Mostrando entradas con la etiqueta Alchemical Warfare. Mostrar todas las entradas




Género: doom metal
Origen: Irlanda
Fecha de Lanzamiento: 
15 de Enero del 2021
Discográfica: 
Metal Blade Records





Uno de los géneros dentro del mundo del metal que mas ha crecido en los últimos años es el doom, con bandas yendo hacia sonidos setenteros que lo llaman stoner, otros que han mezclado con música mas extrema como el black y el death metal y sin duda de aquellos que se mantienen en ese sonido denso y continuo con voces mas orientadas al heavy metal, como es este caso de Dread Sovereign, cuyo tercer álbum de estudio revisaremos en las siguientes líneas.

La banda son: Nemtheanga en bajo y voz, Bones en guitarras y JK en batería.


Con letras inclinadas hacia temas de ocultismo, y oscuros en general, la música está orientada también hacia ese lado, siendo éste álbum una especie de obra teatral como una historia con momentos intensos, otros mas densos y lentos, otros en los que la voz explota en forma declamatoria, realmente en buena forma. Desde la intro tétrica de "A Curse on Men" y la siguiente canción "She Wolves of the Savage Season" con esos mas de diez minutos de sonidos pesados, con lo que ya puedes imaginar del estilo, un bajo pesado y sobresaliente y ritmos de batería lentos, sin embargo también tenemos partes aceleradas; lo que aquí hace la atmósfera son los extensos momentos instrumentales y un sonido medio reverberado que le da ese toque siniestro y la voz cuando interviene, es precisa, con tonalidades altas medias y algunas mas bajas.


"The Great Beast We Serve" muestra esa misma fórmula pero en menos de la mitad de tiempo que la anterior, con un momento instrumental de mas de un minuto para recién dar paso a la voz, lo mismo se repetirá en las demas canciones, destacando el heavy metal de "Nature Is the Devil's Church" y el doom de "Her Master's Voice". El cierre  con el cover de Bathory "You Don't Move Me (I Don't Give a Fuck)" no cambia mucho el sentido del disco.

Este es sin duda un buen disco de doom, sin embargo, el estilo dará mejores producciones durante este año, espero, ya que, a pesar de tener una atmósfera siniestra, es un disco promedio, sin mayor novedad.

Calificación: 7.8/10

Lista de Canciones:

01. A Curse on Men
02. She Wolves of the Savage Season
03. The Great Beast We Serve
04. Nature Is the Devil's Church
05. Her Master's Voice
06. Viral Tomb
07. Devil's Bane
08. Ruin upon the Temple Mount
09. You Don't Move Me (I Don't Give a Fuck)

Páginas Oficiales:


CHILE ES UN PAÍS QUE ESTA COMENZANDO A PRODUCIR MATERIAL DE CALIDAD DESDE HACE UNAS 3 DÉCADAS, ES POR ELLO QUE TENEMOS EN LAS PAGINAS DE DARGEDIK A UNA BANDA QUE TIENE 2 ÁLBUMES EN ESTUDIO Y VARIAS PRODUCCIONES DE TIPO EP, SPLIT, COMPILATORIOS, ETC. LOS CUALES DEMUESTRAN QUE SLAUGHTBBATH ESTA EN CAMINO A CONVERTIRSE UNA LEYENDA DENTRO DE SU PAÍS Y AUNQUE SU MÚSICA TENGA DE MUCHAS BANDAS DE INFLUENCIA, SUS PRODUCCIONES GUARDAN ESA ESENCIA 80S Y 90S QUE A TODOS PROVOCA ENCADILA DESDE EL PRIMER SEGUNDO HASTA EL ÚLTIMO. ES ASÍ QUE HERNÁN ORTUZAR "NEGRO" NOS RESPONDA A UNA BREVE PERO CONTUNDENTE ENTREVISTA PARA LOS LECTORES DE DARGEDIK. 



DARGEDIK: Bienvenidos a las páginas de Dargedik webzine, es un gusto poder conversar con ustedes acerca de Slaughtbbath. ¿Comentemos acerca de la banda y sus planes actuales? ¿Cómo van las cosas después de haber lanzado su segunda larga duración “Alchemical Warfare” después 6 años de inactividad?  

