Sirenia y Lacuna Coil se juntaron el martes 14 de marzo para un festival de voces femeninas que derrocharon mucha fuerza y energía.

Extrañamente, Sirenia abrió el concierto antes que las bandas invitadas Ni Voz Ni Voto y Crownless. Sin embargo, esto se debió a que el grupo noruego debía estar en el aeropuerto a la medianoche. 

Luego de seis años, Sirenia volvía a tocar en nuestro país e inició su segunda presentación con Serpent del disco "The Seventh Life Path". Desde el inicio se pudo notar la calidad vocal de Emmanuelle, a quien se le podía escuchar con suma claridad. Luego siguieron las canciones Lost in Life y Dim Days of Dolor, esta última de su más reciente producción que lleva el mismo nombre. Sirenia continuó su presentación con My Destiny Coming to Pass y Goddess of the Sea, que también pertenece a su reciente álbum. Inmediatamente después sonaron Cold Caress y Treasure n' Treasure. Luego, Morten Veland anunció que tocarían una canción que compuso hace mucho tiempo. Se refería a Meridian, que pertenece al disco debut "At Sixes and Sevens". La banda continuó su presentación con Ashes to Ashes, The End of it All, Elusive Sun, My Mind's Eyes, The Other Side y se fueron a dar un corto descanso. Al retornar al escenario sorprendieron a todos los seguidores, pues los integrantes (excepto Morten) llevaban puesta la camiseta de la selección de fútbol con sus respectivos nombres. Esto generó la emoción y los gritos de la gente. Un rato después Morten explicó la razón por la cual no llevaba la camiseta: le habían entregado una talla muy pequeña. Finalmente, Sirenia cerró su presentación con The Path to Decay y la canción que días antes se rumoreaba que tocarían: My Lost Lenore, un tema clásico de Tristania que compuso el mismo Morten Veland. Un verdadero final de lujo que preparó Sirenia y que extasió a los seguidores.


Inmediatamente después tocaron las bandas invitadas. Inició Ni Voz Ni Voto y luego de una corta presentación de cinco canciones cedió el espacio a Crownless. La banda de metal sinfónico dio un pequeño regalo a los asistentes al tocar Stargazers de Nightwish. Cabe mencionar que Crownless empezó a tocar (en el escenario superior) mientras se colocaban los instrumentos para Lacuna Coil. Aunque esto redujo los tiempos de espera entre banda y banda, al parecer hubo cierta incomodidad porque interrumpió a los ayudantes de la banda italiana, quienes hacían la prueba de sonido.

Luego de culminar Crownless y de varios minutos de prueba de sonido, Lacuna Coil salió al escenario en medio de las muestras de emoción de los seguidores.


El grupo italiano comenzó su presentación con todo, con mucha energía. Primero tocaron Ultima Ratio de su último disco "Delirium" y luego Spellbound, Die & Rise y Kill the Light. Se sentía la gran pasión y las fuerzas que le ponían tanto Cristina Scabbia como Andrea Ferro. Sin embargo, la voz de este último casi se perdía con el sonido de los instrumentos, un problema que se llegaría a solucionar casi al final del festival. Lacuna Coil continuó con Blood, Tears, Dust, otra canción de reciente producción. Tras unos breves comentarios, Cristina presentó Victims, tema al cual le siguieron Ghost in the Mist, My Demons, la popular Trip the Darkness y Senzafine. Luego, Cristina preguntó si había seguidores "old school" de la banda, a lo que los presentes respondieron con un grito en forma de afirmación. Así, la banda tocó Swamped, un viejo clásico que puso a disfrutar a la gente. Este clásico le siguió un tema nuevo: Downfall y luego dos temas clásicos: Our Truth y Enjoy the Silence; este último un cover de Depeche Mode que se volvió muy popular y que el público acompañó cantando. Luego, Cristina pidió que todos repitamos una y otra vez "we fear nothing" (no tenemos miedo a nada) para dar lugar al tema Nothing Stands in Our Way. Al finalizar, la banda se tomó un breve descanso. Lacuna Coil retornó con Delirium, el tema clásico Heaven's a Lie, el cual puso la gente a cantar con pasión, y finalmente culminaron con la potente The House of Shame. Lacuna Coil se entregó al máximo, interactuó mucho con el público y estos respondieron retumbando el local con el "ole ole ole, Lacuna Coil".


Este festival será recordado como el día en que Sirenia y Lacuna Coil se unieron para un espectáculo sin precedentes.

¿Quieres ver más fotos y recordar esa noche inolvidable? Ingresa a nuestra galería de fotos.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.