Morbid Angel – Kingdoms Desdain – 2017 (Silver Lining Music) 

Lista de Canciones: 

1. Piles of Little Arms 
2. D.E.A.D.
3. Garden of Disdain 
4. The Righteous Voice 
5. Architect and Iconoclast
6. Paradigms Warped 
7. The Pillars Crumbling 
8. For No Master 
9. Declaring New Law (Secret Hell) 
10. From the Hand of Kings 
11. The Fall of Idols 


Hablar de Morbid Angel en una reseña, es abarcar muchas cosas buenas y malas las cuales se estuvieron desvelando a través de todos los medios y como este nombre tan importante estuvo entre polémicas versiones de lo que fue su penúltimo disco “Illud Divinum Insanus” (2011) y la gira injustificada de su compañero de casi toda la vida David Vincent. Quien después de su salida, comenzó a promocionar un proyecto personal para girar en el mundo y con los temas de Trey Azagthoth

Entonces el nombre de Morbid Angel se estuvo desgastando a través de todos esos problemas y situaciones, porque estábamos hablando de una de las bandas más copiadas e influyentes de todos los tiempos y gracias a ella, se deben nombres como; Nile, Behemoth, Hate, etc. Pero después de 6 años de silencio y con un sinfín de críticas que llenarían cualquier cuaderno de 100 hojas cuadriculado. Trey comenzó a seguir su camino y separarse de sus viejas amistades, volviendo a reclutar a Steve Tucker (bajo/voz), Scott Fuller (batería) y Dan Vadim Von (guitarra). Quienes indirectamente adoptaron la música de Morbid Angel y le volvieron a dar forma, después del súper tropezón musical que se dieron y hasta ahora están saliendo porque pesa en la mente de todos los que conocemos a este monstro. 

Lo que se tiene en este nuevo "Kindoms Desdained" no es algo que vaya a cambiar la carrera de Morbid Angel al 100%, porque dentro del margen compositivo y por el empujón que le dio Steve a Trey. La banda retomo el camino dejado en el "Formulas Fatal to the Flesh" (1998) y por ahí algunas cosas de su época dorada. Las cuales no entran nada mal y en comparación de su disco del 2011; pues, es un gran avance y los vuelve a colocar dentro del mapa para muchos que perdieron la fe en ellos y bajo la producción de Erik Rutan -quien entiende perfectamente a este monstruo- y el arte de Ken Coleman, sacado de algún juego de roll o en tercera persona. 

Desde que el disco abre con "Piles of Little Arms" y el riff inicial recuerda a su segunda época con Tucker, con una línea vocal interesante y tempos que nos tuvo acostumbrados esta banda. Donde las armonías de ambas guitarras están bien cuidadas y la batería descarta en muchos sentidos algo electrónico en su grabación. Luego "D.E.A.D." (Department of Eradication And Disposal), es un tema que entra intenso y con los clásicos destiempos de un buen tema del "Covenant" (1993) y en los medios colocarle una especia de respiro intrínseco que ayuda al tema a desarrollarse mejor y pisando bases mucho más técnicas que en cualquier disco. "Garden of Disdain" es uno de los temas lentos del disco y recopila toda su vieja usanza, pero que sirve de conexión para "The Righteous Voice", que viene a ser uno de los temás más consistentes y que me recuerdan su etapa del "Gateways to Annihilation" (2000), recordando mucho su exactitud y sus riffs de subidas y bajadas en escalas para terminar con redobles precisos y despuntar con el solo de Trey.  

"Architect and Iconoclast" es un tema que prepara al siguiente tema "Paradigms Warped", porque comienza a pisar nuevos terrenos mezclando viejas y nuevas influencias, pero que esta vez fluyen de manera natural dentro de sus principios musicales de Paradigms Warped y ayudan a nutrir a la banda dentro de ambos temas. Resaltando en el segundo tema, un bajo simple y con carácter propio de Steve Tucker y continua en "The Pillars Crumbling". La cual mantiene esa salida psicodélica que estuvo desde hace dos temas.

"For No Master" es el "Rapture" de este disco y con toda esa intensidad en la voz diciendo "Hear us Sing!!!!!!. Luego sigue "Declaring New Law (Secret Hell)" que es otro tema intermedio y que prepara el camino para el intenso "From the Hand of Kings", siendo otro de los porotazos dentro de este disco y de recuerdos en mismas técnicas "Covenant-cienses" y terminar con "The Fall of Idols", que sigue siendo una mezcla entre lo viejo y su disco de 1998. 

Morbid Angel, regresa con un disco muy interesante que retrata perfectamente porque fue dejaron a Vincent por Tucker, quien ayudo a esta banda a tener una mejor perspectiva Death Metalera 2017, siendo un trallazo de disco en lo que queda de este año y colocandosé dentro de los mejores discos de la era Tucker y opaca completamente su anterior disco. Bienvenidos nuevamente Morbid Angel!!!

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.