Dargedik Rock Metal Webzine
Mostrando entradas con la etiqueta PMC Shows. Mostrar todas las entradas

 





Ven y dale equilibrio a la fuerza 

 

¡Galactic Empire, la banda de metal inspirada en el universo de Star Wars llega por primera vez a Lima! La cita para esta gran experiencia temática será el próximo 27 de junio en las instalaciones del CCB Barranco, punto de encuentro para metaleros geek, cinéfilos empedernidos y amantes de la música clásica por igual. Galactic Empire llega desde una galaxia muy lejana para expandir el universo de Star Wars e invitar a nuevos fans a conocer el "poder de la fuerza" como nunca antes se ha hecho. Si te gusta esta gran franquicia no puedes perderte de este concierto que podrás disfrutar como una space opera metalera de grato ambiente familiar.

 


Los precios y zonas son los siguientes:

 


Venta de entradas:

Teleticket: https://teleticket.com.pe/evento/galactic-empire-en-lima
Página oficial de PMC SHOWS


Humanos, jawas, hutts y moradores de las arenas reunidos en la capital peruana

 

No dudes en ir ataviado con tus mejores atuendos y de este modo participar en la sesión de fotos exclusiva para todos los asistentes al CCB Barranco este 27 de junio. Los mejores cosplays van a tener la oportunidad de concursar por grandes premios sorpresa. También se acondicionará una zona dedicada a la venta de merchandising, componente central de toda buena franquicia que se aprecie de serlo, además de encontrar comida inspirada en la saga, harta memorabilia y actividades temáticas para disfrutar con toda la familia. 

 



El lado oscuro del metal no tiene limites

 

Galactic Empire está llevando a otro nivel las composiciones del genio compositor de la banda sonora de esta gran saga de ciencia ficción: John Williams. Los seguidores de Star Wars encontrarán en este concierto una oportunidad única para revivir momentos entrañables de la infancia y celebrar una pasión compartida. La banda ha lanzado dos álbumes de larga duración y ha recorrido el mundo con giras que incluyen destinos como Canadá, Europa, Japón y Australia. Han participado en reconocidos festivales,  convenciones Comic Con y eventos deportivos alrededor del mundo, consolidando su presencia en la escena musical internacional.











 Los fundadores del metalcore tocarán en Perú por primera vez el próximo 22 de abril del 2024.

Killswitch Engage se presentará por primera vez en Perú el próximo día lunes 22 de abril del 2024 en el C.C. Festiva de Lima las entradas están ala venta en Joinnus.


Killswitch Engage es una banda de Estados Unidos fundada en 1999 y es uno de los pioneros del genero MetalCore, con 8 discos bajo el brazo la banda ha superado en creces con cada álbum y esta en la tarima de los mejores festivales europeos del mundo.  Cuenta con 24 años de historia y millones de seguidores en todo el mundo. Durante su trayectoria se han destacado por ser uno de los más importantes exponentes del metalcore, por lo que su primera presentación en nuestro país es una excelente oportunidad para disfrutar de la increíble ferocidad de su música.

Con una propuesta que une la pirotecnia de la guitarra europea destrozada, el espíritu incondicional de la costa este y el lirismo ilustrado junto a las travesuras en el escenario, Killswitch Engage ha marcado al género desde su debut. En este tiempo, la agrupación ha lanzado ocho discos de estudio, entre los que destaca “Alive or Just Breathing” de 2002, que fue declarado como un álbum definitivo al ser nombrado entre Los 100 Mejores Álbumes de Metal de la Década, por Decibel.

Además, Killswitch Engage ha recibido dos nominaciones a los premios GRAMMY® en la categoría de Mejor Interpretación de Metal en 2005 y 2014 y certificaciones de oro por “The End of Heartache” de 2004 y “As Daylight Dies” de 2006. Del mismo modo, consiguió tres debuts consecutivos en el Top 10 del Billboard Top 200 con las placas “Killswitch Engage” de 2009, “Disarm the Descent” de 2013 y “Incarnate” de 2016.

Killswitch Engage se presentará por primera vez en Perú este 22 de abril en el C.C. Festiva de Lima.

Las entradas están ala venta en Joinnus.

Precios de entradas:

  • Preventa general: 155
  • Preventa VIP: 225





 El nuevo festival metalero peruano reúne a tres bandas muy importantes: Sepultura + Amorphis + Death Angel en Lima.

Este 16 y 17 de abril en CCB Barranco se llevará a cabo uno de los encuentros musicales más potentes que se haya realizado en Lima: Road to Metal 2024 la previa a los festivales metal más importantes de Latinoamérica🤘

SEPULTURA la banda más importante del metal Sudamericano vuelve a nuestro país presentando su decimoquinto trabajo en estudio QUADRA, publicado en 2020 junto con sus temas clásicos de todas las épocas. 

Desde Finlandia llega por primera vez AMORPHIS presentando su más reciente producción y gira mundial HALO Latinoamérica, actualmente una de las bandas más representativas del metal de Finlandia y Europa.

