KREATOR simplemente demolio Lima con el verdadero thrash teuton

La historia se repetía, Kreator piso nuevamente esta tierra que lo recordaba desde el 2002 cuando tocaron por primera vez con sus compadres de Destruction y  después de varias esperas regresaba por segunda vez el 2007 para presentarse en una gira con Kotipelto, y luego el 2009 los alemanes nos apuñalaron en un concierto lleno con sus similares de Exodus. Pero para regocijo de los que decían y se excusaban ¿que cuando llegaran nuevamente?, Danger Steel Prod. nos da el tabazo en la nuca para no solo fichar a Kreator por cuarta vez  sino una dupla tremenda con los americanos de DRI. No había excusas, así que si algún thrasher se perdió este concierto simplemente recen para que suceda una quinta. Por ultimo este concierto vivido el día martes 03 de Diciembre no se repetirá. Es simple.

Siempre me ha gustado estar en medio de la cancha, y esta vez no fue la excepción ya que después de tiempo aparecía en medio del mosh, en medio del infierno; y es que vivir un concierto de este calibre es para sudar y gritar de principio a fin. Y pues asi sucedió.

La verdad es que ver por tercera vez a Kreator como que simplemente te desahuevas y decides estar en el medio donde las papas y el metal arden, es mas ya ni siquiera quieres verle la cara a Mille Petrozza. Es por ese camino que hasta ahora me timbra el oido con "Hordes of Chaos", "Phantom Antichrist", "Death to The World" (yo esperaba los temas nuevos en vivo ) los ya clásicos "Pleasure to Kill",  "People of the Lie" y el que casi siempre la tocan "Tormentor".

Era de esperarse un show tremendo, fácilmente adictivo ya que la previa era su DVD "Dying Alive" y lo cierto es que en estos momentos vemos a un Kreator bien cuajados, maduros para torturarnos con el thrash demoledor que siempre nos cautivo desde su primera visita. Esta historia era nueva y el "Mars mantra" era el inicio de todo. Concierto lleno, apretado con la gente bien pero bien centrada para repartir pogazos desde el primer riff.

Como nunca se pudo ver que casi todos cantaban, perdón, gritaban a morir cada lírica de estos teutones y la  gracia de todo esto es que la diversificación de géneros y edades era interesante ya que no solo eran gente de la vieja guardia asimilando este concierto pues tambien se pudo ver bastante gente de la nueva generación. Tanto los de al fondo como los de adelante, apostados en la barra, gritaban coreaban al mando de Mille que para variar se lucio como siempre.

No sabia que sucedía en el escenario pero lo que si sabia era que detonaban buenas explosiones de metal, metal que se impregnaban en cada ser violento que se aferraba a no parar. Cada canción, clásica o conocida sobre todo, eran dinamitas que explosionaban con gusto. Pero esta rabia tuvo que acabar luego de un show de cerca de dos horas y pues al mando de Mille Petrozza que prometía regresar (ya saben allí tendrán que ir), el publico insistía en la ultima descarga. La banderola para tocar "Flag of Hate" dio sentado para resignarnos con el ultimo grito "Tormentor".

Sin duda este tienta para ser uno de los mejores conciertos de metal del Perú, no solo de este año 2013.




Publicar un comentario

Comparte tu opinion, comenta este articulo

Con la tecnología de Blogger.