Lima Metal Fest 3 se hizo esperar pero valió la pena. Nos regaló una larga pero gran jornada de puro Metal, para todos los gustos y edades. En esta ocación los platos fuertes fueron Fates Warning por el lado del Metal Progresivo y  Dark Funeral representando al Black Metal y saldando una deuda con sus fanáticos peruanos, luego de su accidentada primera visita a nuestro país hace ya muchos años. En esta ocación Dargedik Webzine nuevamente se hizo presente y hemos decidido compartir esta reseña desde el punto de vista de 3 de nuestros colaboradores que estuvieron en el mismo en distintos momentos. Algunos llegamos tarde por trabajo, otros llegaron temprano pero el alcohol les jugó una mala pasada, pero aún así nos las arreglamos para que nuestros colabores estén en distintos momentos de tamaño evento.



Dargedik: 

Lo del fin de semana marcó un hito nuevamente en lo que respecta a eventos de heavy metal en nuestro país. Una vez más el Lima Metal Fest se convirtió en el eje fundamental para seguir respirando metal en una caótica ciudad que exige pero a su modo supo responder contribuyendo a inhalar ese sonido que perduró desde el mediodía hasta altas horas de la madrugada del día siguiente.
Esta vez el local del  Festiva se convirtió en parte de esta historia y creo que fue el lugar indicado ya que pudo sentirse ese mar de gente en ambos espacios de sus dos escenarios para la algarabía de las bandas.

Siendo las 11 del mediodía el Festiva encendió sus amplificadores para recibir a los fans que en ese momento merodeaban los alrededores de la avenida Alfonso Ugarte. Lucho Sánchez era el encargado de brindar una clase maestra de guitarra a unos pocos fans que se esmeraron por estar en puntuales. El turno siguiente era el de Katon haciendo un breve repaso de sus habilidades como DJ, lastimosamente el público no pudo apreciar lo bueno de su playlist. Aún así Katon Lució su Apple haciendo sonar clásicos del heavy metal.


Y cómo seguía el horario, los cusqueños de 8.8 lodeleitaron con su propuesta de heavy metal folklore realmente muy buenos y gran selección que tuvo la producción al elegir a esta banda. Dejo una buena impresión a los asistentes.
La siguiente banda era también la esperada. Y eso se vio por ya un puñado de fans arrimados a la valla de seguridad del escenario. Desde Huaraz Apu Rumi sorprendía a los fans que recién escuchaban su música. Su power progresivo encandilo y gusto incluso a viejos veteranos y más aún con la propuesta en Quechua de sus cantos en power metal.
Al otro escenario el power metal seguía dando apice de su propuesta, y desde Piura Sttacato tocaban en oscuridad. El power metal de esta banda sonó tal cual a su disco debut. Pero el escenario principal denominado DIO nos llamaba a un cambio de sonido. Y pasábamos del Power metal al Doom metal. Fue raro escuchar el sonido de los violines y esa atmósfera densa a plena luz del día. Lament Christ aún así produjo una sensación trágica pero reconfortante para seguir con los brebajes. Muy correcto está banda y por lo que se pudo escuchar obtuvieron buen resultado al tocarnos prácticamente temas nuevos.

Nuevamente con un público que hacía el aguante desde temprano nos pasamos al escenario Lemmy para apreciar el grueso común de la noche. Resistence de Estados Unido explotó el salon del Festiva. Esta banda gozó de un público que supo apreciar su propuesta de un heavy metal recio. Sus integrantes propiciaron esa magia que nos recordaba a bandas como Judas Priest.

Hasta ese momento del día y con tragos por demás nos tocaba ir de un lado a otro encontrándonos con amigos que de pocos se iba saludando y mientras eso pasaba era el turno de NMK que para nuestro gusto fue de lo mejor de la tarde y que representó a la ciudad de Lima con una propuesta actual pero a la vez profesional más aún cuando se sabía que Katon iba a estar con ellos. NMK toco y encanto Nathalie sabe su chamba y esta vez se le noto más entusiasta gozando de esa voz que descuadra escuchar cuando hace esos cambios rapido de lírico a gutural. Katon fue presentado y puso a todos a circular y hacernos mover la cabeza. Los temas de Hirax sonaron perfectamente y así terminaba el show de NMK ovacionados ya con casi la mitad del local lleno.

Estigma proseguia el Death metal en el escenario Lemmy y solo pudimos apreciar un par de temas. Mientras tanto hubo tiempo para comprar algunas cosas que proponían las vitrinas de la feria de discos. Es gratificante saber que aún se puede conseguir material directo de las bandas a buen precio, incluído los discos y polos . Aparte de las fotos que puedes tomarte con ellos.