DEATH ANGEL con 40 años de carrera y nueve álbumes de estudio, los bay area thrashers regresan a Lima luego de 14 años con su esperada gira del álbum HUMANICIDE nominado al Grammy en el 2020, la banda trae un repertorio poderoso que abarcará temas del nuevo disco así como los clásicos de toda su trayectoria.

La cita es este 16 de abril con Sepultura y 17 de abril con Amorphis y Death Angel en CCB Barranco desde las 8:00 p.m. 

Entradas a la venta desde el 4 de diciembre en Joinnus

Preventa exclusiva en pmcshows.com

Precios de entradas

  • VIP S/ 360
  • GENERAL   S/ 290
  • PLATINUM    S/ 450 (segundo piso)

* Válido hasta 31 diciembre o agotar stock 👀

* Zona Platinum incluye beneficios exclusivos y sorteo meet n greet 😎

* El costo de entrada es válido para los 2 días,, capacidad limitada 😱

* A partir del 1 de enero se activa la venta por separado de ambas fechas 👈



 


No necesitas ser un genio para comprender la curva que el death metal ha trazado desde los años ochenta hasta el día de hoy, son tres décadas de ramificaciones, cada una con sus peculiares atmósferas, argumentos narrativos y técnicas convertidas en enfermas exhibiciones que buscan inflingirnos los suplicios por los que ha pasado este género durante sus múltiples encarnaciones; y es justamente esto lo que  hemos vivido en carne viva el pasado 02 de noviembre en el teatro Kantaro del Centro de Lima, fecha pactada para la presentación de Obscura y I am Morbid en la capital. Como se comentó en algún momento en la web, fue el choque de dos potencias incomparablemente destructivas, cada una en su particular forma de hacer metal extremo, y esta es nuestra morbosa y oscura aproximación a una noche en donde el futuro y el pasado se dieron encuentro para colapsar todo a su paso, esto fue Obscura y I am Morbid en Lima.

Obscura

Tener a Obscura en nuestro país es todo un privilegio, son de aquellas bandas que escapan de las miradas oblicuas para contemplar posibilidades fuera de este mundo, se han vuelto los voceros de una nueva era y tenerlos de gira por estas tierras generaba una expectativa tremenda, avivada en parte por los marcos conceptuales desarrollados en todos sus discos y esa virtud técnica que no sabe oponerse a la tentación de encolerizarse cuando le llega el momento. Al fin y al cabo es death metal, y su impacto se basa en eso, en someterte a su brutal pegada. Todos los músicos que han pasado por esta agrupación han sabido captar ese fundamento, manteniendo sintonía con Steffen Kummerer quien constituye la pieza que le da sentido a todo lo que se mueve en Obscura, sin desmerecer el aporte de todos esos monstruos que lo han rodeado continuamente en su camino, y aunque para esta gira la ausencia de Jeroen Thesseling (bajo) y David Diepold (bateria) fue una total sorpresa para mí, no deje de admirar el profesionalismo de los miembros sustitutos que se mostraron a la altura de lo que se esperaba de ellos. 

Con un buen marco de público el concierto de Obscura arrancaría con "Forsaken", y una vez más los puntos oscilantes en la escala prog muestran su lado más hipnotizante, la maestría musical del bajo cede lugar a la criminalidad de la voz de Steffen Kummerer quien trabaja desde el armazón de riffs que suman poder con la regresión entre el estado de gracia melódica y la brutalidad. Sin apenas recuperarnos del impacto, "Emergent Evolution" continuaba la 'masterclass' de estos abanderados del death metal técnico, no obstante; las revoluciones bajarían con "Devoured Usurper" y un tempo medio que eleva esa notoria herencia proveniente de Morbid Angel, tras su término continuaría "Akróasis", seguida por "The Beyond" y la incomparable "Ode to the Sun" una canción que describe al astro rey con un profundo respeto y una sensibilidad que tiende a hacer dignas de compasión aquellas crudezas que se incrustan en nuestros oídos.




Con "Orbital Elements" se obtuvo un momento sublime en el que la melodía  hace que literalmente esta canción  instrumental vibre hasta nuestras fibras más personales, colmando nuestro ser de un estado de gracia subliminal. Esto es lo que hace única a esta banda y es la principal  razón por la que destaca sobre sus contemporáneos, y no es solo eso, porque en el caso de las temáticas que abordan sus letras, hay mucho que elogiar también, es de admirar la manera cómo se utiliza el verso poético para dar sentido a la existencia y todo lo que la rodea, tanto si se contempla desde la inmensidad del cosmos o desde las escalas más reducidas, todo tiene una causa y efecto para esta agrupación que parece encontrarle el significado a lo que permanece invisible ante los ojos mortales. Escuchar atentamente "The Anticosmic Overload" te hace consciente de ello, en tanto que "When Stars Collideesboza tales ideas en una manifestación casi melodramática de que todo está propenso a desaparecer, es aquí donde se luce la sapiencia de unos tipos bregados por la música clásica, y a los que no les tiembla la mano si hay oportunidad de acondicionar novedades como el acompañamiento especialmente limpio en las voces durante el estribillo. Ya bien preparados para la emboscada final, "Septuagint" expande sus tentáculos con ansias de que crucemos sobre su superficie, protuberante y sofisticada, aquel tentador abismo en donde el mundo se divide entre lo real y el anti-cosmos.




