Motorama brindo un gran concierto en su primera fecha por Perú. La discoteca Mangos fue el lugar escogido para rendirle culto a esta banda rusa.

Desde  muy temprano ya se podía ver la inmensa cola para ver esta agrupación que en tan poco tiempo ha sabido ganarse diversos fans en todo el mundo. El show estuvo a tope y previo a ellos abrieron la banda nacional White Llamas con sus dos integrantes (bateria y guitarra/voz). Hasta ese momento y cerca de las 10 de la noche ya se hacia sentir la algarabia por ver a Motorama en vivo. Podemos contarles que la otra banda nacional, Subway Elephant, no toco debido a los problemas técnicos pero bueno problemas aparte esto hizo  a que Motorama toque un poco antes del horario establecido.

Y por fin la decoración del escenario con  tres arreglos florales  era la pista para saber que Motorama estaba lista para encargarse de brindar una noche epica junto a  todos sus fans que hasta ese momentos ya habían llenado el local en sus tres pisos.

Desde la primera canción sorprendieron y encantaron. Y no era para tanto, Motorama demostró el porque una banda alejada de los recintos grandes brinda un show único, único porque desde hace mucho tiempo no se veía la entrega de una banda hacia con su publico y viceversa. Debo comprender que desde que me enfundé en escucharlos no hace mucho me convencieron y me causo una gran curiosidad y vaya que te dejaban de seguir  escuchándolos. No soy tan seguidor de estos géneros pero desde que le di el primer play me recordaban a bandas como Joe Division o algo así como new wave, post punk en la onda mas oscura.

Es por eso la explicación de ver a un publico encariñado a esta banda que ha sabido comprender y juntar ritmos que habían sido olvidados o quizás enterrados pero Motorama hizo posible encender esa llama dejada New Order o el acto de Ian Curtis entre otros.

Pero repasemos lo de esa noche apenas la presencia de Irene y Vladislav Parshin al escenario hicieron estallar el recinto corenado a todo pulmon "Motorama, Motorama!". "Northern Seaside" seguida de "Eyes" empezaron mover los cuerpos y la devoción a Motorama se hizo sentir. A pesar que desde el comienzo se pudo ver el desperfecto del sonido, Motorama siguió el show logrando extasiar mas aun con "To the South", "Young River" y el esperado "Alps".

El acto alargador se la llevo Vladislav que saltaba, rebotaba el platillo de la batería y hasta lanzaba por los aires el micrófono; mas aun cuando en cada finalización de sus canciones la hacían mas potentes alzando el amplificador y perpetrarnos con su sonido atmosférico. Una Irene en pleno mosh fue otro acto importante dentro del show. La respuesta final de Vlad fue simplemente un "Thank You" hacia nosotros cerrando la noche con las canciones del encore "Far Away From the City" y "There’s No Hunters Here". Sin duda un show sorpresivo que pocas veces puede repetirse en Lima. Y bueno La Oroya otro destino que de seguro  también la romperá en su ultima noche por Perú.
Le dejamos con este album de fotos como para revivir el show de Motorama

Con la tecnología de Blogger.