Necrowretch - Putrid Death Sorcery - 2013 (Century Media Records)

Lista de Canciones:

1. Ripping Souls of Sinners
2. Purifying Torment
3. Goat-Headed
4. Putrid Death Sorcery
5. Impious Plague in Catacombs
6. Spewed from Hell
7. Defiler of Sacrality
8. The Anthropomancer
9. Soiled into a Crypt
10. Necrollections
11. Repugnizer 



Necrowretch es una banda formada en el 2008, con la esencia de los 90's mezclando riffs thrasheros, blackers y Death's, haciéndote vacilar por toneladas industriales a todo aquel, que lo escuche, porque el metal extremo hoy llega desde Francia con el primer trabajo de Necrowretch, cuya actividad a la hora de lanzar trabajos me sorprende, pues en los escasos 5 años de vida han sacado: dos Demos, dos Ep’s, una recopilación de éstos, y este año presentan un nuevo álbum llamado "Putrid Death Sorcery" que es el que aquí nos ocupa. En la nota de prensa que Necrowretch ha facilitado de cada uno de sus miembros nombra una serie de bandas que les ha influido. Me parece muy adecuada nombrar algunas de estas ya que pueden expresar mejor de cómo lo haría yo, el sonido de la banda: Morgoth, Judas Priest, y Death. Parecen claves estás tres bandas para el sonido de Necrowretch, ya que en el apartado musical todo lo que en pesadez y fuerza lo extraen de los alemanes Morgoth, para añadirle esa voz aguda, ese berrido, que encontramos en grupos como Judas Priest o Death. Esta fusión me recuerda a bandas de Death/Black, y creo que es precisamente lo que tocan los franceses. Grupos como Necrophobic o Nifelheim serían los referentes que se vienen a la mente al escuchar "Putrid Death Sorcery". Por lo tanto juzgar a que género corresponde el sonido de la banda es una elección que dejo a juicio del oyente, pero sin duda estamos ante un grupo de enorme calidad y muy prospero futuro dentro del mundo del Death Metal, con o sin adjetivos y ahora este disco salió bajo el inmenso sello alemán Century Media Records.

Si en las demos ya se atisbaba su devoción por las primeras grabaciones de Death, y más concretamente, el "Screaming Bloody Gore", en sus sucesivos EP han ido depurando la crudeza de su sonido, acelerando las composiciones e incorporando elementos nuevos, pero eso sí, sin perder ese toque pútrido del clásico de los americanos, y que han sabido incorporar a su sonido y convertirlo en la marca de Necrowretch. Entonces notamos que "Putrid Death Sorcery" está compuesto por once cortes de puro Death Metal, cargado de dinamismo y contundencia a partes iguales, y donde Necrowretch confirman que son de las bandas con sonido old school que surgieron para continuar deleitándonos con brillantes trabajos. El disco arranca con "Ripping Souls Of Sinners", con un sonido heredero de los mismísimos Death de su primera época y un estribillo bastante pegadizo, con la voz desgarradora de Vlad, que inunda todo el disco y muestra ese ambiente pútrido del que antes hablaba. Los punzantes y pesados riffs guitarreros atraviesan tu cerebro sin miramiento alguno a un ritmo infernal. Le sigue "Purifying Torment" algo más melódica y atmosférica, pero a la vez con esa influencia sudamericana que le brinda salvajismo a su música, los arreglos con las cuerdas, tienen esa esencia ruda, que muy pocas bandas logran transmitir hoy en día y los golpes contundentes de una batería que azota el CD y que está a cargo del invitado Mörkk, que no duda en masacrar el tema, al final con cada uno de sus golpes de china. "Goat-Headed" se presenta con un sonido endiablado a base de rápidos y afilados riffs muy a lo Necrophobic, sonido que se mantiene a lo largo de todo el disco. "Putrid Death Sorcery" y es otra muestra del buen hacer de este dúo, donde el trabajo con las seis cuerdas por parte de Vlad es espectacular, al igual que la labor de Amphycion al bajo, que tampoco se queda atrás. Nos han ido demostrando en cada nuevo trabajo que no son unos meros imitadores de riffs clásicos, y una prueba del dinamismo que son capaces de alcanzar y al final su bombazo de media cancha.

