El guitarrista de BLACK SABBATH Tony Iommi ha recordado una anécdota en la que casi mata por accidente al batería del grupo Bill Ward pintándole de dorado.
"Las cosas que hemos hecho… Cuando vivíamos en California teníamos una casa que alquilábamos a John DuPont, famoso por los productos DuPont, ya sabes, mecheros y todo eso… pintura. Era su casa, fantástica, tenía un salón de baile y todo. A lo que iba, alquilamos esa casa durante seis meses e hicimos un disco allí. Por supuesto estuvimos merodeando por el garaje y había un montón de pinturas. Una noche Bill volvió borracho, así que Ozzy y yo decidimos quitarle la ropa y le pintamos con spray dorado de los pies a la cabeza. De verdad. Y no solo eso, también cojimos laca transparente y se la echamos por encima. Nos reímos, pero luego empezó a vomitar, y se puso muy malo. Llamamos a una ambulancia y cuando nos preguntaron les dijimos que le habíamos pintado de oro. Llegó la ambulancia y menos mal porque nos dijeron que le podíamos haber matado porque al parecer la piel no le transpiraba. Tenía convulsiones y todo.”

Aquí pueden ver la entrevista completa    

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.