Belladonna sigue firme con su voz potente, ayer pudimos escucharlo con gran emoción cantar los clásicos de Anthrax.
Los estadounidenses de Anthrax sí que se hacen esperar. Luego de haber esperado 12 años para que regresan al Perú, nos hicieron esperar 3 horas más para verlos en acción. Ello debido a problemas con los equipos ya que sufrieron la avería de dos transformadores, causados por el mismo staff de Anthrax y se tuvieron que comprar nuevos en tiempo récord, según nos informa la productora Danger Steel.
Felizmente se pudo continuar y se hizo lo más sensato que fue prescindir de teloneros y empezar de frente con la banda estelar.
En el recuerdo de aquellos que asistieron queda la notable presentación del 2005, todavía con Bush en las voces y sobre la cual la mayoría coincide en que la química entre la banda y el público fue perfecta. Esta vez no podíamos quedarnos atrás y me di con la grata sorpresa al llegar que había una inmensa cola de fanáticos esperando ingresar aún al Barranco Arena. Esto pintaba para llenarse y así fue.
Luego de calentar con música de AC/DC de fondo, comenzaron los gritos de la gente pidiendo a Anthrax. Y el ambiente se encendió aún más cuando empezó a sonar "The number of the beast" de Iron Maiden a manera de introducción; aún no salía Anthrax al escenario pero el público quería mosh y no se resistió ante tremendo clásico de la doncella. Ya se imaginan que cuando salió Anthrax finalmente al escenario, empezó la locura que no paró hasta el final, creo que todos fuimos poseídos por el poder del Thrash Metal de esta leyenda que por algo tiene su puesto merecido entre los llamados Big 4, aunque a diferencia de los otros 3, han sido muy subestimados.

Al igual que en todo buen disco, hay que saber con qué tema empezar y cómo terminar un concierto. Y si se trata de Thrash Metal lo ideal es dar 2 golpes certeros, uno al empezar y uno para rematar el final. En este caso, Anthrax no tuvo piedad pues se mandó tremendos clásicos, imposible quedarse quietos y la respuesta de la gente fue tremenda. Casi todos disfrutando el concierto y pocos grabando o tomando fotos a cada rato. "Among the living" y "Caught in a mosh" sonaron soberbios y demoledores con una banda que suena como en sus mejores épocas. Belladonna que sigue cantando fenomenal, todo un personaje en el escenario, moviéndose por todos lados y bromeando o haciendo gestos constantemente, mucho carisma por cierto.
  Ian como siempre preciso con sus excelentes riff y otro gran personaje en el escenario. "Got the time" sirvió para demostrarnos que Anthrax tiene a 2 monstruos en la base rítmica como lo son Benante y Bello, de un desempeño escepcional, creo que junto a Testament deben ser las 2 bandas con mejor base rítmica. Bello es otro personaje poseído en el escenario.

El setlist en esta ocasión fue un repaso por lo mejor de su discografía y apenas 2 temas de su más reciente álbum "For all kings" que por cierto es muy bueno. Anthrax deben ser los que mejores discos han sacado en los últimos años a diferencia de los otros 3 que conforman el Big 4. De este disco sonaron "Breathing lightning" y "Blood eagle wings" en los cuales se luce mucho Belladonna. De sus clásicos no podía faltar "Madhouse" con ese riff que de arranque te invita a moverte, ya a estas alturas la banda se había metido al público al bolsillo. "Medusa" y "I am the law" hicieron temblar el Barranco Arena con la gente gritando los coros a todo pulmón. "Fight 'Em 'Til You Can't" del Worship Music fue otro de mis favoritos, con excelentes melodías y un Belladonna luciendo lo mejor de su voz en los coros.
Ya para el final nos regalaron un descarga brutal de puro Thrash Metal ochentero. "Be All, End All" un tema que siempre suena mejor en vivo. "Efilnikufesin (N.F.L.)" con su introducción a capella donde nuevamente Belladonna se lleva las palmas y nos demuestra que está en buena forma. Finalmente 2 himnos como los son "Antisocial", imposible no gritar ese coro al igual que en "Indians", el mosh no paró de principio a fin. Se notaba que la banda estaba feliz por la reacción de la gente y es en Anthrax veo a una banda que aún se divierte en el escenario y disfruta de lo que hace, al menos eso transmite. Enorme gesto el de salir con las camisetas de la selección peruana y quedará en nuestras memorias el: "mañana ganamos" de Scott Ian. Locura total, la banda se despide no sin antes agradecer al público y regalarnos púas y baquetas a granel.

Sin duda Noviembre nos ha traído 2 de los mejores conciertos del año junto al de Accept y se vienen más en esta parte final del año como Obituary, Gorgoroth, HammerFall y Obús. Esperemos sean conciertos tan memorables como este. Anthrax prometió volver el próximo año, esperemos se cumpla.

















Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.