Finalmente el set cerraría con un himno que fue recibido por todos los mutantes como si de una revelación divina se tratara, de esta manera "Incarnated" tomaba posesión de todo el recinto para hacerlo volar por los aires con un azaroso circle pit que se acrecentaba a la par que el público se unía a Steffen Kummerer con el canto de este temazo de gran acervo literario. Así concluye la presentación de una banda inmersa en la búsqueda del cambio permanente, incluso cuando el curso de los acontecimientos está en pleno proceso de evolución, Obscura no para de reformular y ampliar sus horizontes más allá de lo que conocemos como death metal.



Galería de Fotos 1:

O1 O2 O3 O4 5O

Setlist

Forsaken
Emergent Evolution
Devoured Usurper
Akróasis
Ode to the Sun
The Beyond
Orbital Elements
The Anticosmic Overload
Ocean Gateways
When Stars Collide
Septuagint
Incarnated




I am Morbid 

Pasada las 10:00 pm, I am Morbid sube al escenario con David Vincent al frente, acompañado por la otra referencia indiscutible para el género, Pete "Commando" Sandoval, ambos vienen con mucha historia a cuestas, son más de 30 años musicalizando las calamidades del mundo, con un tanto de altas y bajas claro está, pero nadie puede negar que ambos saben hacer muy bien su trabajo, por algo no han sentado las bases de esta maldita música del diablo a su antojo. Ellos simplemente movieron los hilos y todo cambio a su alrededor, al ritmo que se les dio la gana y esto por alguna extraña razón sigue dando el mismo resultado, aunque los ciclos se repitan innumerables veces pareciera que una mano negra siempre intercede para que estas canciones no caduquen al oído jamás.



Así comienza "Immortal Rites", blasfemo hasta el tuétano, adecuado para alguien tan dotado para el pensamiento perverso como David Vincent, su voz permanece solida al molde, las descripciones enfermizas y, cabe decir, todas las ficciones logran su cometido. Ya todo el mundo sabe que cuando "Fall From Grace" hace su aparición se sobrepasa lo racional, es un viaje pavoroso dentro de un laberinto de riffs que se canibalizan unos a otros dentro de una hipérbole de rapidez despiadada. Canciones como "Visions From the Dark Side" o "Blessed Are the Sick" tienen la merecida relevancia que se le otorga en la actualidad. Son canciones fundacionales que sacuden, perturban y atormentan sin mediar distinciones, a la vez que se mantiene la dureza de un sonido enfáticamente vibrante. A partir de "Rapture", la gira hace patente su denominación de "30th anniversary of Covenant" generando vapores tenebrosos entre los mutantes que deliran con "Pain Divine", "Vengeance Is Mine", "The Lion's Den", "Sworn to the Black", "Blood on My Hands" entre otros trallazos que iban a ser guardados para la acometida final. Ya es sabido que Bill Hudson ha tomado un papel relevante dentro de una formación que no alberga dudas acerca de sus capacidades, esa misma certeza la comparte el público que reconoce la ardua labor de compilar de manera aguda y magistral todo un legado histórico, impregnándolo hasta cierto punto con su propia personalidad. Del mismo modo Richie Brown ha sabido empaparse del sonido de aquella institución del metal extremo que es Morbid Angel, adecuándose a un estilo complejo del que no puedes titubear ni por un instante si no quieres ser lapidado por una turba endemoniada a la espera del más mínimo error para funarte.



Finalmente no hubo ningún ser vivo que no haya sido tocado por el malditismo de estas aterradoras historias que parecen sacadas de un grimorio secreto, oculto a ojos impávidos, que estoy seguro, no soportarían la vorágine agitada de sonidos extremos acaecidos con "God of Emptiness". La exploración de tempos más lentos y armónicos alcanza su nivel más bajo en esta caída hacia los abismos que culmina con "World of Shit (The Promised Land)". 

No hay nada que objetar, literalmente un cierre así merece el desquiciante desenlace de un pogo descomunal que los traga de un solo bocado, para hundirnos en las entrañas ardientes del mismísimo infierno.



Galería de Fotos 2:

M1 M2 M3 M4 5M M6

 

Setlist

Immortal Rites
Fall From Grace
Visions From the Dark Side
Blessed Are the Sick
Rapture
Pain Divine
Vengeance Is Mine
The Lion's Den
Sworn to the Black
Maze of Torment
Dominate
Where the Slime Live
Blood on My Hands
God of Emptiness
World of Shit (The Promised Land)


De esta forma se dio cierre a un concierto que no puede ser considerado uno más del montón. Aquí no solo se puso en evidencia a lo mejor del death metal en su más variada expresión, hay algo más que rescatar de todo esto, y es la trascendencia que implica vivir el pasado y el presente por un instante. Esa colisión de fuerzas ha sido indudablemente devastadora y estoy seguro que su vibración nos abrirá nuevos caminos a explorar en un futuro. Nada de esto hubiera sido posible sin la dedicación de PMC Shows quienes parecen vivir las mismas fantasías perversas que nosotros. Esperemos que esta iniciativa no acabe nunca porque aún hay muchas abominaciones que esperan ser sacadas del inframundo metálico.


