Disentomb - The Decaying Light - 2019 (Unique Leader Records)


Lista de Canciones:

1. Collapsing Skies 
2. Your Prayers Echo into Nothingness 
3. Indecipherable Sermons of Gloom 
4. Undying Dysphoria 
5. Centuries of Deluge  
6. The Decaying Light 
7. The Great Abandonment  
8. Dredged into Existence 
9. The Droning Monolith 
10. Dismal Liturgies 
11. Invocation in the Cathedral of Dust  
12. Rebirth Through Excoriation
13. Withering


Australia a inicios de los 90s fue un país que estuvo oculto dentro de la explosión del genero de muerte, pero ello no significo que las pocas bandas que tenían esta inclinación en su momento no podrían destronar a otras de su época; es así que dentro de este reducido mundo de bandas que nacieron en esa época, nombres como AbramelinMisery y Mortification tuvieron un gran impacto en el mundo deather de aquellos años. Presentando discos como; "Abramelin" (1995), "A  Necessary Evil" (1993) y "Scrolls of the Megilloth" (1992). Los cuales fueron lo mejorcito de aquellos años en Australia y pusieron a este país en la mira de sellos europeos como; Nuclear Blast y Repulse Records, quienes no dudaron en reeditarlos a través de sus sellos y lanzarlos como leyendas del estilo en su país y del mundo. Pero luego de ello, Australia cambia su presentación deather y lo torna un poco más técnica, industrial y brutal con el pasar de los 90s y su nueva cara hacía este nuevo siglo traería grandes nombres a la escena deather mundial que son; PsycropticMephistopheles, OuroborosThe Amenta, The Berzerker, Carnal y los citados en esta reseña Disentomb. Siendo estos últimos quienes balancean muy bien las cosas entre lo brutal y al mismo tiempo ponerle matices disonantes que los apega más a un momento técnico de retoques acabados.

Con solo 3 álbumes en su haber, Disentomb se introdujo en el cerebro de todo amante de lo brutal y técnico, creando esa expectativa necesaria para todo amante del Brutal Death Metal a la vieja escuela, pero que pisaba la modernidad de una manera tan natural al hacerlo disonante y con escalas que no salían de su enfoque brutal. Desde su primer álbum "Sunken Chambers of Nephilim" (2010), la banda ya prepara lo que se vendría en sus siguientes producciones y aunque en este primer álbum aún se notaba que estaban en primera fase compositiva. La banda ya presentaba un trabajo por encima de lo común del Brutal Death Metal y sello japones Amputated Vein Records se encargaba  de presentarlo al mundo de manera masiva; es así que pasan unos años y sale al mercado "Misery" (2014) a través del mejor sello brutal de estos últimos años New Standard Elite. Donde todo lo que se conocía de Disentomb hasta ese momento, quedó desterrado y esta nueva propuesta tenía todo lo que a muchas bandas de estos años les falta hacer, creatividad en un mundo donde o te vas por el lado extra técnico del estilo o te quedas imitando a las viejas glorias del pasado. Pues no, "Misery" (2014) fue un disco que balanceo todo lo que se conocía como brutal y técnico, pero sin la necesidad de ponerse tediosos o usar escalas imposibles de moshear en un concierto, solo Brutal Death Metal directo a la vena.   



Es por ello que este "The Decaying Light", es un disco muy esperado por todos los amantes de lado brutal del genero de muerte, porque se quiere ver cual es el grado de progresión al que la banda quiere llegar y después de haberle dado varias vueltas al disco. Se puede decir que su matriz esta intacta y que nuevamente la banda se supera en su música para traernos un disco de grandes proporciones dentro del Brutal Death Metal de estos últimos años y que estos 5 que pasaron desde su segunda producción, no mermaron su manera de hacer las cosas y que por el contrario la naturalidad de las 13 canciones que contiene este disco, son dignas de ponerlas en un pedestal. Debido a que desde cuando la banda abre esta monstruosidad con "Collapsing Skies", la genialidad pausada con riffs sueltos de Jake Wilkes, los parches de Henri Sison, partes Blues-seadas del nuevo bajista Adrian Cappelletti y la voz ultragutural de Jordan James. Son todo un deleite de ideas que continúan en los siguientes canciones como; "Your Prayers Echo into Nothingness" y "Indecipherable Sermons of Gloom". Donde en el primer tema mencionado, se tiene como invitado especial a Matti Way (Abominable Putridity, Liturgy, Cinerary, Disgorge, Pathology, etc) 


Ojo, pero si esperabas un disco que siguiera bajo las lineas anteriores de las 3 primeras canciones, pues con "Undying Dysphoria" la cosa se pone mucho más ambiciosa en composición y su raíz cuasi propia comienza a denotarse agigantada y presentan un tema de muchos cuerpos y esquemas musicales que no se hacen en otros discos. Donde la simpleza de la batería para unir riffs acelerados, es todo un gran logro como banda hacer Brutal Death Metal sin la necesidad de acelerarlo al máximo y en medio colocarle sus notas disonantes que continúan en temas posteriores como; "Centuries of Deluge" y la canción que da titulo al disco "The Decaying Light", siendo esta última la que te mete un balazo en la cabeza. Luego se encuentra el descongestionante del disco "The Great Abandonment", canción corta que le abre el paso a las imponentes "Dredged into Existence" y "The Droning Monolith", donde los esquemas son de otro nivel compositivo que se apegan a la rebuscada "Dismal Liturgies". Canción que es todo un logro para el Brutal Death Metal de estos últimos años y que pareciera que este estilo solo grandes bandas como Disentomb están destinadas a mejorar. 

Cerrando casi el disco nos encontramos con otra apaciguadora de pasiones brutales "Invocation in the Cathedral of Dust" iniciando lenta, pero concisa y de tiempos agitados que son diezmados por el doble, siendo un tema necesario dentro de tanto tecnicismo brutal de Disentomb y este nuevo "The Decaying Light". El cual al final del disco se dispara con la exagerada brutalidad de "Rebirth Through Excoriation" y se cierra todo con la instrumental de "Withering". Siendo un gran logro para la banda volver a reinventarse dentro de un mundo poblado de copias, malas copias o exageradas aceleraciones rítmicas, haciendo de este "The Decaying Light" la mejor interpretación del Brutal Death Metal del 2019. Con una producción auditiva y gráfica muy bien lograda por parte de Colin Davis (Amagortis, Beheaded, Condemned, Decrepit Birth, Deeds of Flesh, Defeated Sanity, Devourment, Disgorge) y Nick Keller (Altarage, Fallujah, The Black Dahlia Murder). 

Disco recomendado al máximo si deseas que algo te triture la cabeza!!!

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.