Mostrando entradas con la etiqueta Trascending Obscurity Records. Mostrar todas las entradas

 


Género: 
  Death Metal
Origen:  Reino Unido
Fecha de Lanzamiento: 
 23 de Septiembre del 2022
Discográfica: 
Transcending Obscurity Records


Los pregoneros más abyectos del sello Transcending Obscurity han vuelto a golpe de fuerza para marcar el advenimiento de "Curse of the Forlorn" una quimera instigada a custodiar los ideales cimentados en aquel clásico death metal de la vieja escuela sin dejar de encumbrar trepidantes tentativas doomers y thrashers. Este aporte es lo que ha caracterizado al sonido fangoso de la banda, el cual emboza profundas sinestesias que rebasan los límites de su propia sombra, creando con esto una vorágine despiadada que avala una vez más que los originarios de Newcastle están pasando por sus horas más fecundas. Este disco depone su cólera en siete canciones de severa marginalidad debido a que las representaciones musicales aquí expuestas escapan de lo moderno para construir un perfil crudo, a la vieja usanza y sin un debido consenso con las nuevas tendencias escuchadas en el metal extremo. Porque cada vez que necesita motivación, LIVE BURIAL desciende a las criptas recónditas del genero para abrir los ataúdes de sus exponentes más profanos.

                      

Punto aparte, cabe destacar 
la negativa a la domesticación prematura que afronta la banda. Nada de lo que se escucha aquí esta forzado a discurrir por carriles obligatorios que complazcan al fandom del momento, aunque no puedo asegurar que estén predispuestos en un futuro a emanciparse de la jauría y seguir la experimentación, sin embargo; Lee Anderson (bajo),Matt Henderson(batería), Jake Bielby (guitarra), Jamie Brown(voces) y Rob Hindmarsh (guitarra) se hacen cómplices para reinterpretar ese teatro fundacional de ennegrecida trascendencia que representada el Death Metal tradicional. Sin ser juicioso, puedo captar que el caótico devenir de este disco se ajusta a la horma de una producción que empieza en perfecta concordancia con la linealidad de poderes. Los vectores musicales inaugurados en "Despair of the Lost Self" lo confirman en la manera como se unen secuencias entrecortadas en una especie de bricolaje de ruinosa atmósfera tempestuosa. Esa esencia es lo que capta la atención, no es que la banda ahorre esfuerzos robándole recuerdos a sus seguidores para sonar premeditadamente trasnochada, pero evitar ser esclavos de las contingencias ha sido su mejor elección, si escuchas “The Ordeal of Purification”, los guiños a monstruos como Asphyx o Pestilence surgen, se desvanecen y vuelven a aparecer interpuestos, dislocados y casi desafiantes en un martilleo constante, la voz juega con la inexpresividad y busca causar un efecto intrusivo por repetición con el único lema de perseguir un nuevo punto de maldad para la historia fragmentada.


Vale aclarar que lo preconcebido anteriormente logra infiltrarse en nuestra mente como un virus en cuyas garras anidan creaciones infectas de vital trascendencia, "My Head as Tributeconjura el fermento de Purtenance o Depravity para legarnos un obituario con lo mejor del metal fines de los años noventa, además de alimentar nuestra morbosa curiosidad con leyendas sombrías de la Inglaterra isabelina y la herencia maldita del palacio de Westminster Hall, locación que alberga una de las más macabras decapitaciones de la historia. "Exhumation and Execution" es una extensión de su predecesora , tanto en temática como en aquel azote auditivo que se afianza a la negrura elocuencia de las voces embrutecidas. La introducción de "Blood and Copper" contiene un dilatado bagaje narcótico que a duras penas alcanza  aferrarse a la métrica, lo que viene después es convulsión espontanea: "Sepulchre of Collapsed Kingdoms" es concebido por súbitas querencias de elevar la cuota de bestialidad para luego decaer en un plácido doblez de efímera tranquilidad. El inicio de "This Prison I Call Flesh" busca templar la incontrolable, porque este disco es mala sangre preeminente de toda excelsitud.