Y bueno poco a poco los efectos del alcohol hacían su efecto y la algarabía por seguir viendo a las bandas era tan emocionante. Y es que ver a las bandas que previo a su show habías conversando entre el público sobre cómo va la propuesta de sus discos como que te da una sensación de verlos de otra forma. Pues ver a Crystal Gates en vivo fue ver a unos músicos que han sabido ganarse un espacio en Uruguay y ahora en Perú respaldan su propuesta Power sinfónico, un género que tiene como su influencia a Nightwish y que aquí en este festival se ganaron mas fans y a la vez poner a su país en la mira.
 Crystal Gates se desempeñó correctamente aún así nos hubiese gustado escuchar más temas de ellos al igual de Resistence y de las bandas locales.

Pero bueno este es un festival y como tal el tiempo era oro. Y eso lo sabían perfectamente los chicos de Blessing Líes quienes tocaron a con un público cuasi nuevo para ellos. Además de ser la primera vez que el festival agrega un género por decirlo ‘nuevo’ el público respondió a la banda el.sonido del metalcore no está alejado del clásico metal, es más le da un sabor poguero y te pone a mover. Buen show de la banda y grandes representantes de su estilo.



Zeratustra:

Para nadie es un secreto que el Thrash Metal es uno de los géneros que más seguidores tiene nuestro país, para beneplácito de los fanáticos se hizo presente Paralysis de Nueva Jersey, con un estilo que va entre el Thrash y el Crossover. Muy efectivo por cierto, con la agresividad característica sin perder la melodía en los momentos necesarios. Pero la jornada se pondría más intensa aún cuando salió Masacre de Colombia, una banda que ya ha venido en varias ocaciones y quienes nos regalaron una buena dosis de Death Metal, quizás uno de los puntos más resaltantes de la noche. Seguiría, Hamadria,  una banda que ya tiene tiempo en la escena local, con muchos cambios en su formación. Esta vez pude verlos por primera vez en vivo y me agradó mucho su sonido. Contrario a lo que muchos hacen al clasificar a la banda dentro del género gótico, para nosotros su sonido está más orientado al Power Metal, eso sí con muchos toques sinfónicos. La actuación de la banda fue notable y la voz de Ingrid Castro sonó fenomenal, sin duda su himno hoy por hoy es "Locura Natural". Ojo que sacaron su primer álbum hace poco y felizmente Lima Metal Fest les ha dado la oportunidad de mostrarse. 

Los canadienses de The Agonist tuvieron su segunda oportunidad de tocar en Lima. Anteriormente los había visto en un local pequeño, el Yield Bar, y con su vocalista original, la ahora famosa cantante de Arch Enemy, Alissa. Me dejaron una grata impresión en aquel momento con su mezcla de Metalcore y Death Melódico donde los cambios de voces de guturales a limpia son costantes, mezclando momentos caóticos con otros pasajes más melódicos. Los chicos salieron a dar todo de sí ante un público que susperaba notablemente a los que fuimos en su primera presentación. No faltaron temas de sus primeros álbumes y lograron por momentos mover a un público local que cada vez lo veo más estático y dedicado a los selfies. Esperemos no sea la última vez que vengan por aquí.



Mi momento favorito de la noche y lo que en mi vida pensé ver por Lima, los estadounidenses de Fates Warning salían al escenario. Junto a Savatage y Queensryche fueron las bandas pioneras del movimiento del Metal Progresivo. Sin embargo a pesar de tener una discografía impecable, el éxito masivo le ha sido esquivo a la banda, peor aún por estos lares donde no tiene muchos seguidores el género progresivo. Pocas bandas en el mundo pueden lograr esa mezcla de virtuosidad, melodía y sentimientos que transmiten FW. Impecable la banda de principio a fin, y de frente nos deleitaron con uno de mis temas preferidos, "Life in still water" donde Ray nos mostraba que si bien ya no grita ni tiene esa voz aguda de antaño, ha sabido adaptarse a los cambios y disimularlo en vivo. Más grande fue aún mi sorpresa al escuchar temas de su último álbum de estudio coreado por la gente que estaba a mi alrededor, con lo cual veo que sus últimos discos han tenido pegada y es que en verda del "Theories of the flight" es un disco tremendo. From The Rooftops, Seven Stars y SOS sonaron demoledores en vivo y sus coros, al menos quienes estábamos adelante los cantamos a todo pulmón. Obviamente hubo un repaso por su ya extensa discografía con temas como "A pleasant shade of grey part III", "Firefly", "Another perfect day" y la heavy "Silent cries". Pero temas como "Point of view" me hacen recordar el por qué "Parallels" es mi álbum favorito de la etapa de la banda con Ray en las voces. El cierre con "Throught different eyes" y "Monument" fue espectacular. Como siempre nos gustaría que haya habido más temas pero en este tipo de festivales, el tiempo es lo que falta y ya había un retrado de casi 45 minutos así que la banda se despide ante el aplauso de todos. 


