Estos últimos meses los conciertos en Perú han sido intensos y de calibre internacional. Teniendo que escoger entre una gran diversidad de estilos y nombres que nutren cada vez más la escena de una capital debilitada en conocimiento y cultura metalera. Pero eso no limita que los organizadores nacionales como PMC Shows se coloquen dentro de las mejores opciones para ver a un grande en escena y las bandas internacionales sigan viniendo a nuestro país. Y aunque haya sido la segunda presentación de Obituary en la capital peruana, la asistencia mejoro en todo sentido en comparación de su primera venida. Lo cual es un buen síntoma para Perú, porque está ayudando a nuestro país a colocarse dentro de los mejores países para eventos de este tipo y así la realización de un tercer festival internacional como lo hizo Lima Metal Fest sea factible.

Entonces, mientras las bandas hacían prueba de sonido. La cuadra 15 de la Av. Arequipa se comenzaba a llenar de mutantes de todos los rincones de la capital peruana y algunos de otras ciudades del país. Demostrando orden y poco desmadre antes del evento, lo cual es algo importante para romper muchos estigmas sociales que hasta hoy se viven en nuestro territorio y se pueda hacer cambiar poco a poco la ideología del metalero en Perú.

Fue así que se abrieron las puertas y como siempre la gente entro de manera ordenada al evento para dé a pocos comenzar a abarrotar la discoteca en el distrito de Lince y poco a poco comenzar el desmadre que todo metalero necesita un martes por la noche para desestresarse de un día intenso de trabajo. Las luces se apagaron y entran al escenario los liderados por Anton Reisenegger, quienes empiezan de una sola y sin presentación alguna de su agresividad con temas agresivos como "Denial", "Scapegoat", "Collide", "Slave Master", "Hijos de la Miseria" y "Victimized". Temas que pertenecen a su icónico disco "Dead Soul" (1997), con el cual enrumbaron en esta gira por sus 20 años. 

De ahí la banda hace un pequeño descanso mientras el público asistente no entendía lo que estaba al frente y solo conocían a la banda principal o fondo. Pero a los contados que estaban disfrutando de la banda, la banda comienza a regalar temas de sus nuevas producciones como "Down Driven" de su último disco "Fear Itself" (2016), donde el despego por el sonido sepulturesco se había dejado y sonada  a una banda Death / Thrash moderna e intensa que es el Criminal que yo entiendo más y de garbo propio en su música. Luego se tocaron "Incubus" de su disco "White Hell" (2009), donde la gente comenzó a reaccionar un poco mejor por la intensidad más acelerada de sus temas y mientras eso sucedía se lanzan el temonazo de "Play God" del "Cancer" (2000). 

Pero la cosa se puso candente cuando se comenzaron a tocar "Self Destruction" y "Stillborn" de su primer álbum "Victimized" (1994) y en ese instante el concierto en lo personal ya estaba en su mejor momento, aunque la gente no conociera a la banda que estaba tocando. Porque se me acerca alguien y me dice: "Muy buena la banda, pero dijeron que no iba haber teloneros" (risas) y mientras se iba ese zombie al baño la banda anuncia "Por la fuerza de la Razón" y de ahí "Rise And Fall" de su emblemático disco "Sicario" (2005), para cerrar su presentación con el clásico "New Disorder". El cual recuerdo con mucha alegría porque pude escucharlo en su primer álbum y su disco en vivo "Live Disorder" (1996). Cerrando con broche de oro su presentación.


Después de tremenda descarga hecha por Criminal, uno de los comentarios que me llegó a los oídos fue "Para otro concierto hubieran estado mejor" y creo que eso refleja porque esta banda no tuvo mucha pegada en su venida a Perú y abriendo para una leyenda como lo es Obituary.  

Luego de un breve receso y una nueva configuración de sonido en general, la entrada individual de cada uno de los integrantes para acomodarse en sus posiciones para comenzar la descarga Old School. La banda inicia su presentación con el instrumental de "Redneck Stomp" de su infravalorado disco "Frozen in Time" (2005) y luego empalmar con la entrada de John Tardy y ese motor vocal que no necesitaba pegarse el micro en su boca para escuchar toda su potencia gutural y única en "Sentence Day". El cual pertenece a su nueva placa "Obituary" (2017) y con el cual estaban girando en Sudamérica y siendo un disco escogido por la prensa especializada como uno de los mejores dentro de la carrera de la banda y dentro de este año. Pero la emoción llegaría nuevamente, porque la banda volvería a expresar canciones clásicas como "Chopped in Half" y  "Turned Inside Out" de su aclamado disco "Cause Of Death" (1990). Disco que por cierto fue seleccionado como el mejor de 1990 por la revista Loudwire en lo que fue el Death Metal de ese año.   

De ahí la banda comienza con un tema de su penúltimo disco "Visions in My Head", tema que pertenece a su disco "Inked In Blood" (2014) y por ahí alguien después de tocar se pedía cualquier tema de ese disco jejejje, algo incongruente jajajajaja. Porque unos segundos antes la banda ya había descargado ese tema para todos los que conocen, pero siempre existe un desubicado que escucho un disco por otro. Pero para los desubicados la banda comienza el riff inicial de "Find The Arise", tema que pertenece a su icónico álbum de 1990 y de ahí empalmar con "A Lesson in Vengeance" y "Straight to Hell" de su nuevo álbum que pocos conocían, pero ese ambiente roller ya se sentía en el ambiente y la gente eufórica igual pogueaba con los temas jejejeje. 

De ahí nuevamente regresaríamos a otro clásico como lo es "Dying" y luego un intermedio que viene a ser el tema inicial de su nuevo disco "Brave" y empalmar con "No". El cual pertenece al Flexi Disc de la edición 149 de Decibel Magazine y cerrando en vivo todo este desmadre Old Scholl. Obituary nos deja con más clásicos como "'Til Death" y "Don't Care", siendo el último que pertenece al "World Demise" (1997). Guardándose para el final del concierto el clásico de clásicos "Slowly We Rot", cerrando con un tremendo pogo y con medio mundo cálato en él.

Entonces, la llegada por segunda vez de esta leyenda del genero de muerte es algo que aún se tiene la suerte de poder vivir para los que amamos este estilo y poder haberlos visto nuevamente, fue un lujo que Perú ya se puede dar; además de tener de gancho a Criminal compartiendo escenario. Fue algo indescriptible y las debidas felicitaciones a PMC Shows por hacerlo posible!. 


Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.