"Curse of the Forlorn" es un espectáculo salvaje en donde la fórmula primitiva se aplica a todo rigor añadiendo someros instantes de un pasado glorioso para el death metal LIVE BURIAL consigue alcanzar un clímax tan incondicionalmente brutal que se posiciona como lo más relevante del tradicionalismo extremo en la actualidad.
                    

Calificación:  9.6/10


Lista de Canciones:

                01. Despair of the Lost Self             
  
02.  The Ordeal of Purification
03.  My Head as Tribute
04. Exhumation and Execution
05. Blood and Copper
    06. Sepulchre of Collapsed Kingdoms
07. This Prison I Call Flesh


    Páginas Oficiales:
 
https://www.facebook.com/LiveBurial
https://liveburial.bandcamp.com/

 



Género: 
Brutal Technical Death Metal
Origen: EE.UU.
Fecha de Lanzamiento: 
29 de Abril del 2022
Discográfica: 
Transcending Obscurity Records

La disonancia. Para entender por qué esta vibración tan poco agradable al oído humano llegó a tener tanta cabida en la música moderna a partir del siglo XX, tendríamos que remontarnos hasta la Rusia Zarista de Nicolás II y conocer a una de las mentes más brillantes de todos los tiempos: Igor Stravinsky, un verdadero metalhead de su época, por no afirmar que fue el primero de la historia. El genio creador detrás de "La consagración de la primavera" (1911) el mayor icono musical de vanguardia conocido hasta nuestros días, compuesto como una amalgama de diferentes tradiciones musicales etnofolclóricas y reinterpretadas de forma magistral por Stravinsky, quien incluiría en su obra diversos pasajes polirítmicos de vertiginosa resonancia, sin él, aquel ruido insoportable jamás hubiera llegado al público de la manera que el afamado compositor quería. Su intención era causar miedo con la música, reconstruir la angustia del sacrificio ritual hacia la naturaleza con un experimento que más que ciencia parecía magia pura; como era de esperarse, en su debut la obra recibiría tal nivel de intolerancia que el púlpito supersticioso ante tan aterradora instrumentación armaría una verdadera batalla campal como protesta.

Imaginar que aquella noción musical trascendería hasta nuestros días no era descabelladopsicológicamente la civilización ya estaba preparada para interiorizar la disonancia después de asimilar subconscientemente casi un siglo de guerra, hambre y destrucción, que la armonía se quebrara era de esperarse, ya hacia falta un medio que expresara los claroscuros de la  existencia en toda su dimensión.
Se pensaba que la disonancia era capaz de penetrar nuestra corteza cerebral, llegar al cerebro reptil y despertar aquel instinto primitivo de alerta y reacción, como si del sentido arácnido de Spiderman se tratara ,que los primeros grupos de Heavy metal usaran este recurso no fue pura casualidad, ¡fue causalidad!; y es aquí donde nuestra reseña comienza, después de un largo preludio podemos decir con total seguridad que "Triptych", tercer disco de los norteamericanos DISCHORDIA, ha establecido un nuevo canon para esta relación simbiótica entre música y disonancia, son nueve canciones producidas y mezcladas por Colin Marston (Gorguts, Krallice, Behold The Arctopus, etc.) que anticipa un resultado único en su tipo que detallaremos a continuación con minuciosidad de detalles. 

"Mind of Dust" es como caminar sobre brasa al rojo vivo, es casi imposible que nuestro cerebro pueda lidiar con semejante información auditiva a primera escucha.
Una 
combinación única de disonancia, brutalidad técnica y nihilismo, si casi lo terminas de pie es posible que te desmorones con la brutal sección final que retumbará tu cabeza hasta que caiga el ultimo pedazo.