Vane:

Luego de culminar la era Metalcore con The Agonist, era momento de ponernos más rudos y satánicos dando pase a los alemanes Purgatory banda Death Metal junto a 2 grandes íconos del Metal Mundial Nervochaos (Bra) y Enthroned (Bel) en su Tour Sudamericano “Unholy South American Conquest Campaing 2018”. Nuestro estado a “modo violencia” estaba siendo activado con el tema “Spreading The Plague”, luego, “In Damnation Eternal” y “Chaos Death Perdition” y para ser primera vez en nuestras tierras peruanas, la banda tuvo gran acogida dentro de la escena limeña metalera. Por ello, tanto Purgatory como nosotros escena Death Metalera, fue muy satisfactoria dicha presentación. Esperemos su pronto retorno y así nos puedan deleitar con sus demás temas en un tiempo honorable.


Nervochaos. Llego el momento para la banda Brasileña Death Metal Nervochaos con su toques Sarcofagianos y Sepulturescos (en sus inicios). El sonido caótico y aplastante, brutal y simplista empezaba a penetrar nuestros oídos con el tema “Pazuzu is Here”. El público respondía de mayor o igual intensidad que en sus anteriores presentaciones.

Whisper of death. Llegó el momento para el ambiente Doom Metal bien presentada por los jóvenes cusqueños “Whisper of Death”. Primera vez tocando en Lima Metal Fest, teniendo un público considerable a esas horas de la madrugada y buen sonido de por medio. Whisper of Death nos presentó temas de su EP “Exodus of the Dammed” encandilando al público en general, bajo sus líricas nos transportábamos a lugares mas recónditos lejos de la gran ciudad Limeña. Sin embargo, teníamos que retornar y dirigirnos hacia el escenario Dio ya que era el gran momento más esperado de la noche madrugada.


Siendo aproximadamente las 2:00 am, los headbangers dieron su cuasi último respiro acomodándose entre empujones para ocupar el lugar mas favorable para la vista…El gran estelar de la noche del género Black Metal “Dark Funeral” mostrándose con 2 banderolas como fondo principal del “macho cabrío” o “Baphomet” en el escenario. Todo estaba tenebroso como era de esperarse, aunque al arrancar con el tema “Unchain My Soul” tuvieron complicaciones con el sonido del micrófono jugándoles una mala pasada, que fue solucionado de inmediato. Pequeño detalle que no obstaculizó el gran show que nos venía encima.  A partir de ello, fueron 40 minutos de duración aproximádamente que retumbaron nuestros cerebros. Y antes de finalizar su último tema “Where Shadows Forever Reign”, Heljarmadr, empieza a flamear la bandeta representativa de Dark Funeral, eran señales que el show llegaba a su fin y junto a ellos nuestra partida del Festival Lima Metal Fest III, satisfechos y agradecidos.


Para finalizar sólo nos queda agradecer a Thrashirts y todos los que hicieron realidad una nueva edición del mejor festival de Metal que tenemos, el Lima Metal Fest. Y por apostar por bandas que jamás imaginamos ver por aquí y sobre todo darle vitrina a bandas nacionales y de la región también. Esperemos no sea la última vez, a pesar que nuevamente no se agotaron las entradas como esperábamos y esa es quizás nuestra mayor autocrítica, como escena nos falta todavía mucho; recuerdo que muchos se quejaban de la ubicación de la anterior edición, esta vez se hizo en un lugar céntrico y ni así hubo la respuesta que espera uno. Por otro lado, cada vez veo a la gente más apagada, sin pogo, sin muchos aplausos, sin gritos de batalla, todos estáticos y con celular en mano, cosas de estos tiempos quizás. Finalmente, sería buena idea reducir el número de bandas a futuro en pos de tenerlas más tiempo, además que hasta ahora hemos visto que las personas no suelen ir temprano a este tipo de festivales. Como sea ¡Larga vida al Metal! 

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.