Falta menos de 10 días para que Sinister y Pestilence, dos potencias holandesas pisen nuevamente tierras latinas. Siendo bandas que pusieron su granito de arena dentro del atosigado mundo de los 80s y 90s en el género de muerte, pero de estas dos bandas mencionadas. Solo una de ellas desarrollo el sonido propio y holandés a través del tiempo, dejando una marca innegable e inconfundible en el tiempo. 

Muchas dirán que se trata de Pestilence y sus comienzos con discos como; “Malleus Maleficarum” (1988), “Consuming Impulse” (1989) y “Testimony of the Ancients” (1991). Los cuales llegan a ser las primeras expresiones de Death Metal en ese país, pero si analizamos detalladamente su música. Pestilence tiene ese sonido impartido por la escuela estadounidense, siendo una banda muy buena pero con sonido popularizado por Chuck Schuldiner en su momento. Además que en una reciente entrevista que tuvo Patrick Mamelli dijo: “Queríamos ser la respuesta europea a Death”, lo cual demuestra claramente esas reminiscencias a una escuela creado por Death
Entonces a que nos referimos con sonido holandés y que se distinga del resto de bandas y escenas a nivel mundial, porque dentro de esta escena se encuentran grandes expositores como Thanatos y su primer disco “Emerging from the Netherworlds” (1990), Asphyx y su doom-esco debut “The Rack” (1991), Gorefest y su camionero inicio en “Mindloss” (1991). Quienes ayudaron a expandir el género de muerte creado en Holanda, pero carente de una raíz personal y distinguible. Donde puedas decir a simple oído, que ese sonido pertenece a ese país; tal y como pasa con bandas suecas, inglesas, brasileras, finlandesas (en un instante de tiempo) y estadounidenses. Quienes tienen un sonido definido y es inconfundible en cualquier parte del planeta al momento de escucharlo en sus discos o producciones. 



Es así que en los 90s nace una banda que cambia la perspectiva en Holanda y en el mundo, pero que aparece con su primera producción años después del nacimiento de las bandas mencionadas. Lo cual retoma el clásico dilema de que las bandas antiguas aunque no tengan un sonido propio o tengan pocas producciones, ocupan el mejor lugar en su respectivo país. Siendo así que cuando Sinister apareció en el Split “Where Is Your God Now...?” (1990) junto con Acrostichon (banda que contenía a la primera mujer vocalista del mundo extremo en su disco "Engraved in Black" (1993)), Gorefest, Dead Head y Disfigure; la Holanda que se conocía hasta ese instante por las bandas mencionadas en el tercer párrafo, da un giro de 360° y cambia toda esa perspectiva. Pero esta vez añadiendo un sonido personal de odio y violencia pura en su música -aun así ya existiera Immolation en el plano del Death Metal mundial- que terminarían encasillando su música en la producción de demostraciones como “Perpetual Damnation” (1990) y “Sacramental Carnage” (1991). Las cuales terminarían en la edición de un EP homónimo en 1991 y otro Split en 1992 a lado de Afflicted, Hypocrisy y Resurrection con su tema “Corridors to the Abyss”, siendo la antesala a “Cross the Styx”. Disco que terminaría de catapultar a Sinister como los abanderados del sonido holandés en la historia bajo esta temática antirreligiosa, salvaje e impregnada de odio a borbotones.

Durante esos años, Sinister no paro a nivel compositivo y lanzó al mercado discos como; “Diabolical Summoning” (1993), “Hate” (1995) y su aclamado EP “Bastard Saints” (1996). Cerrando una etapa donde Holanda recién había encontrado su sonido propio después de la primera producción extrema que se había dado en su país. Fue así que ese sonido holandés se comenzó a expandir en su país y comenzaron a brotar nuevas bandas con ese sonido Sinister-esco, bajo la integración de nuevas bandas y nuevos proyectos de miembros de la banda que comenzó con este sonido. 