SLAUGHTBBATH: Saludos Dargedik! Con la banda estamos un poco en pausa, recién salió el 2do álbum y dentro de poco empezaremos a tocar en algunos shows dentro de Chile, así que nos preparemos para ello y eso es todo por ahora. Acaba de salir el álbum y hemos leído muchas buenas críticas en reseñas tanto de revistas reales como de revistas virtuales (no maricas chismosas de Facebook ni comentarios de “expertos” en youtube), catalogándolo incluso como un disco fantástico, estamos bastante contentos con ello. También vale la pena mencionar que durante los supuestos 6 años de inactividad lanzamos 4 splits, 2 compilaciones (ambas con 1 tema nuevo en cada una especial para esas ediciones) y 1 promocional, hicimos una extensa gira en Europa, otra en Norteamérica y también por Brasil junto a Hades Archer, nunca dejamos de tocar en vivo. 

DARGEDIK: Entrando en este tema de tiempo, ¿Cuál es su punto de vista acerca de cómo se hacen las cosas en Sudamérica, para que casi todas las bandas se demoren más de lo planificado en lanzar una nueva producción en comparación de Europa y América del Norte? ¿Cuál es tipo de coyuntura que existe en su país y ustedes creen que este sea aplicable en todo Sudamérica?  

SLAUGHTBBATH: Nuestra visión ha sido siempre editar material cuando nosotros queramos, no nos importa la tendencia europea, ni la norteamericana, ni asiática, ni africana en cuanto a la periodicidad de lanzar ediciones. Cada cual hace las cosas como le plazca, y a nosotros nos gusta que esto fluya de la forma más natural posible, sin presiones, porque somos los dueños de nuestros tiempos. En Chile hay una situación económica estable hace ya 3 décadas, con una política de estado bien marcada por el capitalismo y el modelo económico estadounidense, hay poca cesantía comparado con otros países del hemisferio y quizás por ello es más fácil editar material de cuanta banda sale de cada rincón del país, algo similar a Brasil, lo cual no garantiza que todo lo que salga de este rincón del mundo sea bueno, y la verdad da lo mismo, lo que es bueno para uno, puede ser malo para otro y viceversa. 


DARGEDIK: Hablando de temas independientes de su país, últimamente los eventos en Chile son en su mayoría de tener una gran acogida, sea el estilo que sea. Entonces ¿A qué se debe que las producciones de bandas y eventos en Chile tengan este tipo de énfasis en ventas, producciones y otras cosas que están dentro del Heavy Metal? Además de ¿Cómo ven el escenario metalero en su país, con miras al futuro con todo este auge que existe en Chile?  

SLAUGHTBBATH: La 1era pregunta creo que se responde con lo que comentamos en la anterior. La 2da parte no nos importa, por nosotros que todos se vayan a la mierda ahora ya! 

DARGEDIK: Regresando al tema de su nuevo disco "Alchemical Warfare", ¿Comentemos acerca de esta nueva etapa de la banda? ¿Cómo van las apreciaciones de este nuevo álbum a nivel mundial? ¿Cómo va la agenda de conciertos nacionales e internacionales para Slaughtbbath? ¿Alguna gira sudamericana en camino? 

SLAUGHTBBATH: La 1era parte la respondimos con lo que comentamos en tu primera pregunta del cuestionario. Por ahora no hay ofertas de giras ni dentro ni fuera del país, solo tenemos shows este 1° de Noviembre en Santiago, 1° de Diciembre en Sao Paulo y 14 de Diciembre en Peumo (ciudad vecina de nuestro pueblo natal). 


DARGEDIK: "Alchemical Warfare" es un disco que mantiene perfectamente la idea de su primera larga duración “Hail to Fire” (2013), entonces, ¿Cómo fue el proceso compositivo de este disco? ¿Cuánto tiempo les demoro concebir esta nueva obra maestra? Además de ¿Cómo ven las cosas con su nuevo sello Hells Headbangers Records, hablando a nivel de promoción, publicidad y edición en físico de su nueva producción? 

SLAUGHTBBATH: La composición esta vez fue un poco distinta que el de los anteriores trabajos. La música fue hecha en gran parte por Felipe (guitarras) con arreglos por Negro (batería) y en menor medida Daniel (bajo y voces), este último como siempre se encargó de todas las letras y concepto del álbum y compuso el tema que lleva el título. Nos demoró 1 año en terminar los temas, y 1 año más en todo lo demás (grabar, mezclar, masterizar, layout, etc). HHR es un profesional en el rubro, la edición en CD salió con algunos errores de producción pero no dudamos de que todo el proceso de publicidad, ventas, etc, será de primer nivel. 

