Banda: Ravensire (Portugal)
Álbum: A Stoned Engraved In Red
Año: 2019
Género: Heavy Metal
Sello: Cruz del Sur Music
*Integrantes:
Nuno Mordred - Guitarrass
Rick Thor - Bajo / Voz
Alex - Batería
Mário - Guitarras

*Lista de Temas:

1. Carnage at Karnag 
2. Thieves of Pleasure
3. Gabriel Lies Sleeping 
4. Dawning in Darkness
5. Bloodsoaked Fields
6. After the Battle
7. The Smiting God  
8. The Games of Titus











Desde Portugal nos llega el tercer disco de esta banda de Heavy Metal llamada Ravensire, quienes practican un Heavy Metal muy tradicional y épico con reminiscencias a bandas como Manilla Road o Manowar por momentos, así que arranque sabemos por dónde irá su sonido en este disco. Este disco al que han titulado "A Stone Engraved in Red" está dedicado al legendario guitarrista / voz de Manilla Road, Mark “The Shark” Shelton quien como sabemos falleció el Julio del año pasado, y a quien pocos tuvimos la dicha de verlo en vivo en su única presentación en Lima junto a Omen. A él le dedican temas como “Carnage at Karnag”, “Gabriel Lies Sleeping” and “The Games Of Titus”. También hacen mención a una dedicatoria a Hartmuth ‘Barbarian Wrath’ Schindler quien al parecer tiene graves problemas de salud que lo han postrado en un hospital y a él le dedican "Dawning In Darkness". El disco saldrá oficialmente en Junio, siendo el día 14 de Junio su lanzamiento en Europa y el 21 de Junio en Estados Unidos a través del sello Cruz del Sur Music quienes suelen apostar por bandas muy interesantes dentro del Heavy Metal más clásico.


Ahora yendo de frente al sonido del álbum; un riff sencillo, directo y melodías épicas nos introducen al primer tema, Carnage at Karnag, que cumple con la atmósfera épica llevada sobre todo por la voz y el coro directo pero efectivo, un tema en pan himno que cumple con lo que la banda propone en su sonido. Thieves of Pleasure por su lado, empieza con un buenos riffs y solos de guitarra, la velocidad sube por un breve momento hasta que el riff principal nos mantiene en un medio tiempo por ratos galopante, la voz a lo Manowar esta vez nos da un coro no tan logrado como en el anterior tema pero las guitarras sí cumplen con buenos solos de guitarra y riffs. El tercer tema, Gabriel Lies Sleeping, empieza mejor, con un buen riff de aires clásicos y épico que da pase a un ritmo galopante y nuevamente la voz a lo Manowar se apodera del tema, la voz cumple pero siento que las guitarras se roban el show con sus buenas melodías y solos. Con Dawning in Darkness, mejora un poco el nivel, aquí las guitarras nuevamente cobran protagonismo al inicio y son interrumpidas por el riff principal, en este tema sí tenemos a una voz más inspirada sobre todo en el estribillo anterior al coro que va reforzado de épicas melodías de guitarra, en cuanto al coro, no sale de la fórmula de ser directo y sencillo, como para corearlo en los conciertos, todo un himno y lo más logrado en el disco.


Ya a mitad del álbum tenemos a  Bloodsoaked Fields, que es básicamente una introducción, con un solo de guitarra lento que esta vez no destaca mucho y sirve de preámbulo a After the Battle, el cual  empieza con un riff algo más lento pero épico dominando el tema, sin embargo el tema continúa con una fórmula que me empieza a cansar, con un coro a estas alturas predecible, ya que es lo que se ha venido repitiendo desde el comienzo, simple, directo y hecho para corear, es efectivo eso sí pero repetitivo, el solo de guitarra a mitad de la canción levanta un poco los ánimos mientras que al final pisan el acelerador siendo uno de los pocos momentos donde rompen su monotonía. El penúltimo tema, The Smiting God, nos da los ritmos más acelerados del disco, en plan Speed Metal por momentos, como en casi todo el disco, las guitarras salvan el tema con sus riffs y solos de guitarra, bien logrados en algunos momentos pero la voz a estas alturas se me hace algo monótona, quizás si separo el tema del álbum, de hecho tenemos un tema sólido, pero luego de escuchar los 5 temas anteriores, es una fórmula que me cansa un poco. Finalmente el disco termina con su mejor tema, The Games of Titus, el cual empieza con guitarras acústicas, la voz cambia un poco aquí, ya que aparece como narrando, un recurso que siento pudo haberse aprovechado mejor, las melodías son memorables tanto las acústicas como la introducción épica a 2 guitarras eléctricas, siendo este como dije antes, el tema mejor logrado del disco y el más épico también, todo funciona, los cambios, los ritmos galopantes, la voz aguerrida, las melodías épicas, los solos de guitarra, terminando de buena forma este álbum.


En resumen, es un disco que recomiendo a quienes gusten del Heavy Metal más clásico y épico, quizás a fanáticos a muerte de bandas como Manowar o Manilla Road tendrán material para cabecear un buen rato. El disco tiene sus buenos momentos gracias a las guitarras pero la voz se vuelve repetitiva por momentos y no hace gala de muchos recursos salvo en el último tema, se que es una voz acorde a este estilo pero las líneas vocales no están del todo inspiradas en algunos temas. En un estilo tan sobre explotado como el Heavy Metal tradicional, entiendo que es difícil destacar y sonar frescos, así que como dije antes este disco seguramente les hará pasar un buen rato a los más fanáticos del Heavy Metal más clasico y épico.


Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.