noviembre 01, 2012
Mitch Lucker, líder y vocalista de la banda de deathcore Suicide Silence, ha fallecido esta mañana debido a las graves heridas sufridas en el accidente de moto en el que se vio involucrado el miércoles por la noche. Aún se están investigando los detalles del suceso, ocurrido poco después de las 9 de la noche en Huntington Beach, California. El joven, de 28 años, fue hospitalizado inmediatamente después del accidente, y el juez ha declarado la muerte del cantante a las 6:17 de esta mañana, en UCI Medical Center de Orange County. El vocalista era padre y tutor de una niña de cinco años, fruto de su relación con Jolie Lucker, su esposa desde 2010.
 
Lucker era un fanático de la velocidad y las motos, tal y como se puede ver a traves de su aún abierta cuenta de Twitter, y había declarado más de una vez que “preferiría morir encima de una moto que vivir en una vida llena de asquerosas mentiras”. En el último tweet que publicó, el cantante subió una foto suya disfrazado para Halloween, bajo el título “The dead are living...” ("los muertos viven"), ya que, al parecer, se dirigía a una fiesta cuando sucedió el fatídico accidente.
 
Su muerte ha generado gran revuelo en el mundo del metal. Tanto sus compañeros de banda como su discográfica, Nuclear Blast, han colgado un mensaje en Facebook y Twitter, anunciando la triste noticia. “Mitchell Adam Lucker siempre estará en nuestros corazones. Te queremos, hermano”. Además, han invitado a todo aquél que quiera a poner velas en Huntington Beach por la memoria de su fallecido líder.

Suicide Silence se formó en 2002 en Riverside, California, y actualmente es una de las bandas más reconocidas del deathcore. Con tres discos de estudio en su haber, siendo The Black Crown el último, publicado en 2011, el quinteto californiano estaba a punto de comenzar la gira Monster Energy Outbreak 2012, junto a Asking Alexandria, As I Lay Dying, Attila y Memphis May Fire, que les llevaría por tierras norteamericanas durante los meses de noviembre y diciembre.
  


Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.