Halloween party ideas 2015




La noche del pasado martes 5 de diciembre, en el Yield Bar del Centro de Lima, quedará grabada por siempre como uno de los mejores conciertos del año 2023. No solo por el tremendo show que nos regaló Riot City aquel día, ya que también tuvo mucho que ver la incertidumbre generada por la cancelación del 'Life After Death Horror Fest', lo que preocupó a más de uno ante la posibilidad de que toda la gira sudamericana se viniera abajo. Por suerte esto no sucedió y rápidamente la nueva fecha en México fue reagendada, con lo cual el tour pudo continuar como estaba previsto. Pasado este primer susto la expectación creció hasta volverse locura, pasión y destrucción. En las páginas especializadas todo el mundo hablaba de ello debatiendo intensamente: ¿los canadienses caerán abatidos por el soroche juliaqueño a pesar de venir de una tierra más fría que el poto de un pingüino? o ¿los asistentes de Uriah Heep podrán dobletear entre ambos conciertos sin utilizar la teletransportación?, todas estás interrogantes estaban a la orden del día y a cada minuto la expectativa iba creciendo. Finalmente llegó el día y  emprendí rumbo al local, no sin antes hacer las previas necesarias para ir calentando motores, y sobre todo garganta, así que me puse a libar alrededor de la Plaza San Martin, rodeado de todos esos habitantes de la noche que pululan por ese lugar.



Ya entrada la noche pude ver a los primeros mutantes que iban llegando, es más, hasta se formó una aglomeración en la entrada del local. Al acercarme grata fue mi sorpresa al ver a Jake Gracie compartiendo tiempo con los fanáticos peruanos, ¡pero no solo fue él!, otros miembros estaban presentes demostrando también su humildad y cariño para con sus oyentes, firmaban discos, se tomaban fotos y accedían a grabar videos a cualquiera que se lo pidiese. Después de esto se despidieron  para volver al local, así que aproveche para terminar mis ultimas cervezas y hacer mi cola respectiva. Mis ansias estaban a tope y tampoco
 quería perderme de las dos bandas teloneras: GARROTE y HYENA. La experiencia vivida con estas dos agrupaciones peruanas me transmitieron calma y tranquilidad, ‘las cosas marchan bien’, me dije a mi mismo con esa ilusión de que esto se mantenga así por más tiempo y que la escena tenga buenos representantes que den la cara por la movida nacional. La primera función fue a cargo de la banda de heavy metal GARROTE con su poderoso tema El ocaso de los Chancas’ y culminando con ‘La Agonía del guerrero, canciones que apalancaron el primer empuje para el heabanding de los asistentes. Ya el nombre de esta banda se está posicionando en la mente de los fanáticos del heavy en el Perú, siendo muy reclamado el lanzamiento de su primera producción, la cual estoy seguro estará en la mira de diferentes sellos sudamericanos. Luego entró un conjunto de raíces arraigadas en el heavy/speed de la vieja escuela, con un ascenso meteórico a la par de un reconocimiento internacional, les hablo de HYENA, conformada por Diego Valdivia (voz), Alfonzo Espinoza (guitarrista) Leonardo Zelada (batería), Alexander Rojas (bajo), Sergio Silva (guitarra), quienes abrieron su presentación destructiva con el tema ‘The Eternal Zero’ de su EP 'Nightriders'. Ya todos conocen esas armonías de guitarras que son toda una delicia y esa potencia que los hace distintivos, siguiendo con el setlist se hizo un repaso a los temas del EP 'Metal Machine', con unos fills acompañados de punteos de guitarra exquisitos, bien puestos, que hacen que te dispares como un resorte rumbo al pit. La fuerza que transmiten en conjunto es demoledora, tanto es así que sin darme cuenta tenia al mismísimo Jake Gracie (baterista de Riot City) a mi costado, viendo embobado la presentación de los nacionales, ambos nos abrazamos y disfrutamos como si fuéramos viejos amigos que se conocieron en el Nuclear Bar de Quilca. Para cerrar con broche de acero se eligió a la canción 'Keep It True' de su disco 'Live At Sanctuary' como el ultimo fuetazo para azotar al respetable. Como detalle les cuento que, conversando con Jordan Jacobs, me comentaba de su agrado por el sonido del metal sudamericano y en especial por el peruano, ‘tenía un no sé qué’ que no podía explicar con palabras, a lo mejor la mandíbula la tenía demasiado tiesa o tal vez la emoción lo embargaba hasta ese punto, pero lo cierto es que no dejó de documentar ambas presentaciones y brindar elogios.




