Gene Simmons sufrió un percance en el más reciente concierto de Kiss en Bozeman, Montana. El músico de 66 años preocupó a sus fans cuando, en medio de la interpretación de “Rock And Roll All Nite”, cayó de espaldas y tuvo problemas para ponerse de pie. Simmons tuvo que ser auxiliado por un miembro del equipo de producción, aunque parece que le hubiese gustado más ponerse de pie solo. El hecho ocurrió cuando el bajista retrocedía, sin apartar la mirada del público. Por esta razón, no recordó que atrás había un peldaño. Los zapatos de plataforma que llevaba puestos tampoco le ayudaron. Tras el incidente, Gene siguió tocando sin ningún problema y todo parece indicar que el “accidente” no fue grave.

 

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.