Accept en Lima 2017: La artillería alemana destruyó Lima por segunda vez
La dupla teutonica detonó en Lima
De arranque en esta reseña debo decir que este ha sido el mejor o uno de los mejores conciertos de Heavy Metal que hemos presenciado este año. Entiendo que para muchos podría ser el de Ángeles del Infierno, concierto al cual no pude asistir, ellos tienen la ventaja de sus temas clásicos y el idioma, pero seamos sinceros, hace mucho que no sacan un álbum, menos aún un disco contundente, pero eso sí, por lo visto en vivo siguen dando un gran espectáculo, mejor que muchas bandas jóvenes. Todo lo contrario sucede con los alemanes, quienes desde su regreso con Tornillo en las voces nos han regalado tremendos discos como “Blood of the Nations” (mi favorito de esta etapa), “Stalingrand” “Blind Rage” y quizás un par de peldaños este último “The Rise of chaos” que si bien no es lo mejor de esta etapa, en vivo ha demostrado que tiene temas que cumplen, con su característico Heavy Metal directo a la manera de Accept, explotando quizás su vena más directa y pesada. A todo esto habría que sumarle los tremendos clásicos que nos dieron en los ochentas con el pequeño gigante UDO en la voz.
Mark Tornillo inigualable en las voces.
Llegué pasada las 20:00 horas y Cobra ya estaba tocando, se agradece siempre la puntualidad en día de semana, algo atípico en nosotros que siempre hacemos las cosas tarde. Todo un acierto tener sólo a 2 teloneros que representan lo mejor del Heavy Metal Peruano de 2 generaciones. Sobre Cobra, ya está de más decir que son nuestro estandarte en cuanto a Heavy Metal clásico se refiere. Con un setlist corto y contundente nos dieron una magnífica descarga de puro y duro Heavy Metal con temas como “Denim attack”, “Highland warrior”, “To Hell” e "Inner Demon". Todavía no terminaba de llegar la gente y parece que todos guardaban energías para Accept, quizás por ello tuvieron una respuesta del público algo tibia esta vez. Luego de un breve receso, salen los ya veteranos de M.A.S.A.C.R.E a demolernos con toda la clase que poseen. Temas de su último álbum, “Versos del inframundo”, fueron los que más sonaron como “Morir de pie” y “Héroes olvidados”. Y no podían faltar clásicos del Heavy Metal Peruano como “Hasta el final” y el gran cierre con “Fuego en el alma”. Como siempre M.A.S.A.C.R.E. nos dieron otra gran presentación. 


Finalmente, era el turno de Accept y ya todos estábamos impacientes por qué empiece. Desde donde estaba se veía ya el Festiva repleto de bangers de todas las edades esperando ver a una leyenda alemana. Espectacular el escenario que armaron, algo atípico en los conciertos que se dan Perú donde las bandas vienen con lo justo. Por ese lado un acierto lograr esto, y no es para menos, aquí empieza la gira por Sudamérica y teníamos que hacerlo memorable. Finalmente se escucha la introducción y sale la banda al escenario, con los 2 pilares que han estado desde el comienzo en la banda como lo son Wolf Hoffmann y Peter Baltes ¡Qué tal dupla! ¡Espectaculares en todo el concierto! Mark Tornillo en las voces, tremendo vocalista, llámenme hereje, pero hoy en día no imagino a Accept con otro vocalista que no él, con perfil más bajo otro monstruo de la guitarra, Uwe, a quien conocemos por sus discazos con Grave Digger. Finalmente Christopher en la batería machacando de principio a fin. 
Wolf Hoffman un capo en la primera guitarra
De arranque nos dieron el primer tema de su último disco “Die by the sword”, sonó espectacular en vivo y con la gente coreando, parece que a muchos les ha gustado este disco. A este tema le siguió “Stalingrand” con su ritmo demoledor y ese coro marca registrada de la casa. Si ya con 2 temas muchos estaban afónicos, los que siguieron terminaron por dejarnos sin aliento de tanto cantar y es que es imposible no cantar y moverse al ritmo de los riff pegadizos y grandes solos que nos ofrece “Restless and wild” (imposible no responder el grito de Tornillo con un Restless and wild!) “London Leatherboys” y “Living for tonite” no se quedan atrás, Clásicos que demuestran que no se necesita rapidez para soñar Heavy. Con esto se metieron al público al bolsillo. El gran Mark con su carisma nos animó en todo momento y hasta nos habló un poco en castellano. 

Llegó el tiempo para presentar nuevos temas que funcionaron muy bien en directo como “Rise of chaos” con un gran riff, “Analog man” algo más Hard Rock junto a “Koolaid”. Me dio gusto ver que la gente a mi alrededor se sabían los temas. Siempre es difícil presentar nuevos temas, más aún hoy en día donde todos escuchan hits del pasado, no se toman el tiempo de escuchar lo nuevo y menos aún un álbum entero. Pero no fue así con Accept pues han demostrado que tienen mucho por dar aún. 

Con “Final Journey“ pisaron el acelerador, un tema que tiene un riff cortante y donde destaca el espectacular solo de guitarra, cortesía de Wolf, de mucha influencia clásica, aunque del “Blind Rage” me quedo con “Stampede”, una pena que no lo hayan considerado. Llegó el turno de “Shadow soldier”, tema a medio tiempo donde las melodías de Wolf y sus riffs nuevamente se llevan las palmas y nos invitan a corear esas melodías. Llegaron 3 clásicos más como “Princess of the dawn” y “Midnight mover” y “Up to the limit” ¡Qué se puede decir de tremendos temas! Como siempre Wolf se roba el show y Mark nos hace olvidar que esos temas no los canta él originalmente. 

Y ya para el final, nos regalaron las 5 cerezas para el pastel. “Pandemic” con uno de los riffs más memorables que he escuchado, quizás el mejor tema del "Blood of the nations" junto a “Teutonic Terror”. Ambos sonaron arrolladores en vivo, con un Mark que parecía incansable. El festín de riffs memorables y solos de antología no paraba. “Fast as a shark” armó el pogo y no es para menos, un tema muy Speed con un solo memorable. “Metal Heart” y “Balls to the wall” no podían quedar fuera, temas que parecen sencillos, riff directos, contundentes, pegadizos, grandes solos de guitarra, y coros sencillos pero que se te quedan grabados, Accept nos da una clase maestra de cómo hacer clásicos. Ya estas alturas todos gritando los coros. 

La banda se despide y a nosotros, sordos y afónicos, sólo nos queda agradecer por tremenda cátedra de Heavy Metal que nos dieron. Entiendo que hubo problemas con el sonido por ratos, que quizás faltaron más clásicos para algunos (extrañé “Monsterman”, “Aiming high”, “Losers and winners”, “Screaming for a love bite” por ejemplo) pero aún así fue un gran concierto, mi favorito de este año en cuanto a Heavy Metal. Insisto, es increíble ver cómo tocan estos alemanes, más de 20 temas, como 2 horas de show y parecía que podían seguir. Esperemos no sea la última vez que vienen por Lima porque tienen muchos por dar todavía. Hoy le toca a Arequipa, y a nuestros hermanos de allá sólo nos queda decirles ¡No falten o se van a arrepentir!












Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.