Bolt Thrower es posiblemente la primera banda Death Metal del reino unido y que no tenía nada que ver con el sonido estadounidense, holandés, finlandés o sueco de mediados de los 80s. Donde muchos alegan que las primeras bandas en incursionar distintos elementos Deathers en Inglaterra fueron Carcass, Napalm Death y Unseen Terror y con sus respectivos inicios discográficos como banda. Pero si se desglosan completamente las estructuras de los discos como; “Human Error” (1987), “Scum” (1987) y “Reek of Putrefaction” (1988). Denotamos matrices Grindcore, Punk extremas y con pinceladas deathers que se podría decir que fueron los pequeños indicios de un híbrido Death Metalero de la época. Pero que no era una idea general del estilo y mucho menos tenía esa idea de muerte en sus composiciones.


Fue así que los medios opacaron de cierto modo a una banda que pocos conocían y no tenían nada que ver con el sonido thrashero, Punk o Grindcore de esa época en Inglaterra y más aún que esté relacionado con el sonido de otros países de aquellos años dentro del género de muerte. Es por ello, que en medio de tantas bandas Grindcore que emergían por la furia inglesa del estilo corrosivo, pero antes que ellas, una banda proveniente de la ciudad más bombardeada durante la segunda guerra mundial, Coventry. Tendría el primer disco death metalero de la época en la historia de Inglaterra y tendría una matriz distinta a la de otros países titulado “In Battle There is No Law” (1987). Siendo la primera demostración Death Metal de la época, donde las pinceladas de otros sub géneros musicales no estaban integradas con esta monstruosidad Death Metal llamada Bolt Thrower.


In Battle There is No Law” (1987) fue una demostración que rompió el esquema clásico de hacer Heavy Metal en Inglaterra y que poseía su sonido, el cual fue creado por Gavin Ward (quien inicialmente tocaría bajo) y Barry Thompson en las cuerdas. Además de aunarse la batería de Andy Whale y la voz de Alan West para esta primera demostración. Luego de ello la banda comenzaría a pregonar su arte con mayor determinación lanzando demostraciones como “Concession of Pain”, “Forgotten Existence” y “Prophets of Hell”. Anexando a estas producciones la grabación con John Peel en la BBC radio de Inglaterra el 3 de Enero de 1988 y teniendo por nombre “The Peels Sessions”, el cual sería el primer EP de la banda y daría hincapié a que la banda se más conocida por todo el reino unido y por ahí los ojos extremos comenzarán el nombre de Bolt Thrower con otros ojos y es ahí que la banda decide cambiar e integrar nuevos músicos. Porque mencionado EP fue la inclusión de Jo Bench y la partida de Alan West. Pero su salida dejaría a la banda bajo la merced de uno de los mejores vocalistas de su época Karl Willetts. Quien le dio la actitud necesaria a Bolt Thrower para ser una banda concisa y directa en vivo, además que durante esta época de cambios de alineación. La adición de Jo Bench en el bajo como la primera mujer dentro del lado extremo del Heavy Metal a nivel mundial tendría mayor renombre dentro de la creación de miles de bandas Death Metal de todo el mundo. (OJO: No existían las divas de estos años en el Death Metal durante finales de los 80s).

Luego de obtener la mejor alineación de la banda, Bolt Thrower decide regrabar la demostración “In Battle There is No Law” (1987), pero esta vez con la voz de Karl y el bajo de Jo. Quienes en comparación de la demostración le pusieron mucho más fuerza, demostrando ser una banda de respeto para 1988. Y aunque la grabación de este primer disco fuera extremadamente amateur, la banda ya tenía un contrato discográfico con el sello hardcore de Vinyl Solutions. Quienes esos años desconocían el sonido death Metalero de Bolt Thrower y comenzaron a promocionarlo como Death / Grind por las bandas que estaban teniendo más auge durante la creación de la banda. Y es así que la banda decide dejar Vinyl Solutions y pasar a las filas del sello más pesado de aquellos años Earache Records, con el cual comenzarían las negociaciones de su segundo disco en estudio para 1989. Fue así que la idea de “Realm of Chaos: Slaves of Darkness” comenzaba a tomar forma y una de las mejores propuestas que tuvo la banda durante esos años es que los creadores de Warhammer, la Games Workshop se ofreciera a la banda para realizar la caratula de este primero, porque escucharon las grabaciones del su EP “The Peel Sessions” y las grabaciones de este primer álbum y según su opinión se compenetraban perfectamente con la idea que tenía el juego.


