Dentro del marco de eventos metaleros de Octubre, uno de los conciertos más importantes y esperados que se tiene para este mes en la capital peruana. Es la llegada de sonidos modernos bajo la organización de Eternal Symphony Etertaiment, teniendo en este festival a eminencias europeas de inicio de los 90’s como lo son los suecos de In Flames y los griegos de Septic Flesh. Quienes estarán descargando sus nuevas producciones en estudio de “Battles” (2016) y “Codex Omega” (2017). Además que dentro de este combo de eminencias, se tiene a Fleshgod Apocalypse. La banda revelación que desde su disco “Agony” (2011) comenzó a escalar con su manera de ejecutar Brutal Death Metal con tintes neoclásicos y barrocos en el teclado, aunando voces operísticas en momentos exactos para que su música comience a ser un hibrido entre lo extremo y barroco de la música en general.

Entonces, recopilando información acerca de todas las bandas. Se denota que las tres bandas pasaron por cambios que tienen fanáticos y detractores al momento de comparar su música desde su primer álbum al último. Lo cual es pan de cada día en el mundo actual, porque son pocas las bandas que pueden mantener a los mismos seguidores desde que estas comenzaron su recorrido sea en los 90s o esta última generación; por lo tanto, que se sabe en realidad de las tres bandas y porque se cree que las bandas se tocarán temas de discos viejos. Si dentro del marco global metalero, las tres bandas tuvieron cambios marcados y que determinaron su camino a seguir hasta estos últimos años. 

Es así que Dargedik realiza una pequeña actualización de las tres bandas, para que nosotros los fanáticos sepamos con que sonido están llegando las tres bandas y podamos vitorear a voz en cuello lo nuevo de las tres bandas.  



In Flames: La transformación del sonido de Gotemburgo. 

Desde su nacimiento en 1990 y bajo la tutela de Jesper Strömblad, siempre se tuvo esa inclinación melódica y blacker que determinaría un inicio regular para su primer disco "Lunar Strain" en 1994, que al fin y al cabo era un sonido que se alejaba de lo hecho por otras bandas, especialmente del sonido Dissection y Dawn. Pero luego de 2 años, In Flames reaccionaría de mejor manera y Jesper ya no estaría solo para “The Jester Race” (1996) y reclutaría a; Anders Fridén para las voces y Björn Gelotte en la batería y la otra guitarra. Es ahí donde el sonido de In Flames ya se define completamente para su primera época y es debido a ello que salen discos como; “Whoracle” (1997) y “Colony” (199). Siendo este último otro ícono dentro de su carrera y la adición de Daniel Svensson en la batería y Peter Iwers en el bajo. Quienes complementarían aún más el sonido de esta máquina sueca que cada vez más comenzaba a tomar presencia en el mundo y ganaba más adeptos del género melódico. Es así que sale “Clayman” (2000), disco que demostró el inicio de lo que se vendría con In Flames y la voz de Anders Fridén comenzaba a tener características personales que mejoraban el sonido de los suecos. Porque dentro de este disco es que se desligan poco a poco de su sonido melódico y comienzan a adentrarse dentro de ese sonido Groove moderno que marcaría su segunda etapa. 

Luego de dos años y después de lo plasmado en el 2000, In Flames se lanzaría una bombaza para el mundo metalero, debido a que “Reroute To Remain” (2002) era todo lo opuesto a sus discos antecesores y tenía ese punch para que el mundo heavy metalero los reconociera como la banda del nuevo siglo y como alguna vez lo dijo Kerry King en una de sus tantas entrevistas “Son los nuevos Iron Maiden de nuestro siglo”. Es así que, con una alineación concisa y bajo un nuevo estandarte metalero. In Flames comenzó a sacar discos que estaban por encima de su vieja influencia y esta vez era una banda distinta que traía entre manos un sonido que nadie había desarrollado en su momento y gracias a ese ímpetu por seguir cambiando de sonido se lanzaron porotazos de álbumes como; “Soundtrack to Your Escape” (2004), “Come Clarity” (2006) y “A Sense Of Purpose” (2008). Donde todos los temas de esos discos hablaban por si solos y no dejaban esa caña Groove Sueca que hizo temblar los cimientos del Heavy Metal. 


