Amon Amarth trajo la fiesta vikinga a Lima
Estamos más que satisfechos, no solo porque una banda de la talla mundial de Amon Amarth haya tocado en Lima, si no también, el tener a un personaje legendario del black metal, el ahora solista Abbath. Ambas bandas llegaron en su mejor momento y Perú no tuvo que esperar muchos años para verlos en directo y que mejor con un gran sonido, luces, escenario y sobre todo un público que supo responder al metal que se está haciendo en la actualidad.


Desde su anuncio, esta dupla como cartel en un solo escenario era más que sorprendente, los fanáticos de todo el país estaban a las expectativas y esto se hizo realidad desde muy temprano cuando todos hacían sus colas para entrar al C.C. Barranco (el local que finalmente dio lugar al evento). Ese momento y el mirar de todos los presentes en la cola eran un preámbulo de lo que nos acontecería más adelante.
Un carismático Abbath dando su primer concierto en Lima
Diversos fanáticos con sus martillos, sus cascos vikingos y solo pocos fanáticos que asistían pintados las caras en honor a Immortal y al black metal de Abbath hacían su ingreso a la fiesta vikinga como lo llamo más adelante el vocalista Johan Hegg de Amon Amarth.

Con un local lleno Abbath hizo su aparición con su clásico atuendo y el corpse paint que lo caracteriza. Lo mismo hicieron sus integrantes. La banda inició su periplo en Lima con 'To War!' tema que inicia también su primer disco homónimo, disco que salio luego de su partida de Immortal.

Sin duda la banda conformada por Abbath fue una maquina de black metal contundente y sin remordimientos. Y de lejos el carisma de Olve Eikemo (nombre real de Abbath) se llevó los aplausos de sus seguidores, ya que sus gestos y muecas dentro de la oscuridad musical como que causaba risa y curiosidad ya que Abbath con su característica voz gutural expandía miedo pero a la vez una suerte amabilidad.

El setlist de Abbath fue lo indicado ya que estuvo cargado, en la mayoría, de temas de Immortal y que de hecho dejo satisfechos a sus seguidores que fueron justamente para oír los clásicos de su exbanda.

Luego de su gran presentación de casi hora y media, la banda se despide con 'All Shall Fall' con un espectáculo que nos pareció los más cercano de tener a Immortal en Lima.


Y llego la hora. Y exactamente a las 10:30pm un intro épico hicieron que los suecos de Amon Amarth aparezcan subiendo uno a uno al escenario, que a decir verdad era muy bajo para poder apreciarlos sobre todo la gente que estaba en la segunda zona. Aun así toda la legión supo esgrimir sus gritos de batalla cuando entono el primer tema 'Pursuit of Vikings'. La imponente portada de su ultimo disco nos acompañaría hasta el final y seria el señuelo para brindarnos esa mágica suerte de tener por fin a los vikingos del death metal melódico. El balance de temas estuvo bien surtido pasando por las de su reciente disco y las de toda su carrera.

Es inevitable decir que el poder que emana esta banda es sorprendente, Las guitarras disparando melodías contundentes, una batería precisa para darle poder a la voz gutural de Johan Hegg y que nos recordaban a los grandes momentos de gritos de batallas de las películas de vikingos. Pero la noche recién empezaba y los primeros pogos se iniciaron con Amon Amarth. Al parecer los fans se guardaron para los suecos ya que con Abbath solo pudimos corear sus temas.

Johan Hegg levantando el cuerno en raise Your Horns!
'As Loke Falls' dio inicio al pogo que se representó en varios momentos de la noche. Todos alzando sus hachas, martillos y por último sus cervezas servidas en sus cuernos. La fiesta vikinga había iniciado y solo quedaba seguirla con varios himnos como 'The Way of Vikings', 'Deeceivers of Gods', Destroyed of the Universe', 'Death in Fire' entre otros.

Hegg vio gratificante su primera visita a nuestro país en los rostros de cada fan que vitoreaban sus canciones cargadas de mucho metal empastado de historias nórdicas. Cada canción era enaltecida y sin duda esto tuvo su éxtasis en 'Raise your Horns', tema que ya se ha convertido en un ritual para la banda. Y como en toda su gira esta canción sirvió para que todos los integrantes de la banda junto al publico puedan beber del cuerno de un toro y recargar energías. La fiesta estaba por terminar y no podían faltar los temas 'Guardians of Asgard' y 'Twilight of the Thunder God' que sellaron la noche, una noche de fiesta vikinga.

Sin duda fue un concierto inolvidable y de lejos uno de los mejores actos en lo que a metal se refiere. Tener a una banda que esta en su mejor momento es algo que el público peruano no dejó pasar y eso lo demostró con el lleno total del C.C. Barranco.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.