Inicialmente “Realm of Chaos: Slaves of Darkness” (1989), se iba a lanzar independientemente pero llegó monstruo Earache Records y todo el panorama cambio completamente. Porque se tendría una de las caratulas más caras de la época realizada por Games Workshop y todo el contenido lírico y musical dentro de las 11 canciones que tenía esta segunda producción estaban basadas en el juego de mesa Warhammer y claro ejemplo de ello son títulos como “Plague Bearer” y “World Eater”, además de añadir líricas de guerra, hermandad y sus consecuencias nefastas en la sociedad. Luego del lanzamiento el 28 de Octubre de 1989, la banda se adentraría en una extensa gira con sus compañeros de sello Carcass, Napalm Death y Morbid Angel. Donde grabarían el tema en vivo “Realm of Chaos” para su EP “Cenotaph” (1991) y el cual sería la antesala a su aclamado “War Master” (1991). Con el cual darían un cambio rotundo a nivel compositivo, porque la banda comenzaba a evolucionar de mejor manera y Bolt Thrower para aquellos años ya era una banda de temer, porque su sonido estaba basado en guerra, pero esta vez la banda le añadió ese taquito necesario para que se distinguiera aún más del resto de bandas que estaban plagando el mundo dentro del Death Metal. Claro que desde sus inicios, los ingleses ya eran una matriz death Metalera separada del resto de bandas de su misma época y que jamás tuvo ápices de otras bandas de otros países, siempre fue Bolt Thrower desde el inicio. Pero esta vez con una producción mejorada por Colin Richardson en Slaughterhouse Studios, Driffield. Quien capto toda esa ingeniosidad y ayuda a la banda a escalar un nivel mayor en sonido y composición, además de contener nuevamente la ayuda de de Games Workshop para la caratula de esta tercera placa.



Fue así que después de la tremenda acogida que tuvo “War Master” (1991) en todos los medios metaleros de la época, se embarcaron en una extensa gira por los Estados Unidos dentro de un bus escolar amarillo con un montón de juegos de computadora para entablar más relaciones con las líricas de siguientes álbumes; y fue así que en ruta, la compenetración de la banda daría lugar a otro disco en 1992 titulado “The IVth Crusade”. Siendo el siguiente pasó a la perfección de Bolt Thrower, el cual los llevó por caminos más lentos y rimbombantes, pero que al mismo tiempo contenía tiempos Grindcore de su natal Inglaterra y con sonido superior al de sus tres primeros álbumes. Además de traer una de las mejores caratulas de Eugène Delacroix de 1840, el cual tiene por título “La entrada de las cruzadas a Constantinopla”. Siendo un factor muy importante con el título del álbum y el contexto lírico e histórico porque llega a ser la cuarta cruzada inglesa para recuperar tierra santa que tiene este disco de Bolt Thrower. Luego de ello la banda se internaría en la gira llamada “World Crusade” con los polacos de Vader y los suecos de Grave, además de tener otras giras por Estados Unidos y Australia a lado de Armoure Saint. Y durante ese trayecto salieron al mercado musical de 1992 los simples de “Spearhead” y “Dying Creed”, los cuales pertenecían a su cuarta placa en estudio y de pasó darse un descanso en nuevas composiciones para su siguiente álbum y dedicarse a los conciertos que venían. 



