El diablo fue la causa de la censura en álbum Sabbath Bloody Sabbath (Sábado, sangriento sábado) del grupo Black Sabbath, compuesto en parte en las mazmorras del Castillo de Clearwell que habían alquilado para la ocasión. Su edición internacional mostraba en la portada a un hombre acostado que semeja sufrir una pesadilla en la que se le aparecen unos demonios en forma de seres humanos, desnudos. El demonio, con el número de Satanás bien visible, el 666, presidía la imagen con los brazos extendidos a su alrededor.

En España se reemplazó por la fotografía de la contraportada del original, que era justo el reverso de la anterior, con un hombre que da la impresión de estar en su lecho de muerte y varias personas a su alrededor velándolo, con lo que se eliminaba así su posible relación con el título. En la contraportada española, al haber sido empleada ya la imagen que aparecía en la contraportada de la edición internacional, y con el objeto de no repetirla, se diseñó un fondo blanco con los datos de las canciones recogidas en el disco y de la grabación, que no era otra cosa que los créditos de la contraportada original agrandados.

 

Publicar un comentario en la entrada

Con la tecnología de Blogger.