Obús es una banda española que no debería necesitar presentación, sin embargo tal parece que pocos los conocen por estos lares. Formados en 1980, pertenecen a esa privilegiada generación de bandas como Barón Rojo, Santa, Ángeles del Infierno, Ñu, Panzer, entre otras. Años muy buenos para el Hard Rock y Heavy Metal en España, de los cuales nos han quedado maravillosos discos lanzados por las bandas antes mencionadas. Quizás algunos también recuerden que el vocalista de Obús, Fortu, formó parte de la primera alineación de Saratoga con los cuales lanzó 2 álbumes. 


Esperaba algo más de acogida debido a la cancelación del concierto de Barón Rojo, pues imaginé que aquellos que lamentaban dicha cancelación, no se perderían este concierto, mas aún sabiendo que esta sería la primera vez de Obús en nuestro país. No saben el tremendo concierto que se perdieron pues Obús demostró que tiene todavía mucho por dar sobre el escenario.


The Blood  fue el lugar escogido en esta oportunidad mientras que los nacionales de Blizzard Hunter tuvieron la responsabilidad de abrir el concierto. Con algo de 1 hora de retraso empezó el concierto, con los Blizzard luciéndose en la parte instrumental a manera de introducción, luego de la cual sale Sebastián al escenario y comienza el ataque de puro Speed / Heavy Metal que bebe directamente de influencias ochenteras y muy clásicas. En vivo suenan espectacular, tanto la labor de la banda, sobre todo ese dúo excepcional de guitarristas que tiene. Pero quien se roba el show es el vocalista, una voz muy técnica y privilegiada la que tiene Sebastián y no es solo eso sino que se desenvuelve bien en el escenario, ya se le había visto hace unos días con Nautiluz y tampoco desentonó, lo cual dice mucho de su manejo en las voces. Momento anecdótico cuando ingresa un gran amigo, el Barón, y comienza a animar a la gente, saludando a la banda. Blizzard Hunter nos regaló temas de su primer disco y un tema nuevo. Fue también la oportunidades de presentar a su nuevo guitarrista Ramón. El final fue muy bueno con la melodía de Victim of changes de Judas Priest a manera de introducción para "Heavy Metal to the vein", Se agradece la entrega de la banda, a pesar de la respuesta algo tibia que recibieron al comienzo.


Luego de la pausa correspondiente, salen los españoles de Obús al escenario casi a la medianoche. Con Paco y Fortu como los abanderados y miembros fundadores. El carismático Fortu sale al escenario y nos invita a levantas los cuernos."Juego Sucio", "Más que un Dios" y "Necesito más" se encargan de empezar la interminable de descarga de Hard Rock / Heavy Metal que de inmediato nos pone a corear, imposible no hacerlo con tremendos temas. Un Fortu, en envidiable forma a su edad, con una voz que ha ganado peso con los años. Uno los momentos más memorables de la noche se dio cuando sonaron temas como "Que te jodan", "El que más" o "Autopista", era inevitable corear cada una de estas canciones, bien ejecutadas y con un Fortu que sabe hacer lo suyo tanto en la voz como en su desempeño como frontman.


Uno de los momentos más divertidos se da cuando Fortu halaga la belleza de las mujeres que asistieron al concierto y las invita a subir al escenario para cantar "Complaciente o cruel" dándose tiempo de bailar con cada una de ellas. Por ahí se escuchó un "Devuélveme a mi germa" por parte del público. La banda en todo momento se mostró muy humilde y dejaron todo en el escenario. Hubo tiempo para las fotos con las chicas y para que suba una última, sola en el escenario con Fortu, se dieron su baile al ritmo de buen Rock.


Ya sobre el final destacan temas como "Dinero, dinero" y "Va a estallar el Obús", sobre todo el segundo con su pegajoso coro fue el que más destacó, con unos riff que nos recuerda a Deep Purple, full Heavy Rock del bueno. Sencillo, directo y pegajoso, como debe ser tocado este estilo.
Ya sobre el final y luego de bajarse del escenario, la banda regresa para presentarse y se dan tiempo de lucirse cada uno. Fue divertido ver al baterista tocando las rejas de seguridad con sus baquetas mientras Fortu al fondo se encargaba de la batería. Espectacular ver a Fortu parándose de manos. Un show espectacular fue el que nos regalaron esta leyenda española. Merecieron más público sin lugar a dudas pero a pesar de esto, no dudaron en dejar todo sobre el escenario. Sinceramente espero regresen pronto y que esta vez tenga una mayor audiencia, pues en verdad vale la pena verlos en vivo. De mis conciertos favoritos este año.








Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.