Y es que el rudo y violento sonido de SLAYER no respeta ni los juguetitos de tus sobrinos. Mira este video donde lo inocente que pudieron ser estos juguetes musicales se han convertido en un detonante y placer para nuestros oidos metaleros.

Con la tecnología de Blogger.