DARGEDIK: Estos años, establecerse como una banda que cuenta con su propio sonido o un país que tenga un sonido característico para hacer determinado estilo dentro del Heavy Metal, resulta ser una de las misiones más catatónicas que hoy se tiene por país. Entonces, ¿Cuál es el método que utiliza Slaughtbbath para que se diferencia del resto de bandas dentro de su estilo y pueda ser considerada como la continuidad de bandas chilenas en sonido diferenciado como; Pentagram, Atomic Aggressor, Death Yell, Totten Korps? ¿A dónde crees que deberían apuntar las bandas de tu país para poder destacar con un sonido personal a nivel mundial? 

SLAUGHTBBATH: No tenemos una fórmula para diferenciarnos, es un proceso natural de combinación de gustos y formas de tocar un instrumento personales de cada integrante y que resulta en la música que nos sale como conjunto. Por ejemplo, no creemos que Slaughtbbath sería lo mismo con otro vocal u otro baterista, son las formas de expresión o “técnicas” de cada uno combinadas con las del otro las que hacen a la banda única. Tampoco creemos que seamos la banda más novedosa del país, solo hacemos lo que hacemos con pasión, sin tratar de imitar pero si dejándonos influenciar en cierta medida por todo aquello que nos hizo fanáticos de este estilo musical. Quizás para ser distintos se debe trabajar como banda, mezclar, improvisar, arriesgarse y ser lo más auténtico y fiel a tus gustos, sin importar el “qué dirán”. 


DARGEDIK: Usualmente el común denominador de bandas dentro del estilo de Slaughtbbath, siempre están inmersas hacia la parafernalia satánica y de otras religiones ocultistas. Pero las letras de la banda giran en torno a otros conceptos de odio, oscuridad, muerte y escarmiento a la raza humana en sus 2 largas duraciones como lo son; “Hail to Fire” (2013) y "Alchemical Warfare", pero objetivamente se denota en su logotipo que ustedes usaron algunos símbolos que pertenecen a religiones ocultistas. Entonces ¿Crees que todas las bandas metaleras de su estilo estén obligadas a usar esta simbología o que el Heavy Metal tenga que inclinarse hacia este tipo de parafernalia para poder llamar la atención o quizá que sea un característica peculiar del estilo? 

SLAUGHTBBATH: No tenemos simbología de ninguna religión en nuestro logo (la cruz invertida y el pentagrama no son símbolos de alguna “religión ocultista”) y la verdad es que si alguna banda lo incluye es cosa de cada uno de ellos, pero si creemos que, así como el rock lo hizo en su tiempo, el metal debe ser rupturista, transgresor y liberador de cadenas impuestas por la sociedad y ciertos personajes. Si alguna banda usa simbología entonces debe ser acorde a sus ideas y no una mera moda. Hablar de religión es hablar de normas, leyes, procedimientos ligados a una convicción, no creemos estar dentro de ninguna de ellas, somos libres, pensamos y hacemos lo que nuestras voluntades determinan, no lo que otros nos obligan. 


DARGEDIK: Otro detalle que llama la atención de muchas bandas de su estilo, es que editan bastantes Splits, demostraciones, compilatorios, conciertos en vivo y una cantidad infinita de simples auditivos. Por lo cual, ¿A qué crees que se deba este patrón para Slaughtbbath? ¿Tiene que ver mucho con la idea de revivir esa corriente subterránea de los 80s y 90s del Heavy Metal? Además, ¿Qué opinan acerca de ese concepto llamado subterráneo o más comúnmente conocido en inglés como “underground”? ¿Creen que exista ese concepto como movimiento o la música actual ya está en otro ambiente evolutivo? 

SLAUGHTBBATH: Para nosotros sacar EPs, Splits o Demos es tan natural como cagar. Si tenemos 2 temas listos y alguna banda que nos gusta nos ofrece sacar algo, pues lo haremos, si no queremos no lo haremos y seguiremos trabajando hasta que algo similar o muy distinto pase. No hay un plan. De todas formas nos gusta más el camino pausado, o a la antigua como tú señalas, pero tampoco nos quita el sueño. Creemos que independiente de la cantidad de información disponible hoy en día, aun así existe el mundo subterráneo "underground", distinto al de 30 años atrás pero aún bastante sólido, basta con interiorizarse un poco en las escenas más extremas de cada región y lo verás ahí, palpitante y lujurioso. 