Manowar se presentará por primera vez en Lima, Perú este jueves 14 de setiembre en el Arena 1 de la Costa Verde a las 8pm.


El local: Arena 1 de San Miguel


Debido a la escasez de locales idóneos para conciertos de gran envergadura en la capital, Arena 1 se perfila como  el recinto para espectáculos más importante del país. Con amplias instalaciones para albergar a un aforo de casi 14,000 espectadores, la organización ha tenido a bien cuidar cada detalle con respecto a la comodidad y seguridad de todos los asistentes, además de garantizar una experiencia sonora inigualable. El diseño tipo domo del Arena 1 esta acondicionado para un desempeño acústico impecable, y que estoy seguro, hará vibrar a cada uno de los Manowarriors que acudirán a esta mágica velada. Es necesario precisar que debido a la locación del recinto, lo más recomendable es utilizar cualquier servicio de taxi para acceder a sus instalaciones, siempre tomando precauciones con respecto al horario y así evitar embotellamientos. En el caso de que deseen acudir caminando desde el mencionado distrito (San Miguel), el C.C. Plaza San Miguel puede ser tomado como punto de acopio para que luego en mancha puedan dirigirse por la bajada del ‘Parque Media Luna’ y finalmente cruzar el puente peatonal ’John Lennon’.





El Artista: Michael Angelo Batio


Michael Angelo Batio es un fenómeno, un malabarista de las cuerdas que cae como un rayo enviado por los dioses a un acontecimiento único para todos los metaleros peruanos, y es que «Crushing The Enemies Of Metal Anniversary Tour 2023» nos regala la presencia de un virtuoso capaz de romper la barrera del sonido y tocar la luz con la velocidad de sus dedos. Ya nos ha dado muestra de ello al alcanzar los 275 bpm de velocidad junto a sus compañeros de Manowar durante los ensayos previos a esta gira, y no solo es eso, Batio ha impregnado con su toque de distinción lo hecho por una banda a la que se le considera como la más ruidosa del mundo al alcanzar los 129.5 decibelios de amplitud con su música. Si consideramos a Manowar como símbolo de potencia metalera, Michael Angelo Batio lo es como símbolo de velocidad cegadora en su máxima expresión, y no hace falta ser un Oppenheimer para darnos cuenta que  nos espera una descarga de potencia devastadora como nunca antes hemos visto por estas tierras.
¡Arriba los puños Manowarriors!



La novedad: Adelanto de nuevo disco


Tras el estreno del single digital Laut Und Hart Stark Und Schnell, dedicado a las legiones alemanas, y la posterior publicación del EP "The Revenge Of Odysseus (Highlights)" en junio pasado a través de Magic Circle Entertainment, el cual gira alrededor de la mitología griega, contando además con la colaboración de Sakis Tolis de los blackers Rotting Chirst en "Telemachus", la banda no ha dejado de mostrar sus intenciones de seguir expandiendo su legado y con esto rendir homenaje a todos los guerreros que han apoyado su música durante su larga carrera. Ahora, con una formación renovada y con la posible incorporación de Michael Angelo Batio a tiempo completo, la banda se proyecta a editar su tan esperado nuevo álbum, compuesto íntegramente en los Valhalla Studios, el nuevo bunker construido exclusivamente para este propósito. ¿Pero qué podemos esperar todos las fanáticos peruanos en esta gira de aniversario «Crushing The Enemies Of Metal Anniversary Tour 2023»?, y es que no es solo la oportunidad de tener el privilegio de escuchar como primicia algunas de las nuevas canciones del próximo disco, también se nos dará la posibilidad de ser fuente de inspiración para un futuro nuevo disco de la banda, dada nuestra hermosa mitología peruana que definitivamente puede dar pie a una saga épica musicalizada por nuestros ídolos.

Si en algún momento los peruanos fuimos considerados la mejor hinchada del mundo, demostremos este jueves 14 de septiembre que podemos hacer historia. ¡Nos vemos en el campo de batalla Manowarriors!





Una de las bandas de heavy metal más potentes del mundo al fin pisará suelo peruano. La banda liderada por Joey DeMaio y Eric Adams, Manowar su gira sudamericana en Perú como parte de su gira mundial "Crushing The Enemies of Metal". 

Los fanáticos han estado esperando ansiosamente este momento, ¡y nosotros también! ¡Estamos encantados de regresar a Sudamérica y haremos de estos espectáculos la experiencia inolvidable que merecen nuestros fans!”, comentó Joey DeMaio.