Pero todo lo que hizo crecer a In Flames como una de las mayores propuestas dentro del Heavy Metal moderno, comenzó a decaer debido a que Jesper Strömblad se retiraba de la banda y era quien le aportaba ese sonido metalero a la primera y segunda época. Los motivos que se hicieron públicos fueron que tenía problemas con las drogas y luego de años salieron los problemas que hubo cosas internas que ayudaron a su salida de In Flames. Entonces, para suplir la ausencia de Jesper en la banda y demostrar que las cosas seguían intensas. Los suecos lanzan al mercado “Sounds of a Playground Fading” (2011), con el cual demostraban que no estaban sufriendo compositivamente; pero que al mismo tiempo, comenzaban a incursionar con sonidos más alternativos y rock. La cual dio inicio a su tercera época que se alejaban del sonido metalero moderno reconocido por los medios especializados y brindaban otro hibrido que tenía pocas cosas reconocibles y los discos que vinieron después como; “Siren Charms” (2014) y “Battles” (2016). Disco que son las muestras claras de un In Flames más alternaivo y rock y con el cual están viniendo a Sudamérica. 

Actualmente la banda en sus presentaciones globales escoge por tocar temas de su última época, brindar algunas pinceladas de su segunda período y por ahí añadir alguna canción de su etapa melódica o como lo mencione, de su primer lapso. 

  Septic Flesh: La atmosfera helénica que se fusiono con el lado extremo 


Recuerdo con exactitud la primera vez que escuche a los griegos de Septic Flesh con su EP “Temple of the Lost Race” (1991), donde su música era primaria y sin ningún tipo de teclado, pero con un baterista humano hasta esa fecha. Porque luego la banda comenzaría a evolucionar de manera agigantada con su disco “Mystic Places of Dawn” (1994) y con una batería electrónica que tenía un perfil bajo para que no se notará dentro de la inmensa instrumentalización que utilizaban Spiros, Sotiris y Chris. Siendo una de las pocas bandas que se disparó instantáneamente a formar parte de algo nuevo y distinto, conteniendo más trabajo compositivo y donde no solo estaban involucradas cuerdas o una batería electrónica. Sino una inmensa gama de instrumentos creados a base de sintetizadores que eran simplemente adelantados para su época. 

Entonces la banda continúo con su proceso de composición y seguía creciendo musicalmente dentro de una época que pocos comprendían su música, pero los que lograban comprenderla sentían en cada una de sus producciones como; “Έσοπτρον” (1995) y “Ophidian Wheel” (1997) algo que no se había escuchado antes. Y con el ultimo disco se puso un poco más movido y con el cual comenzaban a fusionarse mejor con sonido más pulido y esta vez añadiéndole solos Iron Maiden-nisticos que creaban otra atmosfera en esta banda griega, que no se puede catalogar dentro de un mismo estilo y con la único que se podía asociar era con el lado Avantgart de género. Y es debido a ello que sale “A Fallen Temple” (1998) que continua dentro de su antecesor álbum embelleciendo su contenido con solos pegajosos que eran marca de Septic Flesh y siguen siendo hasta hoy en día. 

Después de casi 10 años sin tener un baterista real en sus composiciones, Septic Flesh decide contratar a uno de sesión para su nuevo disco “Revolution DNA” (1999) y gracias a esta incursión es que la banda cambia de sonido y pisan toques medio industriales que denotan una mejora sustancial dentro de su música pero que al mismo tiempo comenzaba a ganar detractores que querían que siga haciendo lo que hizo en discos pasados. En lo personal, con este disco la banda comenzó a crecer mucho más musicalmente, dando hincapié al nuevo siglo y con ello comenzar su etapa de mayor crecimiento musical y al mismo tiempo ser un disco experimental dentro de la propia carrera de los griegos. Pero el verdadero cambio de Septic Flesh dentro del nuevo siglo, haciendo su instrumentación mucho más monstruosa fue en “Sumerian Daemons” (2003). Disco que marcó esa propuesta industrial y extrema que solo Thorns y Tidfall tenían entre manos en Noruega desde años posteriores y por ahí añadirle toques Cradle Of Filth-isticos.

