Leo Jiménez hizo delirar a sus seguidores con su potente heavy metal
Este mes de Marzo del 2017 quedará en el recuerdo de quienes gustamos del mejor Heavy Metal Español. Y es que a muchos nos sorprendió el regreso de Ángeles del Infierno luego de 15 largos años pasando de largo por nuestro país, algo extraño teniendo en cuenta la legión de fanáticos que tiene los liderados por el legendario vocalista Juan Gallardo y que llenaron el Festiva el sábado pasado. Pero a mi opinión personal lo que no me esperaba fue el anuncio de la llegada a Lima, por primera vez, de Leo "La Bestia" Jiménez, uno de los mejores vocalistas de hispanoamérica, a quien conocemos por sus discos con Saratoga aunque ahora ya cuente con una carrera solista impecable. En algún momento pensé que se unirían ambos conciertos del fin de semana, sin embargo no fue así, la cercanía de fechas entre conciertos suele jugar en contra y esta vez se notó en la asistencia. Aún así fuimos afortunados de ver a un capo sobre el escenario.
Crownless

Jose Andrea
El evento empezó temprano, lo cual se agradece mucho ya que al día siguiente todos teníamos que trabajar. Luego de las bandas nacionales, José Andrea y Uroboros serían los encargadas de empezar a calentar la noche. La última vez que vinieron los liderados por el carismático ex Mägo de Oz, no salieron las cosas bien debido a la deteriorada salud de José Andrea. Felizmente esta vez no se desarrolló sin ningún problema y José demostró que sigue siendo de las mejores voces de España, claro que está que en su actual banda se van más por senderos del Rock Clásico y Blues y por lo tanto no tiene que esforzar mucho garganta llegando a tonos inalcanzables como lo hacía antes. Con Uroboros ya tienen 2 discos que en verdad han sido toda una revelación, sobre todo el último llamado "Resurrección" fue de lo mejor que se ha podido escuchar dentro del Rock en castellano en los últimos años. Lamentablemente, aquí en Perú, muchos creo que siguen sin asimilar su salida de Mago de Oz, ya que en el concierto el público despertó más cuando cantaron temas de su ex banda, aunque en general en toda la noche, no se notó a la gente muy enganchada con las bandas, a pesar que dejaron todo en el escenario. La banda que lo acompaña, demostró tener gente de primer nivel entre ellos a 2 ex Mago. Entre los puntos altos como siempre están temas de Mago de Oz como El que quiera entender que entienda, La canción de los deseos y Molinos de Viento con la cual cerraron su presentación como suele ser costumbre. Pero de sus temas propios se lucieron con No cuentes con ellos y Resurreción me gustaron mucho. Creo que José Andrea hizo bien en seguir adelante sin crear un clon de Mago de Oz pues su banda actual nos permite disfrutarlo en una faceta más acorde con su actual registro. Como siempre no puede faltar la crítica a Donald Trump y la clase política, los mensajes de apoyo a la comunidad LGBT y las muestras de apoyo a nuestros hermanos que sufren las consecuencias de las intensas lluvias y huaycos. 
Unico en el escenario

No tuvimos que esperar mucho para que salga Leo Jiménez al escenario, con su excepcional voz y rodeado de grandes músicos donde se luce bastante el baterista Carlos. Al igual que José Andre, me parece bien que no haya regresado a Saratoga y es que Leo luce feliz y cómodo con sus proyectos solistas donde da rienda suelta a su creatividad tomando sus influencias principalmente de vertientes más extremas dentro del Metal. De arranque nos puso a sus pies con un gran tema como lo es Desde Niño con una letra con la cual muchos nos identificamos por cómo empezamos a escuchar Rock y Metal. No faltaron temas muy heavies, como los que hizo con 037, temas como Condenados, Volar y mi favorita Caminos de agua nos pusieron a mover las melenas y Leo demostró toda su potencia, aquella que pocos vocalista pueden replicar en vivo como él lo hace. Pero otros temas como Soy Libertad e Hijo de la Luna nos mostraron por ratos la faceta más dura de Leo en donde se luce con unos guturales que demuestran que tiene gran dominio de su voz. El baterista Carlos Espósito tuvo tiempo de lucirse con un solo de batería luego del tema No hay más canciones para ti donde demostró por qué La Bestia le confió esa difícil labor, tremendo músico. Leo también se dio tiempo para dar un mensaje de apoyo a las víctimas del Niño Costero y nos prometió que no sería la última vez que lo veríamos por aquí. El lado más sentimental sin duda lo pusieron Caballo Viejo que es de lo mejor de su último álbum y su clásico Parte de Mi que todos coreamos, un tema que compuso para su abuelo cuando estaba en Saratoga. La noche cerró con 2 temas que no dieron tregua, Vientos de Guerra y Resurreción de Saratoga, claro está previamente Leo explicó que ama a su antigua banda pero que siguen en actividad y por respeto a eso prefiero no tocar muchos temas de Saratoga. Está de más decir que se armó el pogo y muchos nos quedamos sin voz tratando de imitarlo. Es cierto la voz de Leo ha cambiado mucho, quizás ya no nos regala esos tonos altísimos, pero lo compensa con su versatilidad y potencia que ha ido ganando con los años, sobre todo con una gran presencia en el escenario, por todo ello sigue siendo quizás el mejor vocalista de hispanoamérica. Mi única crítica sería a la gente que no respondió del todo bien, por ratos se apagaban a pesar que Leo los invitaba a hacer más ruido, ahí sí quedamos en deuda en comparación a lo que fue su presentación previa en Chile.

Tremendo concierto donde tuvimos a estos 2 grandes vocalista en acción, una pena que muchos se lo hayan perdido pues difícilmente se ve esto. Ya pudimos ver a Saratoga con un Tete endemoniado en Lima y la asistencia también dejó mucho que desear. Ahora por fin tuvimos a La Bestia y nuevamente fallan los fanáticos, fuera de eso tremendo concierto y muy bien organizado, la puntualidad siempre se agradece. Esperemos que regrese Leo y que este sea el comienzo de más conciertos con bandas españolas aquí en Perú.














Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.