Ahora sí, lo que todo el mundo estaba esperando: Riot City en escena. Yo para este momento ya estaba como una fiera. Un instinto animal había despertado en mí y tenía que desahogarme si o si con un buen pogo. No sé qué carajos me pasaba, habrá sido la recesión económica, el estrés del trabajo o la chela venía con algún afrodisiaco adicional que me puse recontra ready, así que tome posición justo frente al escenario, antes de que el sonido de una explosión atómica iniciara la presentación de los canadienses, quienes se mostraron con un entusiasmo palpable. La canción The Hunter’ fue la primera, siendo coreada por todos los asistentes, cosa que sorprendió mucho a los músicos. La potencia de la voz de Jacobs es sobrecogedora, poseedor de unos agudos que llegan a destruir tímpanos y bien nivelados al compás de las hachas de las guitarras; por este motivo, es que Steel Riderssonó tan demoledor (ambos temas pueden verlo en la página oficial de DARGEDIK  en Youtube) y las invitaciones para que la gente deje de estar estática y se mueva con el vértigo de esta música electrizante eran lideradas por el vocalista que se iba paseando sobre los amplificadores dándole la mano al público y haciendo contacto directo con sus fanáticos. Cale Savy sabe cómo transmitir esa energía del metal a través de sus cuerdas, es melódico y letal al mismo tiempo. La noche transcurría y se notaba a la felicidad y satisfacción de todos los asistentes que ya iban sudando la gota gorda dentro de un local que iba abarrotando su aforo. Que paja es ver que la gente se entregue en cuerpo y alma a la música sin excusas, solo con la idea de corear, saltar y hacer arengas con una actitud transparente y sin caretas.



                              

El setlist tuvo un total de 13 canciones que incluyeron temas del albumBurn the night’ (2019), el cual es mi disco favorito por cierto, aunque algunos dicen que ‘Electric Elite' (2022) lo supera. De todos modos a mi me daba igual, ya no era dueño de mis movimientos y me iba dejando llevar como hoja al viento por el vendaval deBeyond the Stars’, ‘Ghost of reality’, ‘Warrior of Time’, ‘Paris Nights’ y ‘Burn the Night (uno de los temas que fue bien recibido y ovacionado en el YIELD BARD). Llegaría el turno de mi canción preferida, les hablo de ‘Tyrant’ que fue el clímax de la noche. Escuchar ese estribillo melódico cantado al unisonó por los mutantes fue un espectáculo por si solo, pero lo que hizo que todo el mundo se rindiera ante el ojo del jaguar eléctrico vino con la ovacionada Eye of The Jaguar, repleto de arengas que pusieron en efervescencia al respetable asistente que cayó de rodillas ante estos titanes del heavy speed, ¿Se imaginan que poco a poco lleguen todas estas bandas de la nueva escuela a nuestro país?. Sería una locura ver a Vulture, Cauldron o Traveler.







Los tres últimos temas de Riot City fueron ‘In the Dark’, ‘329’ y ‘Lucky Diamond’ los cuales fueron lapidantes, nos pasaron por encima, nos enterraron y pusieron la gran bota del Heavy Metal sobre nuestra tumba. Pensaba que hasta aquí todo acababa, ¡pero qué va!, claro que no… RIOT CITY nos tenía una tremenda sorpresa guardada e invito a los músicos de HYENA al escenario para cantar todos juntos el clásico ‘See You In Hell’ de los legendarios GRIM REAPER. Todos en el local nos volvimos locos, los mutantes digi-evolucionaron para dar lo mejor de sí en un cierre de antología. 



Agradezco de corazón a la gente de METAL INVADERS Y EL BUNKER HEAVY ROCK, A LAS BANDAS PERUANAS DE GARROTE Y HYENA POR LA ENTREGA INCONDICIONAL PARA CON SU MÚSICA. GRACIAS A RIOT CITY POR DEJARNOS CON ESTE INCREIBLE SENTIMIENTO METALERO, DESEO VOLVER A VERLOS PRONTO Y QUE PUEDAN SER CABEZAS DE CARTEL EN ALGUN FESTIVAL EN NUESTRO PAÍS.


Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.