Es así que los griegos comienzan a explorar ese camino extremo dentro su inmensa instrumentalización, componiendo discos como “Communion” (2008), “The Great Mass” (2011), “Titan” (2014) y su última placa “Codex Omega” (2017). Con la cual mezclan sus dos etapas y demuestran mucho más contextos musicales que en discos antecesores, siendo una de las mayores preguntas. Será posible hacerlo en vivo toda esa orquestación que se encuentra dentro de su nuevo disco y previos álbumes??... Pues la respuesta y para que no te quedes con la curiosidad, asiste este 26 de Octubre al festival que se dará lugar en la discoteca Mangos.  
 
Fleshgod Apocalypse: Cuando la tecnicidad del Brutal Death Metal se roza con la música clásica. 


Uno de los detalles que se tiene que resaltar es que todas las bandas que practiquen Brutal Death Metal dentro del globo terráqueo siempre tuvieron y tendrán un nivel técnico que viene arraigado al estilo desde que nació Suffocation, Broken Hope, Deeds Of Flesh y Cryptopsy. Entonces, por ende no es necesario mencionar que una banda X por tener pocos toques limpios como Death, Atrocity, etc. Se denomine Technical Death Metal como si fuera una moda y no un uso correcto de la denominación de lo que significa. 

Aclarado ese tema, los italianos de Fleshgod Apocalypse comenzaron de la mano de Francesco Paoli, quien fue ex-Hour of Penance a inicios del nuevo siglo, pero durante su estancia estuvo más relacionado en las guturaciones. La cual dejo de lado por meterse de lleno a los parches de su nueva banda; teniendo su primera aparición como baterista en el mundo extremo con “Oracles” (2009). Donde era Brutal Death Metal al mango y con introducciones de óperas italianas que le daban un detalle resaltable, pero nada que alguna otra banda del nuevo siglo no pudiera hacer. Es así, que esta banda italiana comienza su propia experimentación en poco tiempo y a los dos años sale “Agony” (2011). Disco que los lanzó a los mejores escenarios metaleros de Europa y los posicionó dentro de las revelaciones de este siglo dentro del lado extremo, pero con pinceladas de música clásica. Las cuales hacían de su música un deleite completo de contextos musicales que se fusionaban en una abarrotada escena extrema que tuvo como máximo exponente a estos italianos con tremendo desenvolvimiento musical que se dio el 2011. 


Siendo una banda joven dentro del ambiente Brutal Death con pinceladas de música clásica por la incursión de los teclados y voces operísticas. Es todavía muy temprano predecir su camino en años venideros, pero la muestra en “Labyrinth” (2013) y “King” (2016). Denotan que se pueden poner muy empalagosos con el tema instrumental como pasó en su disco del 2013, como también salir de su gran éxito no los dejará crecer musicalmente, porque con su disco del 2016 reafirman su camino trazado en el 2011. Pero frente a todos los análisis, se puede decir que están llegando a nuestro país como una banda sólida y en el punto máximo de su carrera. 


En definitiva un evento que tendrá un público variado y lleno de muchos adeptos a bandas de este calibre y que quizá pueda abrir un agujero dentro de una escena enfrascada en lo tradicional del Heavy Metal y quien sabe que si todo le va bien a Eternal Symphony Entertaiment, esta productora pueda traer a bandas como Fear Factory, Meshuggah, Gojira y muchas más que son las cabezas del metal actual en Europa, Estados Unidos y Japón. Así que vamos a llenar la discoteca Mangos, porque de este evento depende que se crea en esta productora para ver lo que realmente pasa en otros paises con respecto a esta cultura Heavy Metalera!!!

Para mayor información del evento entre a este enlace: 


Página en Facebook de la productora:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.