lo que quieren llegar a tener entre manos este 2019. Para los que esperan algo parecido a lo de antes o alguna matriz deather, pues les diremos que comiencen por otro disco, porque este es el nuevo In Flames y lo añejo quedo en el pasado

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.