El Estadio Nacional vivió una vez mas el rock al 100 %. Fotos: Luis Enrique Choza (Imagen Central Rock)

Vivo x el Rock se merece el respeto después de todo. 
Ayer fue la primera vez que asistía a este festival (anteriormente no pude ir por qué volaron las entradas) y para ser honesto fue solo por Mago de Oz y por allí quizás por POD, Molotov que sé yo.
 A las 6 pm fue mi ingreso al Estadio Nacional y el resultado se veía genial ya que el coloso de Lima estaba a full en un 90 % de su capacidad. Y entre lo que pude ver y agradar, mas la pase conversando que viendo el show.

Y es que para ser sincero tenía que soplarme a bandas como Pxndx, Don Tetto y POD (esta última a pesar de que supuestamente me atraía no me convenció). Las bandas como Mar de CopasAuténticos Decadentes y Vilma Palma e Vampiros como que te empilaban, ¿quién no ha escuchado sus hit no?

No sé si eran mis oídos pero el escenario Monster donde tocaría Mago de Oz, sonaba feo. A pesar de ello logre soportar hasta las 11:30pm para que al fin la banda española salga al escenario. Para ser sincero el setlist que se mandaron no me agrado, aparte de lo corto que fue. 
Esperaba sus clásicos, pero no fue así. Pero así son las cosas y por el precio de la entrada no sé si lo valió pero al menos vi a la banda con su nuevo vocalista y sí pues se extraño la voz de Jose Andrea (mea culpa por no escuchar sus últimos discos). Una vez de que cerraran su presentación con su clásico "Fiesta Pagana" pase a retirarme ya sin ganas de ver a La Ley y Molotov

Mucha gente por esta red social, sobre todo en las páginas de metal, repudian y tiran piedra a este evento alegando posería (a los fans) y otras barbaridades (a los organizadores). Sin embargo, creo que este evento a pesar de que está recurriendo a la nostalgia roquera podría mejorar alternando bandas frescas y poner un escenario donde promueva el verdadero rock peruano que muchos no conocen.
Por lo pronto sabemos que el rock se sintió masivamente en el renovado Estadio Nacional y lo seguirá por algunos años más o esperemos por siempre.


Con la tecnología de Blogger.