Manowar en Perú 
En la actualidad Manowar se encuentra realizando la gira “Crushing The Enemies of Metal”, celebrando sus 40 años de carrera y además, el aniversario de seis de sus álbumes que han marcado a toda una generación: Battle Hymns, Fighting The World, The Triumph of Steel, Warriors Of The World, Gods of War y The Lord of Steel. Recientemente, la banda anunció a Michael Angelo Batio como su nuevo guitarrista, quien tiene una larga carrera como solista y varios discos junto a Nitro, Holland, Jim Gillette y C4.

Este sueño se hará realidad gracias a la unión de PMC Shows y Nardos Producciones. Ambas productoras peruanas con gran experiencia en el rubro rockero metalero unen sus fuerzas para brindarnos un concierto de calidad como lo merece Manowar.
Manowar tocará en Lima este 14 de setiembre en el Arena 1 de San Miguel Estadio San Marcos y las entradas se venderán a través de Joinnus.com 

Precio de entradas:
  • General: s/265.00
  • VIP: s/352.00
Punto de venta en este link: Joinnus.com/ManowarEnLima



Manowar en Lima, Perú 2023

Mapa de ubicación por zonas para Manowar En Lima

Clic aquí:  https://bit.ly/PolosManowar



 


 Es increíble cómo se desarrollan las cosas para bien cuando ciertas bandas confirman conciertos en nuestro país, y más aún, cuando son bandas que disfrutaste desde sus inicios. Este es el caso de Apocalyptica , que lejos de ser una agrupación tradicional, llámese del tipo básico de guitarra, bajo y batería, se deslindaba de todo esto para insertar en su música un plano de orquestación atípico que precipitaba toda esa pesadez del rock y metal pesado sobre las cálidas texturas de cuerda del violonchelo clásico. A muchos en su momento les dio curiosidad el escuchar aquellos covers de Metallica en  'Plays Metallica by Four Cellos' (su primer álbum), y fueron muchos más los que pensaron que aquella agrupación era una especie de entretenimiento de 4 cerebritos a los que les gustaba salir de su zona de confort para jugar a ser la “banda de covers más cool del conservatorio”, sin embargo; esto calaría tan hondo en el sentir metalero que generó un genuino interés en toda la comunidad. Con el correr del tiempo esta banda ha visto crecer su reputación al codearse con exponentes de gran nombre e incluso encabezar grandes festivales tocando sus propias composiciones e incentivando con esto a mejorar su producto final. Con una discografía extensa desde sus orígenes en 1996, recientemente han regresado a sus inicios con "Cell-0" (2020), teniendo a los consagrados violenchistas Eicca Toppinen, Perttu Kivilaasko y Paavo Lötjönen en su formación reciente, además de estar flanqueados por el baterista Mikko Sirén, quien ha sabido acoplarse a la complejidad de su performance, sumando mayor exaltación a esa sonoridad robusta y enérgica, llena de destreza necesaria para consolidar la uniformidad y ofrecer una combinación de elegancia y furor que en este último martes 25 de abril brilló como un relámpago cegador en el C.C. Barranco, en una noche que reunió estilismo y momentos memorables de los clásicos que conocemos pero que fueron recibidos con la emoción única de la primera experiencia. ¡Esta es la crónica exclusiva del primer concierto de Apocalyptica en Lima!             

Siendo las 8 de la noche la banda peruana Crownless iniciaba su concierto con un setlist predecible y con un público algo apático en comparación con la efusividad recibida en el concierto de Rhaposdy a comienzo de año, aun así la banda supo suplir esta situación regalándonos buenas canciones y cerrando con su clásico Stargazer de NightwishTal vez estas circunstancias fueron dadas así, por que el asistente promedio al evento no era del tipo “metalero” que todos esperaban, sino uno muy diferente a lo habitual. Los metaleros "Die Hard" se notaba claramente que eran minoría en esta ocasión . En definitiva el local ya lucia a reventar minutos antes que empiece el concierto de Apocalyptica lo que presagiaba un buen ambiente.

Minutos después de las nueve de la noche se inicia la apertura oficial, las luces se apagan y Apocalyptica automáticamente nos transportaba al centro del escenario con "Ashes of the Modern World", y el vaivén de sonidos inquietantes y casi melancólicos que luego se disparan a una velocidad thrash metal inalcanzable. Algo que se volvió emocionante ya que se sentía al público conectado a estos ritmos rápidos. El pacto metalero estaba hecho y los más heavys disfrutaban de este primer bocado, para luego relamerse con 'Path', un clásico del catálogo, la ovación del respetable estuvo en la cúspide, las palmas llovieron y sonaban cada vez más fuertes debido a un local que yacía casi abarrotado. Hasta ese momento la acústica estaba perfecta, ningún sonido se perdía y los cellos marcaban un sonido envolvente que se hacían miel para los oídos. Todo el C.C. Barranco estaba ensimismado con el despliegue individual de cada miembro de la banda, los violonchelos resonaban con la sutileza que proveen  esas cuerdas tensionadas, lo cual daba una atmosfera increíble, mirar la precisión con la que Sirén golpeaba la batería le daba un estilo bien marcado de heavy metal que generaba un estupendo contraste.                                            