DARGEDIK: Entonces, después de 17 años de actividad ¿Cómo se mantiene este trío musical hasta este 2019? ¿A qué se dedica cada integrante de la banda a parte de la música? ¿Cuáles son las expectativas personales de cada uno como banda, como músico y como persona activa en la comunidad metalera de su país? ¿Hasta dónde quisieran llegar con Slaughtbbath? ¿Cómo contribuye la banda a su sociedad metalera? Y ¿Su ciudad y país están preparados para la descargar musical que pregona Slaughtbbath? 

SLAUGHTBBATH: Quizás el ser tan distintos uno del otro nos hace fuerte como banda, no lo sé con precisión, pero musicalmente nos complementamos bastante bien, tenemos códigos de honor que respetamos y confianza en cada uno de que no nos vamos a cagar entre nosotros, ni hablar mierdas, ni nada por estilo. No sé si es tan relevante saber para un banger cómo mierda generamos dinero o perdemos el tiempo día a día, eso queda para la revista Paula. No tenemos metas en la vida más que vivir el día a día, no nos interesa qué pasará mañana en el submundo metalero ni si a nuestra ciudad, país o continente le gusta o no lo que hacemos. 

DARGEDIK: Fue un grato placer poder conversar con ustedes, "Alchemical Warfare" es un disco que sobrepaso las expectativas de quienes los llevamos escuchando desde hace tiempo. Siéntanse libres de expresar sus palabras finales y que esto sea motivo para anunciar próximas fechas en vivo en nuestro continente y quizá Perú este incluida. ¡Gracias! 

SLAUGHTBBATH: Gracias a Dargedik por el interés en la banda y que bien que te haya gustado la nueva producción, esperamos algún día concretar una fecha por las que eran las gloriosas tierras del Tahuantinsuyo.


Slaughtbbath - Alchemical Warfare - 2019 (Hells Headbangers Records)


Lista de Canciones:

1. Ritual Bloodbath 
2. Resuscitated by Immortal Scorn
3. Cavern of Misanthropy 
4. Prophetic Crucifixion 
5. Rejoined into Chaos 
6. Alchemical Warfare
7. Amulets of Carnage 
8. Celestial Overthrow 
9. Ascension to the Dragon's Throne






Las bandas sudamericanas en su mayoría se toman las cosas con calma, son pocas las bandas que siguen dentro del rubro de lanzar producciones completas dentro de un margen de 2 a 3 años, siendo el caso de esta banda chilena Slaughtbbath que tras 17 años de estar formado; este trío compuesto por Negro (batería), P. Skullshredder (guitarra) y D. Desecrator (voz y bajo) decide hacer las cosas como Sudamérica lo conoce. Lanzar su segundo álbum en estudio llamado "Alchemical Warfare" tras un breve silencio de 6 años, pero eso no quita que la calidad de la banda haya disminuido o su calidad no se mantenga. Ya que si escucharon su primera producción "Hail to Fire" (2013), se denota que la calidad de la banda es una de las mejores de Chile y quizá en todo el continente, debido a que su sonido siempre esta inmiscuido con el aspecto deathers por momentos, blackers de la primera ola escandinava y a ello, esta banda siempre le puso ese gancho sudaco de carácter salvaje y aguerrido que no podrás encontrar en otra parte del mundo. Además de ser una Black Metal de las pocas que se puede distinguir en Chile dentro de este estilo y que tiene lo necesario para volverse un clásico como Death Yell, Totten Korps, Atomic Aggressor y Pentagram Chile. 

Es simple, lo que se encuentra en este nuevo disco de Slaughtbbath, es música hecha con huevos y bastante energía donde se antepone los adjetivos salvaje y aguerrido de esta parte del mundo, los cuales siempre están presentes en toda banda sudamericana y aunque su sonido como todas las bandas de Chile no tengan un sonido 100% original, la banda decide aprovechar esos recursos Sarcófago-guienses para hacer de este "Alchemical Warfare" lo que esperas de ellos. Música muy bien ejecutada y que gracias al trabajo de Pablo Clares en lo que respecta a la grabación, mezcla y masterización en los estudios DM6; toda esta intención se hace realidad desde que empieza el primer segundo del disco y comienzas a ver todo el diseño gráfico de su caratula hecha por Alonso Wiltschek (Inanna, Uttertomb, Violent Scum), luego tener el diseño general estilos 90s de todo el disco hecho por Annick Giroux (Anatomia, Blasphemophagher, Megiddo, Reino Ermitaño). Además de tener como invitado especial en solos de guitarra y teclado a Myles Kent (Slutvomit, Hexenslaught) en los temas "Alchemical Warfare" y "Cavern of Misanthropy". Demostrando que la banda es toda una gema musical en esta parte del mundo.