Algunos podrán decir que este sonido nació en otro país y que los únicos países que lograron destacarse en el mundo luego de Estados Unidos fueron Suecia, BrasilInglaterraFinlandia, pero frente a una cantidad innumerable de bandas de Holanda que pregonaban ese repudio hacía el Dios católico y tenían entre sus ritmos odio puro. Salieron bandas como Ceremony y su único pero devastador debut "Tyranny from Above" (1993), Altar y su brillante debut "Youth Againt Christ" (1994), el cual era una patada a todo lo hecho por bandas death metaleras de la época y de Europa que contenía esa corriente holandesa de odio puro. Además se tienen que sumar el devastador debut de Eternal Solstice "The Wish Is Father to the Thought" (1994), continuando con esa matriz amargada de Sinister, pero esta vez suavizando en algún sentido las letras anticristianas y enfocándose más en temas en contra de las religiones. 


Luego salieron más y más bandas que contendrían ese odio entre sus composiciones y con guturaciones rabiosas que no cumplían con los estándares comunes del genero de muerte de otros países. Es así que la peste comenzaba a un más a expandirse y salieron bandas como; Centurian con "Choronzonic Chaos Gods" (1999), "Liber Zar Zax" (2001), "Contra Rationem" (2011) y Houwitser con "Embrace Damnation" (2000), "Rage Inside the Womb" (2002). Mientras que la vieja guardia de Sinister ya comenzaba a cambiar de alineaciones y aun Aad Kloosterwaard tenia gasolina para rato, creando otros proyectos paralelos a su banda desde inicios del 2000. Porque participo como baterista en Houwitser  y comenzó a incursionar en las voces en bandas como Infinited HateBlastcorps, Absurd Universe y Supreme Pain.  Demostrando de como se debe continuar con el legado holandés en discos como; "Heaven Termination" (2005), "Glorified" (2005), "Habeas Corpus" (2011), "Cadaver Pleasures" (2008), "Nemesis Enforcer" (2009), "Divine Incarnation" (2011). Marcando hasta hoy un antes y después de la escena extrema en Holanda.



Pero con ello no fue suficiente, porque los ex miembros de Sinister comenzaron a crear otras bandas en el tiempo. Esparciendo aún más esta raíz sonora con bandas como Temple , Nox y los noveles Neocaesar, quienes lanzaron al mercado discos potentes y violentos. Obteniendo de a pocos variaciones musicales de estos últimos años, es por ello que, se tiene resaltar el trabajo de estas únicas producciones como; "Structures in Chaos" (2012), disco que mezcla toques blackers con partes enardecidas en el sonido salvaje  de Holanda. Luego se tiene "Ixaxaar" (2007), que no deja de machacarte el cerebro y que contiene miembros de Centurian, pero que gracias a un breve cambio de nombre. Este disco suena aún más devastador que los tres iniciales. Y finalmente se tiene "11:11", donde aparece Mike van Mastrigt, quien ayudo a que esa guturación agresiva y rabiosa holandesa se expanda por toda la faz de la tierra. Demostrando que esta raíz holandesa tiene para muchos años más y no se mezclará jamás con las demás. 


Luego de estas apariciones la escena holandesa comenzó a tornarse un poco más extrema y bandas como Disavowed, Severe Torture, Caedere, Prostitute Disfigurement, Arsebreed, Absorbed y Pyaemia. Comenzaron a adoptar el sonido agresivo y fusionarlo con el sonido Brutal Death Metal estadounidense de Suffocation y Deeds of Flesh, para tener discos como; "Clones of Industry" (2009), "Cerebral Cereal" (2001), "Perceptive Deception" (2001), "Stagnated Existence" (2007), "Left in Grisly Fashion" (2005), "Misanthropic Carnage" (2003), "Munching the Rotten" (2005) y "Visions in Bloodred" (2002). 


Toda una escena llena de grandes nombres y álbumes, que marcaron un antes y después dentro la escena holandesa y mundial, teniendo dentro de ellos a bandas originales en sonido que siguen permaneciendo y otras que solo ayudaron a expandir la escena extrema de su país. Es por ello que este próximo 30 de Marzo, todos a vitorear con fuerza el sonido característico de Sinister y toda esa salvajada incrustada de toque odiosos en el The Blood junto a los veteranos de Pestilence en la capital peruana!!!




 








Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.