La emoción aumentó cuando Toppinen dio la bienvenida a Franky Perez para cantar 'I´m not Jesus' exaltando a los presentes. El ritmo metal/rock moderno estuvo en su mejor forma y la presencia de Franky le daba otro esplendor al concierto, su presencia en el escenario y el buen manejo del mismo fue respondida por los fanáticos que le seguían en el canto a cada estrofa, esto continuó en 'Not Strong Enought' para luego ver al grupo desaparecer detrás del escenario en un interludio breve, que poco después, terminaba para anunciar el regreso de los cuatro artistas al ruedo, esta vez con un set enfocado en su última producción y contados clásicos, el tema 'Rise' venía acompañado de una marcha fúnebre, luego, al desatarse 'Scream for the silent' fuimos conscientes de que las correrías veloces no nos abandonarían nunca, se tenía que tener una vista de águila para no perderse  los malabares que salían de los dedos de estos genios al empuñar  cada nota de Cello, y es que con 'En Route to Mayhem' parecía que habíamos llegado al límite, no obstante; esto no era así.  Perez reaparecía en medio de una ovación y se dio el lujo de liderar con luz propia esos minutos que faltaban para culminar la canción. 








Con esto se ganó al respetable mientras hablaba en español fluido antes de presentar 'I Don't Care' y aterrizar nuevamente en los terrenos del metal alternativo. Aun así Apocalyptica nos tenía preparado un  final a su estilo, uno que muchos seguidores esperábamos, un cierre nostálgico y por el cual fueron conocidos en todo el mundo. No podía faltar "Nothing Else Matter" de Metallica, una vez terminada arrancaría sobre caliente y rauda "Inquisition Symphony" para cerrar finalmente con "Seek and Destroy" donde cada miembro se entercaba por sacarle más metal a esas cuerdas que no tienen nada que envidiar a cualquier riff de guitarra de rock o metal pesado que se digne de ser “heavy”, dándonos una clase magistral de este tipo de actos y reafirmando su originalidad como banda. Por ahí se intercalaba algún fragmento de “Thunderstruck” de AC/DC como  indicador de una inminente despedida en medio del vitoreo constante que duró varios minutos.




Afortunadamente, el cuarteto regreso para regalarnos dos canciones más: la delicada y melodiosa "Farewell" y la acechante "Hall of the mountain King", que ya podría considerarse como infaltable por lo bien que han adaptado la versión de Edvard Grieg. Quede extasiado y muy lejos de donde imagine llegar, realmente estos maestros me transportaron a lo inimaginable con cada nota musical que difícilmente dejaran de sonar en mi cabeza por muchas semanas. Aunque me hubiese encantado ver en vivo canciones como "Bittersweet" o "Seemann", quedo conforme con este setlist. Ver a Perttu Kivilaakso rodando por el suelo e incluso tocar el violonchelo de espaldas al público se me hace sensacional, hace de esta banda una singularidad difícil de encontrar entre tanto revival y sonido saturado que ronda por ahí. Este concierto quizás sea el único de su tipo dado en nuestro país; así que fuimos privilegiados de contemplar esa unión de rock, metal y música clásica en un solo paquete.



Esto no hubiera sido posible sin la arriesgada apuesta de Nardos Producciones y PMC Shows, lo cual se agradece por la dedicación que le están poniendo, el cuidado de que todos los detalles estén cubiertos y esa disposición a que los medios puedan cubrir los pormenores de eventos de tan alto calibre describe su profesionalismo y lo enfocados que están por hacer bien las cosas. ¡ A su salud y que esto no se detenga, de nosotros depende!

 



Existen ocasiones que te hacen valorar más a fondo el hecho de vivir experiencias plenas, y dentro de estos momentos se dan ocasiones en que la música se hace cómplice de los recuerdos más memorables. Es así que gracias a la increíble gestión de la productora PMC Shows hemos tenido la oportunidad de ver a dos bandas que siempre han estado a otro nivel, la más reciente; Beyond Creation es como un meteorito que cada vez que tiene oportunidad colapsa el underground metalero actual. Con tan solo verlos sientes que  aún no lo has vivido todo, que siempre tienen algo escondido bajo la manga con esa enrevesada metodología que tienen para explorar el silencio y traer consigo el rumor constante del caos de la existencia, por otro lado Cynic llegaría con su rostro más reconocible: Paul Masdival, quien ha cultivado el noble arte de cuestionar y sobre todo de proponer nuevas formas de acercarse a la autocontemplación personal con una música impregnada de una melancolía extremadamente refinada, pero pesada al mismo tiempo, condensada para llegar directo a las fibras recónditas del alma.