"Alchemical Warfare" es la continuación de su aclamado "Hail to Fire" (2013), donde las influencias de la banda se mantienen en todo sentido, pero aunque sea difícil de creer, Slaughtbbath se presiona así mismo para crear un disco mucho más clásico que su antecesor y esta vez las raíces escandinavas se destierran un poco y la banda se centra en su salvajada sudamericana, que es lo más llamativo de esta banda y por ende de gusto general para aquellos que están inmersos en este sonido desde su nacimiento. Entonces, desde que el disco abre con "Ritual Bloodbath" la influencia esta a flor de loto en medio del solo frenético de P. Skullshredder y los golpes de Negro en los parches, quien hace un trabajo excelente al ponerle la fuerza adecuada para que la música sea lo que estas escuchando y de como la banda cada vez más se pone salvaje en todo instante. Manteniendo este salvajismo en lo que se viene "Resuscitated by Immortal Scorn", donde se escucha claramente el coro que dice del titulo de la canción y la voz de D. Desecrator cumple su cometido, rasgar tus oídos al máximo y que de estos salgan la sangre a borbotones.  

"Cavern of Misanthropy" empieza de manera tétrica y con la voz de D. Desecrator  manifestando su despectivo por la raza humana, siendo una de las canciones más pegajosas de todo el disco, debido a que el doble pedal de Negro es lo que necesidad tus oídos para introducirte dentro de cualquier pogo y comenzar a destruir a todo ser vivo de este maldito mundo. Y por si si fuera poco "Prophetic Crucifixion" sigue destruyendo los parlantes con las variaciones del clásico juego de blast beat intercalado y hammer, que por cierto se denota que la edición en digital es casi nula y todo el trabajo de Negro es realmente destacable. Porque es dentro de este tema que el bajo de D. Desecrator se denota con los armónicos en conjunto con la guitarra de P. Skullshredder y terminar en un solo enfático para todo amante de lo clásico. Luego sigue la sensacional "Rejoined into Chaos" el cual mezcla perfectamente ambas influencias de la banda y las entona en las mejores combinaciones de notas con un breve arpegio al inicio y de ahí el doble pedal entra a la perfección para ser sacudido con los golpes intensos de tones y de ahí comience toda la masacre con su salvajada y que no deja de inducir al headbanging. Pero eso no es todo en el tema, porque al momento de su final, Slaughtbbath inicia una parte melódica en un solo que inicia desde los tres minutos con cincuenta y uno segundos. Cerrando la canción de una manera magistral!!!


"Alchemical Warfare" es la homónima del disco y la cual sigue en el reproductor para azotar tus oídos y automáticamente después de escuchar solo una vez el coro del tema se te queda pegado por la cantidad de veces que D. Desecrator la pronuncia, pero eso no hace que sea tedioso de escuchar, por el contrario la banda presente en el tema más corto del disco lo necesario para que se te quede pegada en los oídos por generaciones. Luego continua la apaleante "Amulets of Carnage" con todo eso que transmite la banda, salvajismo al más alto grado y ejecutado de manera impecable, la cual continua con "Celestial Overthrow" y la final del disco "Ascension to the Dragon's Throne". Siendo esta última la que trae de nuevo lo escuchado en "Rejoined into Chaos", por lo cual ambos temas vienen a ser de lo mejor que encuentras en este disco y solo por denotar temas que se te pegan más rápido que otros, porque en general este segundo álbum de Slaughtbbath "Alchemical Warfare" llegó a sacudir cualquier cabeza y demuestra un gran progreso en la banda para establecerse como lo que estuvo vaticinando desde su primer álbum "Hail to Fire" (2013), una agrupación que trascienda en el tiempo como leyenda y sea de culto para las generaciones venideras. Disco altamente recomendado!!!

Con la tecnología de Blogger.