Después de una gira un poco tormentosa a en
Estados Unidos por la discordancia de hechos en sus vidas personales de Andrew y Karl. Ellos querían tener resultados distintos y no solo estar inmiscuidos en la música, es por ello que “…For Victory” (1994) llega a ser un gran disco de despedida para ambos músicos y bajo la estampa fotográfica que retrata el atardecer del conflicto entre Inglaterra y Argentina por las Islas Malvinas en 1982.


Según los rumores de aquellos Karl y Andrew querían regresar a sus raíces Grindcore y trata de salir del encasillamiento que se tenía en el sonido de Bolt Thrower y es porque que los medios especializados querían esparcir el rumor y junto a ello la reseñas del disco mencionaban dos canciones “When Glory Beckons” y “Armageddon Bound”, donde la voz de Karl era más chillado y con gritos que se asemejaban a alguna banda Hardcore de mitades de los 80s en Inglaterra. Pero como todos sabemos, los medios existen muchas veces para magnificar los sentimientos de lo que en realidad pasaba en la banda y no era más que ellos querían tener familia, graduarse y llegar a tener un trabajo de otro tipo. Es así que luego del retiro de ambos músicos, inmediatamente entran a la banda el veterano holandés Martin Van Drunen a suplir con la voz y Martin Kearns para las presentaciones y demás eventos que tendría Bolt Thrower con su fanaticada. Asimismo, muchos estaban ansiosos de escuchar esta nueva joya en vivo titulada “…For Victory” (1994) y ver como la banda seguía creciendo en su sonido y su composición.



Bolt Thrower continúo dos años con Martin Van Drunen en la voz, luego de eso se retiró de la banda por no compenetrarse perfectamente con todo lo que involucraba ser un soldado de esta armería inglesa. Además de haber sufrido una caída de pelo impensable y tenía que retirarse para tratarse. Entonces fue así que entra David Ingram para las presentaciones que venían y  Martin Kearns decide dejar la banda por motivos desconocidos, siendo reemplazado por Alex Thomas en la batería. Pero durante este proceso de confusión y cambios dentro de Bolt Thrower, un personaje viejo seguiría en la banda para contribuir con su voz en el siguiente disco que tendría por nombre “Mercenary” (1998). Además de cambiarse de sello de Earache a Metal Blade, por tener conflictos internos con el sello y porque el monstruo inglés estaba comenzando a ceder su poder hacía nuevos sellos extremos que ya le estaban llevando la delantera para ese año. 


Mercenary” (1998) es un disco con sonido 100% Bolt Thrower y basado en sus discos de 1989 y 1991. Bajo el tempo lento, pero intenso al momento de acelerar con el doble pedal. Luego de ello Karl decide retirarse por segunda vez de la banda y dejarle el camino a David Ingram, quien hace unos meses había dejado completamente Benediction para enfocarse en Bolt Thrower. Aparte de los cambios de vocalista, la banda obtuvo un pedido de su ex sello para juntar los dos EPs de la banda en un solo disco titulado “Who Dares Win”, pero la banda no estuvo deacuerdo con ello para su edición porque inicialmente Earache pensaba llamar a ese recopilatorio “No Guts No Glory”. El cuál era el título de una de las canciones del nuevo disco de Bolt Thrower y Metal Blade entro en juicio para que este recopilatorio tuviera otro nombre. Por el cual este recopilatorio de EPs vío la luz en versión vinilo a inicios del 2018.