El pasado viernes 21 de abril, Cynic demostró con esta nueva encarnación, que la conexión espiritual no es un quehacer exclusivo de los eruditos, sino una necesidad del ser humano, tal vez más elemental que el aire que respiramos o la música que tanto disfrutamos escuchar.  Esta es la crónica detallada de un acontecimiento que se vivió con la intensidad que merecía el momento, un encuentro de mentes maestras que no hacían más que regalarnos magia a cada paso. ¡Esto es Cynic & Beyond Creation en Lima!

 Por @Jedbanger



Beyond Creation


Nuevamente el teatro Kantaro es punto de encuentro para eventos de vital trascendencia. Esta vez la cita se dió a partir de las 7:00 pm, hora en que se abrieron las puertas del local y poco a poco los asistentes fueron acondicionándose en el interior del recinto. Mucho se había hablado de la banda telonera y de sus aportaciones al metal progresivo y técnico de los últimos 13 años. De su increíble capacidad de deslindarse del sistema de jerarquías tonales para construir estructuras funcionales de alucinante heterodoxia, salpimentadas de armonía salida del espíritu, de jerga estética y tecnicismos que emanan erudición por doquier.


Si te pinto todo este chamullo no es por floro, porque cuando se escucharon los primeros acordes de "Fundamental Process”  todo el teatro se vino abajo. Inevitable no sentir un estremecimiento frio subiendo por tu espina dorsal con tremendo despliegue de fuerza y energía, créeme, el tema sonó tan inmaculado que no dejó cabos sueltos a pesar de que para esta gira Philippe Boucher fue reemplazado por un baterista sustituto, por el contrario; todo estuvo programado para generar un espasmo brutal. Tanto Kévin Chartré como Simon Girard hacían gala de una lumbre interior de envidiable optimismo. Si con todo esto no te emocionas es porque eres simplemente de piedra o de cal mi hermano. 

Por si esto fuera poco proseguiría "Earthborn Evolution", no hay palabras para describir una canción en puro estado de gracia, como una poesía sombría y esperanzada a partes iguales. Frente al tono arrebatado y exclamativo de las dos primeras canciones, seríamos dominados poco después por el inquirir obsesivo de las interrogaciones existenciales que fijan su desgarradora intensidad en "Ethereal Kingdom" y su utopía tecno-científica. En la música lo imposible se hace posible, y en el teatro Kantaro, el tiempo y la vida se degradan en un sostenido duelo hímnico. Los bangers cantaban a todo pulmón y se desplazaban con movimientos errantes hacia el santuario de la brutalidad: ese espiral desmedido que no dejaba de abrirse paso frente al escenario.  



Hasta donde alcance a ver fueron muchos los momentos en donde se armó un pogo descomunal. "Algorythm" incentivó aún más ese collage en movimiento con alusiones intratextuales que daban una visión de cómo la catástrofe puede entrar -o no- en nuestras burbujas existenciales debido a la insana codependencia que tenemos por la tecnología. Tremendo frontman Simon Girard, siempre alentando al público a moverse, a que entendamos que tanto la música como los cuerpos tienen que buscar el colapso por efecto de su propio peso. Una pena que el setlist haya quedado corto, esta banda tiene para armar unos 5 diferentes cada noche y ninguno nos aburriría. Al escuchar "Coexistence" caí en cuenta de la fastuosidad de una agrupación que me hace sentir orgulloso de seguir escuchando este tipo de música, que el metal extremo nunca morirá, siempre habrá alguien que tomará la posta para aportar su granito de arena y así engrandecer a este género. Fueron un poco más de 7 minutos y medio en los que me imbuí en una especie de meditación esperanzada sobre el inicio y el fin de las cosas.




No me cansaré de brindar elogios para Hugo Doyon-Karout, un tipo digno de ocupar la plaza de quien fuera un superdotado en la ejecución del bajo, Dominic Lapointe, una responsabilidad que atañe tanto al campo del saber como al de obrar con extremo profesionalismo. "Omnipresent Perception" es un cambio de ruta orientado a reencontrarnos con la humanidad que aún habita en nosotros, lejos de cualquier percepción errónea, la realidad sucumbe ante una serie de confrontaciones fascinantes y necesarias. Es la primera vez que el público peruano se compenetra tanto con una banda que tiene un portafolio filosófico tan amplio bajo el brazo y que proviene de 4 músicos humildes que comparten espacio con sus seguidores y dedican tiempo a interactuar con ellos, tomarse fotos o firmarles cualquier souvenir dada la ocasión. Tras finalizar la presentación de Beyond Creation me prepararía para el segundo subidón de la noche, esta vez a cargo de un icono con etiqueta de leyenda.