Luego se tiene el tema que da nombre al disco "Putrid Death Sorcery" donde los ambientes son tremendamente densos y oscuros mientras que la voz rasgada de Vlad no ofrece novedad alguna respecto a la habitual del género y en un santiamén impregnan velocidad salvaje a borbotones, no dejándote respirar casi ni un segundo, excepto claro está las partes que aligeran el ritmo y que son mayormente pasajes instrumentales pesados y con un solazo de guitarra que le mas variedad al disco y que personalmente me encanta escucharlo una y otra vez. Luego comienzas abriendo las puertas del inframundo y encuentras a "Impious Plague in Catacombs" que muestra su aire sueco al principio, que poco a poco se ensalza con un doble pedal que esta al ritmo de una melodía y pique pegadiza. Repitiéndose casi en todo el tema este esquema pesado y lúgubre en sus composición, pero al minuto con cincuenta y cinco segundos, la maravilla de Necrowretch entra a escenario y comienzan a crear otros ritmos, con solapeadas de guitarra que son muy buenas. "Spewed From Hell", mostrándose más melódicos y técnicos, y donde su vocalista Vlad hace gala de su particular forma de cantar, tornando en muchos de los contextos en blackers y densos nuevamente, pero siempre conteniendo ese salvajismo que encandila a todo el mundo. Porque hacen gala de sus influencias una vez más y la explotan al máximo, creando más ambientes y posiblemente casi originales en la escuela old schol. "Defiler of Sacrality" de golpe entero desde el principio que desata todo el infierno en tus oídos, con el blast beat clásico de Mörkk, que despues varia en una marcha intensa hacia lo más inexistente del planeta, acompañado de un doble pedal retumbante. Y personalmente los cambios de ritmos en este tema, son pegadizos y transmiten toda esa gama de bandas de la vieja escuela. Siendo una de las cosas más importantes del disco y del tema los solos que tienen esa esencia clásica y melódica de antaño, donde Vlad se luce al máximo con sus influencias. "The Anthropomancer" pero que temon, desde el inicio nos muestra una incógnita lo que vendrá después en el CD y a la vez demuestran su cavernosidad rifftica al máximo, aprovechando más aun sus recursos y transformándolo en un canción de cabecera. Siendo resaltado en muchos de los punteos con un ride de ensueño. Y el pare de los minutos con veinte y seis segundos, que le da ese pulmón al tema y me recuerda mucho a God Macabre o Grotesque, donde estos elementos eran muy bien utilizados.

"Soiled into a Crypt" que comienza diferente a todo el compacto y con la clásica galopeada de doble pedal y tarola, que te retuerce en las profundidas del averno. Por último, han rescatado de su demo "Rising From Purulence" el tema "Repugnizer" y de la demo de 2010 "Necrollections" el tema homónimo incluido en la misma, para grabarlos de nuevo e imprimirles el sonido conseguido en "Putrid Death Sorcery", haciendo que suenen como unos temas más dentro del disco, y no simple relleno. Para esta ocasión, vuelve a encargarse del arte del disco Milan Novakovic aportando un toque novedoso con la inclusión por primera vez de color en un trabajo de Necrowretch, en este caso un azul miasma, dejando de lado el rojo, blanco y negro sombríos a los que nos tenía acostumbrados el artista para los trabajos de Necrowretch. Buen comienzo de año para los seguidores del Death Metal de corte añejo y que sitúa a "Putrid Death Sorcery", hasta la fecha, como uno de los mejores discos en lo que llevamos de 2013. Y personalmente diría que este disco no es muy recomendable para las nuevas hordas de oyentes death metaleros, porque quizás no lo entiendan y muchos dirán que es una simple copia de tal y tal banda de los 90's, pero están equivocados, porque ser ignorante es bueno y más aún si eres pésimo escogiendo tus bandas jajajajajaja.. Fuera de ello para todo amante del género Death Metal old school este será uno de sus discos de cabecera y para un verdadero amante del genero de muerte, que no se deja llevar por la pose.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.