"Bodies of Ash" es un tema que te deja sin palabras, las texturas discordes son tan coetáneas que fluyen con naturalidad hasta el interludio de sublime pero  inquietante melodía, un tema que a gusto personal disfruté sobremanera ya que me recordaría en parte a la música ambiental del Exorcista II: el hereje, "Spirits of Dirt" parece una jodida bomba del tiempo, no sabes en que momento te explotará en la cara, la tensión se te escabulle por los poros hasta que por fin llega la guturalidad para aliviar irónicamente el momento de ansiedad. Con "The Wheel" tendríamos que convertirnos en una calculadora humana para cuantificar el número  de transiciones por minuto que acumulan estos maniacos, quintas y octavas consecutivas donde se ha priorizado la atonalidad compuesta por notas extrañas y acordes cada vez más complejos, al igual que en "The Whip" donde la  transformación polimorfa esta acompañada por diversos arreglos que a estas alturas son muy difíciles de decodificar sin antes detenerse a procesar lo escuchado, pero este disco no da tregua y sigue machacándonos.
                                              
                                      
                                       

"The Carriage" inicia con un intro de acordes lóbregos que serán la pauta de una muralla de riff ultra slugde sobrecogedores, la canción gana fuerza a pasos cortos hasta que pasado los 4:00 minutos entra al pandemonio instrumental, el trabajo de las guitarras esta a otro nivel, aquí no se le da vuelta a la «teórica» de las escalas, aquí simplemente se las destruye, llegar a este punto te hará suplicar que detengan este disco, por que simplemente "te quieres bajar", esta fuera de lo normal poder procesar en un espacio tan corto de tiempo todos los sonidos que se ejecutan aquí al unísono, biológicamente el cuerpo humano esta preparado para escuchar no más de 10 al mismo tiempo, una verdadera locura. "Panopticon" es directo y visceral, pero su singularidad recala en su retrogresión que mengua hacia la calma para después regresar nuevamente a la tormenta, una estructura compartida también en "Purifying Flame". Finalizamos esta intrincada obra con "Le Petite Mort", que más se puede decir que no se ha dicho antes, las palabras realmente se quedan cortas,  hemos sido testigos de la más despiadada experimentación, nos hemos desplazado sobre los pantanosos terrenos del serialismo, atonalismo y el dodecafonismo y hemos salido con vida,  pero mentalmente  tal vez no volveremos a ser los mismos. 
  
No me cansaré de alabar y recomendar efusivamente este disco a las nuevas generaciones, ¡Dischordia a partir de hoy no tendrá fans, tendrá discípulos!                                                          

                                  

Calificación: 10/10

Lista de Canciones:

01. Minds of Dust
02. Bodies of Ash
03. Spirits of Dirt 
04. The Wheel
05. The Whip
06. The Carriage
07.  Panopticon
08. Purifying Flame
09. Le Petite Mort


    Páginas Oficiales:

https://www.facebook.com/dischordiaband
https://dischordia.bandcamp.com/

 



Género:
 
Cosmic Black Metal
OrigenAlemania
Fecha de Lanzamiento: 
04 de Febrero del 2022
Discográfica: 
Transcending Obscurity Records


Por Martín Jiménez Paz 

Desde que allá por 1984 escuche por primera vez “Bark at the moon“ de Ozzy Osbourne , una de las cosas que mas me impacto fue la introducción  a “Center of Eternity”: campanas, cantos corales y órganos de tubos configuraban una mística y mágica alegoría sonora que nos situaba de pronto en algún monasterio lejano y misterioso. Totalmente cinematográfico. Este y un puñado de casetes más fueron mi introducción al metal, ese mundo fantástico que nos convoca una vez más. En mi caso esto caló muy hondo pues hasta el momento mi interés por la música estaba mas orientado hacia las bandas sonoras de películas y documentales ; al oír entonces como podían combinarse ideas como esta con la fuerza y dinamismo del heavy, supongo que sentí una especie de revelación musical. 