 Cynic


Cynic se presentaba en nuestro país celebrando una de sus obras más aclamadas, por la que son reconocidos como iniciadores de toda una corriente musical, y que representa una especie de vademécum para todo lo que vino después. Hablar del álbum "Focus" (1993) es una cosa, escucharla en su totalidad; es todo un privilegio que pocos se jactarán de haberlo logrado, de contemplar su noción del arte como una práctica espiritual, autónoma y orgánica, atemporal incluso para quienes ingenuamente piensan que algo así es fácil de lograr en estos días, apoyados como no, de todas las ventajas que la modernidad les ofrece, no obstante; esto hace que valoremos más la música de este tipo y a las mentes que le dieron vida: Paul Masdival , Jason Gobel, Sean Reinert y Sean Malone, figuras a las que en su momento no se les brindó el reconocimiento que merecían, ya que en un inicio este disco fue empañado por la mezquindad personal y el irrespeto irracional que les negaría cualquier mérito, estigmatizando a algunos de sus integrantes a ser la comidilla de rumores de otra índole antes que ser valorados por su talento musical, marginando todo lo relacionado a esta nueva forma de hacer "metal". Es justamente por esta razón que esta gira en homenaje se hace tan emotiva. Es una celebración para quienes han partido (Reinert & Malone), pero que hasta el día de hoy ocupan un lugar preponderante en los corazones de los amantes de la buena música. Tal vez no fuimos muchos esa noche, pero el sentir generalizado que se vivió fue único.



Minutos antes de las 10 pm, quedaría todo listo para presenciar los singulares ámbitos del conocimiento musical de esta camada de artistas de buen nombre dentro de la escena. El guitarrista Max Phelps (Exist, Death to All), el bajista Brandon Giffin (ex-The Faceless, The Zenith Passage), el baterista Matt Lynch (Nova Collective, Intronaut), y el tecladista/guitarrista Zeke Kaplan tomaban posiciones para arrancar con la interpretación integra del "Focus" y Paul Masdival se preparaba para argumentar su pensamiento con una sobrecarga emocional. “Veil of Maya” iniciaba desprendiendo magia derivada de su encadenamiento preciso a verdades prosaicas que no ocultan secretos cuando llegan a nuestros oídos, no hay en ella otra diligencia más que la crítica introspectiva a la dualidad que aqueja al hombre, un tema de inicio beligerante que por momentos iba cayendo en descoordinaciones, aunque el impase sería rápidamente superado con una maniobra ágil hacia los idílicos paisajes que van difuminando la realidad.




De esta manera iniciaba "Celestial Voyage”, atravesando de costa a costa el recinto y partiendo en dos el denso aire viciado que se iba acumulando en una exótica mixtura de hierba, tabaco, humo artificial y gases expelidos por la presión de las masas.



El local ya se encontraba a tope de su aforo y el gentío que se agolpaba frente al escenario se hacía cada vez más efusivo, temas como “The Eagle Nature” o “Sentiment” se disfrutaron sin ningún tipo de remordimiento y con mucha satisfacción por parte de algunos mutantes que se animaban a hacer headbanging.  Con "Uroboric Forms" se hace caso omiso a la impasibilidad aparente para fomentar la eclosión de una espontánea turba que iniciaba su movimiento caótico dentro del moshpit. El choque no solo fue exterior, en el interior ideas fragmentarias, desvanecientes, nos daban resonancia de cómo destrozar tu ego y enfrentarte a ti mismo en una especie de ensimismamiento correctivo de puro autocontrol, luego de esto llegaba “Textures” y sus intrincadas construcciones en relieve y contra-relieves, junto a un simbolismo místico indescriptible. Cerrando el primer set "How Could I" se extendía como un puente, una vía, en donde confluye una sabiduría vital capaz de entrever la carga emotiva del artista y la intuición del oyente.  Seamos sinceros, todo el mundo sabe el concepto que Paul Masdival maneja del mundo, en como maneja su vida, su propia sexualidad y como interactúa con su entorno sin perder esa característica fluidez y respeto por su música, es ese mismo respeto que espera recibir del otro lado, y que en esta ocasión se le fue concedido con legitima admiración.



Antes de iniciar la segunda parte del setlist, ideada como un homenaje a los fallecidos Sean Reinert & Sean Malone, Paul realiza un desahogo vital a través de la quema de incienso como una ofrenda ritualista de relajamiento psíquico y físico, terminada esta sesión, la fecundidad creativa encontraría su mejor momento con "Kindly Bent to Free Us" para luego pasar a "Adam's Murmur" y la ovación generalizada por gran parte del público que coreaba extasiado y a viva voz uno de los temas más esperados de la noche, mientras que con canciones como "Box Up My Bones" se daba cabida a esa fase experimental que vislumbra una banda que no tiene miramientos sesgados para contemplar un futuro fuera de los parámetros que exigen una repulsa interpretación de su propuesta, al contrario de "Evolutionary Sleeper" que retoma  la radicalizan de las voces, antes de dar pase a "In a Multiverse Where Atoms Sing" y volver al imperecedero vaivén de pesadillas en un  mundo que parece haber sido construido para que nunca saciemos nuestra sed de una existencia más plena.


Sin palabras, otro momentazo que nos regala la productora PMC con este emotivo encuentro de mentes prodigiosas y en donde la genialidad estuvo a la orden del día, y lo mejor de todo, a servicio de un puñado de espectadores dispuestos a ser moldeados por el espíritu de una música sin fronteras.






Con la tecnología de Blogger.