Fecha de Lanzamiento: 31 de Octubre del 2020 
País de la Banda: Desconocido 
Sello: P2
Estilo Musical: Brutal Death Metal






La primera vez que escuche a The Heretics Fork fue debido a la temática que tenía la banda sobre torturas de la santa inquisición y otros detalles relacionados a ese tema, pero dentro de este tema la banda pasó desapercibida completamente de mis radares de música brutal y oscura. Pero gracias al segundo lanzamiento en mención “Opacis Doloris” lanzado por P2, pues el interés de escuchar ambos álbumes comenzaron a ser más fuertes, por lo que comencé a escuchar su primera producción “Tormentore” (2018), donde me encontré con una banda mucho más oscura que los clásicos Brodequin o Liturgy, pero al primer instante, ambos álbumes no fueron fáciles de digerir y se tuvo que dar unas cuantas vueltas a ambos CDs para entender la enfermedad que presentaba esta banda sin país de información acerca de su música e integrantes. Y dentro de ese detalle de mantener las cosas más ocultas del mundo, pues es que tiene un gancho interesante y reflejado en la música oscura y nauseabunda que tiene la banda en ambos discos. 


Como lo iba diciendo en el primer párrafo, The Heretics Fork es quizá una de las pocas bandas que me demoro en tomar atención dentro del Brutal Death Metal, ya que, a pesar de tener muchas cosas conocidas en sus esquemas y riffs, pues la idea de hacerlo más oscuro que de costumbre, es lo que intimida bastante su escuchada de ambos álbumes. Entonces, “Opacis Doloris” no es un disco sencillo de entender dentro del Brutal Death Metal, porque es una de las pocas que tiene bastante misterio y su música es muy visceral, a parte que tiene una especie de aura al momento de escucharse que otras bandas no tienen. Pero claro, si esperas que las canciones sean brutales, viscerales y asquerosas, pues la banda te lo brinda desde la primera canción que es “The Shrouded Hand” y hasta “The Ossuary Void”, donde lo enfermo y carente de muchos adornos en computadora son lo más llamativo de esta banda. Y a eso aplicarle la temática de torturas y una voz ultragutural, pues es que se tiene a una de los mejores actos extremos dentro del estilo y de bastante carácter personal en su música; y eso es algo difícil de hacer cuando se trata de música extrema y especialmente dentro de esta inclinación oscura que tiene esta clase de Brutal Death Metal

Ambas presentaciones de larga duración son unas obras claras que el Brutal Death Metal puede ser lo más cochino, sucio y oscuro posible, donde lo más importante de la banda no es la técnica o las dosis extremas que te colocan como banda, sino ese detalle enfermizo y provisto de un aura maligna que muy pocas bandas del estilo tienen alrededor de un álbum, e inclusive en muchos pasajes, el aire se pone turbio y con bastantes ideas putrefactas que te vienen al cerebro de una manera natural al escuchar “Tormentore” (2018) y “Opacis Doloris”. Y eso como lo dije, es algo muy complicado de hacer, porque va más allá de solo escuchar a una banda técnica, brutal y más cosas de ese tipo, sino a una banda con un karma que intimida a momento de reproducirse. 


Opacis Doloris” es un disco seco de escucharse y quizá no cumple con los patrones sentimentales que tienen otras bandas de Brutal Death Metal, pero es ahí que las cosas se ponen majestuosas de escuchar y traen ese terror que cada cierto tiempo es bueno de escuchar en una banda de este tipo, donde la producción a nivel general es la esperada dentro de lo podrido de su música. 

Calificación: 8.5 / 10

Lista de Canciones:

1. The Shrouded Hand 
2. Charred Litanies
3. Throne of Endless Woe
4. Sigils 
5. Unto Nefarious Misery 
6. Draped in Stygian Veils 
7. Gallowborne 
8. The Ossuary Void

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.