Soen - Lotus - 2019 (Silver Lining Music)


Lista de Canciones:

1. Opponent
2. Lascivious
3. Martyrs
4. Lotus
5. Covenant
6. Penance
7. River
8. Rival
9. Lunacy




Cuando Opeth comenzó a mezclarse con la ladilla de Steven Wilson, la banda cayó en una depresión musical tediosa de escuchar, siendo la última reminiscencia del sonido original de los suecos en "Ghost Reveries" (2005). Disco que marcó la última faceta original de la banda, antes de sumirse en rock 80s de índole progresivo y su líder - Mikael Åkerfeldt todavía se comportaba como alguien distinto a otras personas y estaba a favor del mejoramiento del estilo de su banda y del Heavy Metal. Pero luego de 3 discos aburridos en estudio, las sandeces que salían de su boca eran ridículas, porque era una persona distinta e hipócrita con los fanáticos que lo acompañaron toda su carrera al decir que somos cerrados en cuanto a su música y el Heavy Metal. Siendo lo casual de ese comentario, que por aquellos años aún seguía siendo vocalista de los suecos Bloodbath y sus palabras se las llevaba el tiempo, porque no tenía ningún sustento con lo que exponía en otra banda y como su Opeth decepcionando a muchos fanáticos, lo único que podía decir fue "CERRADOS". 

Entonces, dentro del alejamiento sonoro de Opeth, la mayoría de sus músicos comenzaron a retirarse por motivos expuestos en sus siguientes álbumes y que nadie estaba deacuerdo en continuar para malograr un nombre importante en Suecia. Siendo así que el uruguayo Martín Lopez entendió que se tenía que seguir con el camino de esta banda y llevarlo a otro nivel bajo el nombre de Soen, pero esta vez no solo estar basado en ritmos metaleros, sino también rockeros que puedan depender de muchas razones musicales y especialmente puedan estar dentro de lo pasado de Opeth y meterle dosis progresivas de  los estadounidenses Tool. Los cuales dotaron a la banda de una personalidad muy interesante y poco a poco comenzar a tener ese sonido cuasi original que Soen era capaz de hacer. Pero para ello Martin se junto con nuevos músicos que entendieran lo que se tenía pensado con Soen y así fue que se encontró músicos capaces de recordar un sonido y transformarlo en algo muy personal y de influencias variadas a medida que se escucha toda su discografía desde "Cognitive" (2012),  "Tellurian" (2014), "Lykaia" (2017) y el motivo de esta reseña "Lotus" (2019). 


Cada uno de los discos de Soen contienen muchos esquemas que rondan por viejas y nuevas influencias, las cuales denotan que la banda sigue explorando su propio camino y que este "Lotus" es otra pieza maestra dentro de este rompecabezas de 4 discos en 7 años de haber sido creado esta banda. Bajo una suave producción y de detalles cuidados en lo cambios de contexto y que fueron mezclados minuciosamente por David Castillo y Iñaki Marconi en los Ghostward Studios de Suecia. Manteniendo la producción de discos pasados, pero esta vez bajo una cubierta gráfica un poco descuidada y común de usar para el nombre el disco. Debido a que en comparación de anteriores producciones, la magia del arte conceptual de "Lotus" decae en comparación del inmenso concepto musical que se reproduce en los parlantes. Quizá sea el único punto malo del disco a nivel global y sin inmiscuirse con su música. 

El disco abre con "Opponent" de una manera magistral y con esos dotes Tool-sianos que son resaltados por los sincopados de Martín en los parches y de ahí comenzar a avanzar bajo la gradiente de notas del riff inicial y poco a poco crear otro contexto provisto de más efectos creados como base en el bajo de Stefan Stenberg. Quien le sube al buzz y todo comienza a tornarse mucho más progresivo y la voz de Joel Ekelöf llena los momentos simples con su voz de varios matices en la misma nota vocal, tal y como lo hace al inicio de "Lascivious". Tema que recuerda por instantes a Opeth en su época "Deliverance" (2002) y "Damnation" (2003), con momentos fuertes y provistos de doble pedal para luego salirse por notas jazzeras y teclados cuasi psicodélicos de Lars Åhlund. Quien suele aparecer solo en momento decisivos de la banda y acuñar los contextos necesarios para su desenvolvimiento. 

Con "Martyrs" se me vinieron algunos elementos del último disco de Extol "Extol" (2014) y quizá sea porque están bajo la misma afinación y el estilo de los golpes de batería están dentro de los mismos esquemas del disco mencionado. Además de estar inmersos dentro de las mejores facetas de Tool y Opeth como en discos anteriores; quizá el detalle más resaltable del tema son las gradientes vocales que tiene Joel que componen todas sus partes lentas del tema y que continúan en el tema homónimo "Lotus". Canción que me trae algunos momentos del "Damnation" (2003) de Opeth y esta vez aúna una matriz David Gilmour-esca al tema, pero que hallan su verdadero camino en la  siguiente canción "Covenant". Tema provisto de mucho misterio en el medio, pero el riffeo principal es uno de los más adictivos y cuando se transforma el esquema del riff a punteo lleno de efectos, lo vale todo.  

"Penance" y "Riversiguen dentro del camino David Gilmour-niano y con algunos matices personales de la banda que ya denotan su propio sonido en las voces y la batería.  Denotando aún más las voces de Joel y bajo arpegios y notas simples que conectan al oyente de mejor manera y preparan el camino para que entre al reproductor "Rival" y "Lunacy". Temas que cierran este maravilloso disco y lo colocan como la primera gran expresión progresiva y cuasi metalera de este 2019. Recomendado al máximo!!!

Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.