Las cosas comenzaban a tener otra característica dentro de esta mítica banda inglesa, porque los conciertos death metaleros ya no tenían tanto auge, por la entrada de otros sub estilos musicales que comenzaban a predominar en todo el mundo, siendo un factor importante el regreso de Martin Kearns a la banda, porque Alex Thomas veía complicado las nuevas composiciones de Bolt Thrower. Es así que tuvo que pasar tres años para que la banda lanzara al mercado un nuevo disco al mercado extremo del Heavy Metal, el cual tiene por título “Honour – Valour – Pride” (2001). Donde existían nuevas matrices dentro del sonido de los ingleses y la adición de Martin en la batería le dio otro contexto a la banda, porque se sentía toques mucho más grooves en su música y la entrada del nuevo siglo les sentaría muy bien con esta nueva presentación de 9 canciones. Además de regresar por segunda vez a diseñar una caratula basada en la segunda parte del juego de mesa Warhammer y que esta vez se llamaba 40,000 Warhammer. La cual fue diseñada por Jan Meininghaus. Retratando todo ese sentido futurista en sus líricas y el sonido inconscientemente seguía siendo Bolt Thrower de antaño, pero esta vez con sabor a 2000s. 

Con esta nueva energía en composición la banda decide comenzar a grabar su nueva presentación en estudio a inicios de 2004, mientras que la banda comenzaba a prepararse para nuevas giras en Estados Unidos y Europa. Pero la banda sufre un hincapié dentro de su proceso de composición, debido a que, David Ingram se retiraba de la banda por problemas de salud y esto dejaba a la banda en busca de un nuevo vocalista. Fue así que el 18 de noviembre del 2004 la banda decide anunciar el regreso de Karl Willetts a la banda y comenzar la regrabación de las voces de “Honour – Valour – Pride” (2001) como precalentamiento y entrar en forma para las grabaciones que comenzarían en Mayo del 2005 de lo que vendría a ser el renacimiento completo de la banda y tendría por título “Those Once Loyal” (2005). El cual fue lanzado a partir del 11 al 15 de Noviembre del mismo año en todos los territorios metaleros del mundo. Además de anunciar una extensa gira por Europa por el lanzamiento de este majestuoso disco en estudio, pero las probabilidades de girar por Estados Unidos no tenían buena pinta, porque la promoción para eventos del sello no estaba asegurada a nivel económico. 



Those Once Loyal” (2005) es un disco magnánimo por donde lo comiences a escuchar y que es un fiel predecesor de “Honour – Valour – Pride” (2001), pero que esta vez contenía una producción moderna y nuevamente bajo la edición gráfica de Jan Meininghaus y fotografía de Levente Toth para la tapa del disco. Luego de tremendo lanzamiento la banda se proyecta en conciertos el 2006 y decide enfocarse en la creación de un siguiente, pero las bajas ideas de composición y por la misma razón que la banda había lanzado un disco de solemnes magnitudes. No querían presentar a sus fanáticos lo que el nombre de la primera banda de Death Metal de Inglaterra representaba para todo el lado extremo del Heavy Metal. Es así que debido a ello la banda decide presentarse en contados festivales hasta la muerte Martin Kearns en el 2015. Con el cual se termina su ciclo como y que no podían mejorar su última producción; siendo una noticia que impactaría en los corazones de todo buen death metalero, porque una leyenda perfecta en todos los sentidos de la palabra se estaba extinguiendo y muchos quedamos sin poder verlos alguna vez. Pero los que tuvieron la oportunidad de verlos en sus mejores años y durante sus últimas presentaciones que están inmortalizadas en todas las plataformas virtuales de estos últimos años. Recordarán a una banda intensa y directa en vivo; además de ser una de las pocas bandas que jamás piso suelo latinoamericano completamente.

Quizá la banda jamás vuelva a reunirse, pero con este contenido dedicado a la banda y toda una trayectoria intachable como la primera banda de Death Metal británico. Solo nos queda decir, muchas gracias por todo el material discográfico que nos dejaste Bolt Thrower, porque con ellas nuevas bandas y nuevos fanáticos deben darte los que te fue negado en su momento, pero que esta vez queda escrito que son y serán la primera banda infectada de muerte de Inglaterra!!! Eternamente Bolt Thrower (1985 - 2016)!!!


Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.