Imagino que este ha sido el caso de muchos cultores del género (ya sea  por este disco  o  por varios otros), y que tal vez por eso o algo parecido a estas “intros“ terminaron volviéndose una tradición metalera. Y es justamente por eso que cada vez se hace más difícil lograr que una de estas micropiezas tenga ese impacto en el oyente, más aun en éstos tiempos, que ya hace rato es otra época y en la que muchas producciones llegan por primera vez al público por algún medio digital. El vinilo ha vuelto, el casete también, pero junto a ellos tenemos muchísimas más bandas publicando material y por lo tanto me parece que la mejor forma de saber si uno conecta o no con una banda que nunca ha oído antes es el primer track, que desde el comienzo nos muestre el sonido de la misma. Ya habrá tiempo luego para otros matices.


Y por contradictorio que parezca , hago esta no tan corta introducción para agradecer a 
Vorga por hacer justamente esto : ir al grano desde el primer compas del primer tema. "Starless Sky" abre el disco con máxima intensidad y desafiante, resolviendo mientras avanza implacable abriendo un portal a ese universo sonoro que es a su vez una fantasía espacial y odisea cósmica. 

La  banda captura en los 8 temas de este álbum los imaginados sonidos de la disonancia cósmica del vacío absoluto que nos observa majestuoso entre las estrellas y de esta manera nos habla también de la desesperanza y futilidad de la especie humana ante lo vasto e inconmensurable del negro infinito. Letras nihilistas nos cuentan historias misantrópicas que suenan a black metal moderno y atmosférico pero que por momentos se tocan un poco con la violencia arremolinada del black escandinavo y por otros con el mas bien compacto sonido crujiente del death melódico de Gotemburgo .
                                            


Bastante minimalista en cuanto a variaciones tonales y rítmicas, Vorga enriquece este viaje hacia el vacío con algunos acentos sonoros bastante bien puestos y marcados, también con breves y frías melodías que nos recuerdan a los sonidos que han sido captados del espacio por algunos satélites . La producción , registro y mezcla suena efectivamente “moderna” o en todo caso bastante pulida y ciertamente aséptica a lo largo de estas 8 canciones con estructuras y duraciones bastante similares (acaso podría pensarse que esto es ex profeso para dar esta sensación constante y  monolítica al álbum ) – no me queda claro si es un disco conceptual pero fácilmente podría serlo por los títulos de las canciones y por todo lo antes dicho acerca de la temática; temática narrada en las  letras por una voz lavada y fundida con los instrumentos como suele suceder con bandas que tienen el componente “atmosférico” como parte importante de su propuesta.  Podría ser un álbum de concepto decíamos, pero también podría entenderse como una sola obra de 45 minutos dividida en 8 movimientos o escenas. Los invito a descubrir y comprobar o descartar esta teoría . 

Definitivamente contundente y sólido este excitante y perturbador viaje interestelar que constituye el primer full length de este cuarteto alemán firmado por Transcending Obscurity . En lo personal creo que van por buen camino a lograr algo aun mas imponente y que pueda ofrecer mayor variedad de matices sin perder de vista el mensaje tan específico del que parten. Si, se agradece que el disco arranque descubriendo directamente su sonido y estilo , pero parece que aquellos matices esperarán para una siguiente producción . 

Como decimos siempre , a escuchar !! que el metal sigue creciendo y hay que estar abiertos a todos los sonidos y propuestas para que siga vivo.


   Calificación: 7/10

Lista de Canciones:

01. Starless Sky
02. Comet
03. Disgust
04. Stars My Destination
05. Last Transmission
06. Fool's Paradise
07.  Taken
08. Death Manifesting

Páginas Oficiales:

https://vorga.bandcamp.com/
https://www.facebook.com/VorgaBand/
Con la tecnología de Blogger.